Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión

La formación del buen ciudadano

Diana Brown
15 de agosto, 2017

“El objetivo de la educación es la virtud y el deseo de convertirse en un buen ciudadano.” Platón.

Educación cívica se relaciona directamente con la identidad de una nación y el comportamiento de sus ciudadanos.  Como en cualquier ámbito de vida y disciplina académica, entre más información se conoce en un marco teórico y las experiencias cercanas y a las que se pueden consultar,  proveen parámetros de comprensión, que idealmente llevan a análisis y como resultado guían las acciones resultantes.  Lo dijo el filósofo inglés Thomas Hobbes (1588-1679) “El conocimiento es poder”. El conocimiento ubica a la persona, permite la mirada madura y puntual de su lugar  en un ambiente y jerarquía, y permite la construcción de rutas para el arribo a cualquier meta establecida.

En medios de comunicación social se comenta sobre las capacidades de los servidores públicos, burócratas, y los políticos y  aspirantes a asumir estas oportunidades de servicio público. Si bien es cierto que existen carreras universitarias de ciencias políticas, el sentido de pertenecía y orgullo nacional no puede nacer el día que se ingrese al estudio superior de una carrera; esta pertenencia y orgullo, identidad y reconocimiento, debe nacer en el hogar, y crecer dentro de las aulas de la educación primaria y secundaria.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

A pesar de que las comparaciones en general no gozan de los mismos estándares ni culturas; sí los preceptos básicos tienen elementos en común. En este caso es el conocimiento de estructuras de gobernanza macro y micro para así lograr la deseada mirada consciente de dónde, cuándo y porqué. Se observa en la organización escolar de los Estados Unidos de América del Norte los  programas de estudios sociales dedican tiempo desde los grados elementales en del desarrollo de las teorías de gobernanza, la estructura de la administración pública  desde el nivel municipal,  estatal, y federal,  y la ubicación de su nación dentro de la estructura mundial, observando las distintas figuras de conducir el quehacer de un país. Se recorre la historia mundial , no solo por el peso e importancia de los eventos que influyeron al mundo, también con la visión de la efectividad de los estilos de gobierno y su impacto global.

De acuerdo a documentos curriculares, se observa el objetivo de la asignatura de los estudios sociales:  “El desarrollo de competencia cívica requiere la comprensión del fundamento del pensamiento político, y el desarrollo histórico de las distintas estructuras de poder, autoridad y gobernanza. Además requiere el conocimiento de las funciones de las estructuras en la sociedad estadounidense contemporánea, como también las de otros lugares en el mundo.” (La traducción es propia; sitio web: https://www.socialstudies.org/standards/strands#6 )  Continua la exposición de motivos con la finalidad de que el estudiante finalice su carrera escolar con los conocimientos cívicos afianzadas, para poder ejercer el derecho de sufragio totalmente consciente de los derecho y obligaciones, y resultados, y tener la opción de postularse para cualquier puesto público con comprensión de las obligaciones a que se compromete. La continuación de la profesionalización entonces se encuentra en la educación superior, o en estudios de ciencias políticas o carreras afín.

El Currículum Nacional Base (CNB) de Guatemala contempla la Formación ciudadana.  En la búsqueda de los preceptos formadores de la educación cívica, (en el sitio web http://cnbguatemala.org que allí indica que cuenta con el aval del Ministerio de Educación MINEDUC), se encuentran los recursos y competencias por grado, con los saberes declarativos establecidos. (http://cnbguatemala.org/wiki/Formación_Ciudadana).  Se observan las temáticas allí descritas; se resumen en los hechos históricos de Guatemala, los derechos humanos adquiridos, el respeto al medio ambiente, la preocupación por la salubridad y en la relación de los cuatro pueblos, todos temas importantes para la comprensión de cómo se encuentra Guatemala en este momento, y desde el punto de vista de la historia. Un contenido valioso e importante.

Sin embargo,  no se describe la descripción de las formas de gobierno, cómo se comprenden los distintos niveles de gobierno, la participación ciudadana, y cuáles son los requisitos para ser un participante en la política nacional.   Estas competencias ciudadanas son cardinales para la formación de representativos conocedores desde las instancias locales y nacionales. En  la proyección de formación ciudadana en Australia, que goza de una multiculturalidad semejante a  Guatemala,  se comparte la siguiente meta educativa: “Nuestras escuelas producen ciudadanos activos e informados por medio del conocimiento y comprensión de la sociedad Australiana, nuestras instituciones, valores y herencia histórica.”  (https://education.nsw.gov.au/curriculum/civics-and-citizenship)

Ahora, se encuentra en revisión el CNB en el nivel de Primero básico. El momento de crear un programa de formación ciudadana con la misión de fortalecer las instituciones de gobernanza y profundizar el conocimiento político de los estudiantes es ahora. Con un conocimiento profunda se podrá apoyar una formación de futuros lideres de la nacional, lideres a nivel municipal, departamental, para el Congreso, Ministros y Presidencia.  “El conocimiento es poder” .  Se debe aprender del ejemplo de otras naciones y apostarle a la formación ciudadana que proveerá ciudadanos preparados para asumir la dirección de la patria.

República es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR