18° GUATEMALA
21/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El precio de la gasolina y el analfabetismo económico

Edgar René Ortiz
06 de septiembre, 2017

Recientemente vimos que los precios de los combustibles experimentaron un incremento en nuestro país. Entre el 28 de agosto y el 4 de septiembre el precio por galón de gasolina vio un aumento del 10%.

Ante tal aumento de precios, el Ministerio de Energía y Minas y la Diaco se pronunciaron y se dijo que tal aumento de precios es “injustificado” y “desproporcionado” porque hay “suficiente abastecimiento para el mercado interno”. Una posición incomprensible. No se entiende que Diaco y MEM tengan palabra en cuanto a los precios que fijen las fuerzas del mercado. Los precios, en un mercado no intervenido, son resultado de las fuerzas de la oferta y la demanda y no hay ente burocrático que pueda cambiar la sitaución.

¿Por qué han aumentado los precios de la gasolina? Principalmente por los efectos del huracán Harvey que afectó a Texas. Este se considera el huracán que más daños ha ocasionado a Texas en la hisoria. Según The Wall Street Journal, el huracán afectó al 20% de la capacidad de las refinerías de Estados Unidos. La pérdida de capacidad de las refinerías afecta directamente al mercado de gasolina pues hace que la oferta de este bien se contraiga. A menor oferta los precios tienden a subir. Nosotros, además, somos importadores netos de gasolina y la importamos justamente de Estados Unidos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La gasolina es un bien transable y por ello su precio tiende a converger con el precio mundial de dicho bien. Eso explica que el precio de la gasolina en Guatemala se mueva en la misma dirección que el precio de la gasolina en Estados Unidos y el resto de Latinoamérica.

A su vez en los mercados de futuros, para entrega en septiembre, en la bolsa de valores de Nueva York, la gasolina vio un aumento del 14%.

En El Salvador, país vecino, la gasolina subió un $0.26 o sea un 10% entre el 28 de agosto y el 4 de septiembre. Es decir, en El Salvador el precio de la gasolina aumentó en el mismo periodo en la misma proporción que en Guatemala. O piense en México, país productor de petróleo. En este vecino país proyectaron un aumento de precios de la gasolina de un 7%.

Lo expuesto anteriormente ilustra que conceptualmente las intenciones del MEM y de Diaco por evitar esos “aumentos de precios” son absolutamente andodinas. Los precios transmiten información acerca de la escasez relativa de los bienes y en estos momentos el huracán Harvey dismunyó la oferta de gasolina y el producto se ha escaseado. Seguramente los precios bajarán una vez logren superar las dificultades que les dejó el huracán tanto a las refinerías como a las petroleras de Tejas.

Mientras tanto, que el MEM y la Diaco se limiten a actuar como espectadores pues no hay nada que puedan ni deban hacer frente a los fenómenos del mercado de la gasolina.

República es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER