Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El colapso profundo del Sistema Penitenciario

Antonio Melgar
08 de agosto, 2017

Las actuaciones que se desarrollan en el sistema de justicia de Guatemala, recaen en un debilitado Sistema Penitenciario, y en ese sentido es difícil dimensionar el hacinamiento que se da en las cárceles del país.  Con los años la situación se ha complicado y más cuando nos dicen sin ninguna intención de ocultar la realidad que las condiciones son deplorables, y eso es algo que las autoridades han tenido presente, y hasta ahora nadie ha logrado contenerlo.

En las cárceles del país, existen muchos problemas y todo esto aunado a un sistema que no encuentra el rumbo en la administración, porque la falta de recursos puede ser una de las complicaciones, además que el control de las cárceles en realidad está en manos de los reclusos, que desde adentro hacen lo que quieren.

Y es por eso que es urgente que las autoridades sean las que tomen acciones a fin de recuperar los centros de detención, porque hoy por hoy, es un sistema en colapso que solo fomenta la corrupción, y sin ir muy lejos veamos los últimos incidentes violentos que han cobrado la vida de varias personas en las cárceles, esa por ejemplo es una muestra de un sistema podrido y corrupto.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Dicha institución entonces es un estado de precariedad que solo se solucionará con una reestructuración del sistema débil y con poca fuerza  que permite fácilmente que se aglutinen aquellos que se aprovechan con sus poderes ocultos de someter al país a su antojo.

Cuando se habla de todo esto, es inevitable no mencionar a Byron Lima quien se ha vuelto en un referente sobre la corrupción de las cárceles, y aunque ya no este ese esquema está presente  y no dejemos de lado el hecho sangriento en donde murió Lima, y que también develo los poderes que se juegan en esa institución.

Todo lo que vemos es grave, y es un problema que no se solucionará de la noche a la mañana, necesita de reformas profundas, e ir más allá de discursos repetidos, que por años funcionarios han pregonado sin encontrar una verdadera salida a toda la problemática de país.

Sin programas de reinserción, los privados de libertad seguirán replicando el mismo comportamiento y no se lograran reinsertar a la sociedad, y eso solo se traduce en un callejón sin salida y con poca esperanza de salir de la crisis que vive el Estado.

Esto es grave porque es parte del sistema de justicia de Guatemala, y que urge y clama por una verdadera reforma de Estado que detenga toda la corrupción que existe y se ha profundizado por años.

República es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR