Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Dimes y diretes sobre el #IvanSeLarga

Redacción
24 de agosto, 2017

Otra bomba política que estalla frente a nuestras caras. Escándalo mediático y propagandístico. Se filtra un supuesto plan del Presidente Jimmy Morales para pedirle al Secretario General de la ONU que remueva y cambie a Iván Velásquez como jefe de la CICIG en Guatemala. Hoy, en unas horas tendrá lugar la reunión en Nueva York. En unas horas conoceremos el desenlace del asunto.

Antenoche la Fiscal General Thelma Aldana filtraba en redes sociales y medios de propaganda, perdón, de comunicación, el tremendo notición. Inmediatamente dice la Fiscal que si remueven a Velásquez, ella renunciará, ¿Un combo 2 x 1?

Y se armó la de Troya pues… no esperamos muchos minutos para leer en Twiter, Facebook y en Whatsapp, notas de apoyo al Comisionado y de condena y amenaza al Presidente por parte de personajes de la calidad de Sandra Torres, Solórzano Foppa, Xabier Soria, Iduvina Hernández y Rigoberta Menchú, entre otros. Comunicados de apoyo a Velásquez de varias instituciones estatales, del mismo Canciller Morales, de ONGs de extrema izquierda y hasta del flamante Cacif-Fundesa y rematándose la faena con un comunicado de la propia ONU.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Vaya lío en que se encuentra el Presidente. Lo interesante es saber ¿Cómo se enteró Thelma Aldana del contenido de la reunión del Presidente con el Secretario General de la ONU? ¿O fue solamente una suposición que la espantó y puso el grito en el cielo? ¿Tiene el Presidente escuchas y espías de la CICIG y el MP? ¿Fue indiscreto el Presidente? O peor aún, ¿se deja llevar Thelma Aldana por nortes salidos de un “periodista” que publica dimes y diretes a diestra y siniestra, sin importar si son o no difamatorios? Mucho ojo, que la Fiscal puede haber incurrido incluso en delitos contra el orden constitucional y contra la institucionalidad de la Presidencia de la República. Colegas penalistas, ¿Qué piensan?

Con la grandes diferencias del caso Pérez-Baldetti, quienes quizás fueron los gobernantes más corruptos de la historia de Guatemala, y que a todas luces merecen estar donde están, lo cierto es que recordando 2015, nos encontramos con un déja vu: el entonces Presidente Otto Pérez vaciló en renovar el mandato de la CICIG, la ciudadanía tomó la plaza y al poco tiempo “le echaron el guante”. Desde entonces no se ha vuelto a ver suelto en las calles de la gran ciudad. Hoy varios grupos políticos de extrema izquierda como Fundación Mirna Mack, el GAM, Codeca, #JusticiaYa y Semilla están prácticamente amenazando en convocar para tomar la plaza y pedir la renuncia del Presidente.

O ¿Podría ser una cortina de humo? Puede ser. Ayer mismo el diputado Juan José Porras manifestó que se instalaría la mesa para continuar con la discusión de las reformas constitucionales. ¡Qué casualidad! Recordemos que el Presidente y la bancada FCN NACION no ha apoyado las reformas impuestas por CICIG. Y hoy mismo el TSE inicia el proceso de cancelación de dicha organización política.

Queda más que demostrado que todo lo que sucedió desde anteayer, la filtración del chisme de remoción de Velásquez, la convocatoria a manifestar y pedir la renuncia del Presidente, retomar el tema de las  reformas constitucionales y la cancelación del partido oficial, es un plan bien orquestado por la extrema izquierda de tomar el poder. Quitan a Jimmy Morales, sube Jafeth Cabrera con un Vice impuesto por los zurdos, luego se deshacen de Cabrera (porque también lo tienen investigado y machucado) y sube de Vice otro u otra zurda. Plan Valquiria a la Tortrix. Un golpe de estado llevado a cabo con maestría. Tormenta Roja.

Para mientras, Sandra Torres, la operadora política de la ONU-CICIG-ROBINSON, y su partido político, la UNIDAD NACIONAL DE LA ESPERANZA –UNE- campando libremente como héroes y socios de los verdugos.

Una justicia selectiva no es justicia. La República está en grave peligro de caer. La mayoría de la población estamos en contra de la corrupción. Tenemos a nuestra disposición las instituciones de justicia para manejarlas como guatemaltecos, para hacerlas funcionar. La CICIG es un ente interventor que debería darnos vergüenza como ciudadanos de este país. Permitir que un monstruo burocrático internacional como la ONU haga y deshaga ideológica y sesgadamente en nuestra tierra es bochornoso y humillante. Si no podemos ocuparnos de nuestras propias instituciones y de la justicia, estamos condenados a la peor de las suertes, con todo merecimiento.

Aparte, el poder corrompe cuando está concentrado como hoy lo ostenta la CICIG. Imagínese usted lector si se atreven a hacerle esto al Presidente de la República, ¿Qué no podrían hacer contra un ciudadano común y corriente como usted y yo? Ir contra estos poderes oscuros puede concluir en que tal vez la próxima vez que yo escriba, sea una nota desde la prisión y no una columna de opinión.

¡Abramos los ojos!

República es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR