Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Declaración de derechos humanos, a lo chapín

Carolina Castellanos
04 de agosto, 2017

Con esto de la visita de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, pensé que de pronto era prudente redactar una declaración, a lo chapín, de los derechos humanos.

  1. Igualdad ante la ley para todos, incluyendo a los militares. Los indígenas no tienen más derechos que los no indígenas, ni ninguna otra minoría (sí, los indígenas son minoría en Guatemala). Los privilegios fiscales y otros, son para todos o no son para ninguno. La sociedad civil no tiene más derechos que el sector privado.
  2. Todos tenemos derecho a transitar libremente por donde queramos con las únicas limitaciones que nos da la ley de tránsito y otras leyes pertinentes. Los que impidan esa libertad deberán quedar sujetos al rigor de la ley, aunque deban ir al estadio a cumplir sus condenas por no haber suficiente espacio en las cárceles. De ser así, tendrán derecho a que se les pongan carpas para no violar sus derechos a no mojarse bajo la lluvia.
  3. Todos tenemos igualdad de derechos a tener tierra, siempre que tengamos el dinero para comprarla. Nadie tiene derecho a que se le expropie para regalársela a otro porque, pobrecito, no tiene. La expropiación solo se dará bajo las condiciones que dicta la ley de la materia. No hay tal cosa de tierras ancestrales ni derechos adquiridos por su condición de etnia, género, edad, nada.
  4. Los niños tienen derecho de no ser expuestos y usados como escudos en los bloqueos, manifestaciones, invasiones de tierras y otros ilícitos. La PDH tiene la obligación de ir a un tribunal de familia y pedir al juez que le quiten los niños a sus progenitores y de enviar a éstos a la cárcel.
  5. Todos tenemos igual derecho a la vida y a ser protegidos y defendidos por las autoridades competentes. Está garantizado en el artículo 3 de la Constitución. No se vale defender más a unos que a otros.
  6. Todos tenemos libertad de expresión, por cualquier medio. Eso no da derecho a descalificar a la persona solo porque opina diferente. Ni decir que, quien esté en contra de “mi opinión”, es porque apoya la anarquía, la corrupción u otros flagelos. Los ataques personales y las descalificaciones se dan cuando no hay argumentos.
  7. Las autoridades policiales no podrán presentar de oficio, ante los medios de comunicación social, a ninguna persona que previamente no haya sido indagada por tribunal competente. Este es el artículo 13 de la Constitución de la República de Guatemala. Aunque nos caiga mal el detenido, aunque creamos que se lo merece y hasta disfrutemos de verlos enchachados, nadie debe violar la ley.
  8. Tenemos derecho a que nadie invada nuestra propiedad y a que las autoridades competentes hagan lo que corresponda para sacarlos de allí. No hay tales de “pobrecitos, escuchémoslos”.  El respeto a la propiedad privada es fundamental.
  9. Todos tenemos derecho a elegir y ser electos, pero nadie tiene derecho a que se le elija por medio de cuotas solo porque es mujer, indígena u otro. Los puestos se ganan, con trabajo y esfuerzo.
  10. Todos tenemos RESPONSABILIDADES. No hay tal cosa de derechos sin responsabilidades. De lo contrario, es libertinaje, lo que se convierte en vandalismo, anarquía, etc. Todo acto tiene consecuencias, positivas, negativas, neutras, pero las tiene, siempre.  La principal responsabilidad es asumirlas.

Seguramente hay muchos más artículos que agregar. No pretende volverse ley ni nada por el estilo, solamente hacer conciencia de lo que debemos respetar y cumplir en nuestra convulsionada Guate.

República es ajena a la opinión expresada en este artículo

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER
SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR