21° GUATEMALA
17/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Por qué no se otorga medida sustitutiva a Max Quirin y Julio Suárez?

Ramon Parellada
07 de enero, 2019

El año pasado, a mediados de junio, escribí un artículo indignadopor el fallecimiento del Dr. Jesús Oliva, uno de los acusados en el casoIGSS-PISA(https://republica.gt/2018/06/15/injusticia-por-falta-de-medidas-sustitutivas/).    Él se suicidó por una terribledepresión y pese a que su familia y abogados solicitaron la medida sustitutiva,es decir, arresto domiciliario, pero le fue negado al igual que al resto deacusados.  Sólo he escuchadocosas buenas de este doctor.  ¿Porqué no le dieron la medida sustitutiva?

            Dela misma manera, otro médico, el Dr. Edwin Raúl Castañeda, al que le negaron lamedida sustitutiva falleció por un problema cardiorrespiratorio.  Tal vez, de estar en su caso bajoarresto domiciliario hubiera podido estar vivo aún.

            Dosvidas que llevarán en su conciencia por el resto de sus vidas los jueces queven el caso.  A pesar de ello,siguen sin otorgar medidas sustitutivas al resto de acusados.  Yo puedo hablar de al menos dospersonas que conozco y que considero incapaces de haber cometido delito alguno.  Personas probas, reconocidas en lasociedad por su labor por Guatemala, su capacidad intelectual, su entrega acausas nobles y su integridad.  Setrata de Max Quirin y Julio Suarez.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

            AMax lo conozco desde hace unos 40 años. Conozco a su familia y sé que sonpersonas muy trabajadoras y de bien.  Maxes un cafetalero destacado siendo de esas personas que participan positivamenteen las actividades gremiales dedicando su tiempo y recursos al sector.  Ha sido miembro de la Junta Monetariay estuvo en el Comité Ejecutivo de Pronacom. Fue capturado por haber sido miembro de la Junta Directiva del IGSScuando se autorizó la Licitación del caso conocido hoy como IGSS-Pisa.  

            AJulio Suarez lo conocí desde hace varios años, no recuerdo cuantos,posiblemente unos 10 años estando el en el Banco de Guatemala y tuve laoportunidad de intercambiar con el más recientemente cuando fue nombradopresidente de esta institución.  Mepareció siempre una persona académica y muy técnica.  

Aunque no conozco a los otros acusados, imagino que cada uno tieneuna historia que contar.  Desconozcola situación de los demás.

            El1ro. De agosto de 2017, el CACIF emitió una publicación expresando suindignación criticando la encarcelación tanto de Max Quirin como la de JulioSuarez.  Entre los puntosdestacar en ese entonces comentaba:

  • Que no había un caso fundamentado en su contra, que ha sufrido abuso del Sistema de Justicia ya que llevaba ya 1,000 días encarcelado sin que se le otorgara medida sustitutiva cuando no había razón para tenerlo en prisión.  No había peligro de fuga ni riesgo de obstrucción a la investigación.
  • En ese entonces se había apelado ya cuatro veces la medida sustitutiva sin éxito.  

            Lossupuestos hechos por los que se le acusa a Max son:

1.- Nombrar la Junta de Licitación sin ser Idónea.  Pero resulta que, aunque debenombrarla la elección de los miembros de la Junta de Licitación se hace porsorteo.  

2.- Aprobar lo actuado por la Junta de Licitación aun cuando estano determinó la capacidad técnica de Pisa. Resulta que esto no le corresponde al Director del IGSS sino a la Juntade Licitación.  Además, en ningúnmomento se probó que hubiera comunicación entre Max.

3.- Aprobar el Contrato:  Estáclaro que los directores deben aprobarlo cuando ya está completo el únicorequisito que es la fianza.

            El20 de agosto del año pasado, una destacada columnista del Wall Street Journal,Mary A. O´Grady publicó un artículo fuerte contra el encarcelamiento ilegal deMax Quirin.  Ella, con muy buenainformación, escribió con pelos y señales la injusticia que estaba ocurriendoen Guatemala con este caso amarrándolo con su país natal, Estados Unidos, aquién acusaba de apoyar abusos en Guatemala por financiar a la CICIG quien erala responsable de presionar para desacreditar a los acusados como lo era Max ymuchos otros más e influenciar para que permanecieran en prisión.  Este es el link del artículo deO{Grady que considero debe ser re-leído debido a que por enésima vez, Max Quirinsolicitará que se le otorgue una medida sustitutiva:  https://www.wsj.com/articles/the-u-s-funds-guatemalan-abuse-1534707971.  Quiero reproducir algunos párrafospor considerarlos pertinentes: 

El encarcelamiento ilegal de Max Quirin y otros cinco miembrosde la junta directiva del Igss parece justicia en una banana republic (paístropical subdesarrollado).  Peromucha de la responsabilidad de los crímenes del estado cometidos en contra deestas personas inocentes recae en el Congreso de Estados Unidos.  El Congreso financia casi la mitaddel presupuesto de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala oCicig.  La Comisión, creada en el2006 para combatir el crimen y la corrupción, está atropellando guatemaltecosrespetuosos de la ley.”

“A las 6a.m. del 20 de mayo del 2015, la policía arrestó al señor Quirin en su casa enla ciudad de Guatemala sin decirle por qué. Fue llevado al parqueo de la Torre de Tribunales y encerrado en unacelda.  Es ilegal mantener aalguien en esa mazmorra por más de 24 horas, pero el señor Quirin estuvo unasemana allí junto con los cinco miembros de la junta directiva del Igss.  Se les acusó de fraude.”

“Los miembros de junta directiva están en la cárcel porque ellosfirmaron en 2015 un contrato con la compañía mexicana Pisa para proveerservicios de diálisis. Cicig alega que ellos cometieron fraude al firmar estecontrato, pero la comisión no ha presentado ninguna evidencia criminal.  La junta directiva siguió unprocedimiento establecido designando aleatoriamente la junta de licitación, quellevó a cabo el proceso de licitación, de un listado de candidatosproporcionado por la gerencia.  Cicigdice que no todos los candidatos eran idóneos.  Pero como el abogado defensorargumentó en el juicio, la junta directiva no revisa los candidatos para lajunta de licitación.  Tampocodecide sobre la idoneidad de los licitantes. El trabajo de la junta directiva es revisar el contrato y confirmar quese otorgó una fianza de cumplimiento.  Sihubo algunas violaciones, esas fueron administrativas, no penales.  Yo le pregunté a Cicig sobre qué pasócon la fianza; ellos evadieron la pregunta.”

“La detención preventiva está limitada a un año por la ley.  Al señor Quirin se le ha negadolibertad bajo fianza varias veces.”

            El24 de septiembre, RepúblicaGT publicó una entrevista a Max Quirin en la que élexplicaba lo injusto de su encarcelamiento y peor aún el que no se le otorgarala medida sustitutiva. Considero que vale leerlo porque el daño causado a uninocente nos aleja más de la verdadera justicia y nos coloca en el plano derevanchismo político e ideológico.   Cualquiercosa se puede argumentar menos Justicia y Verdad.  https://republica.gt/2018/09/24/max-quirin-la-prision-preventiva-fue-decretada-por-capricho/

            Dosdías después, El tribunal a cargo de este juicio emitió sentencia condenando a6 años y 3 meses de prisión a 12 de los 21 procesados.  La noticia completa la publicóRepublicaGt el 26 de septiembre de 2017: https://republica.gt/2018/09/26/caso-igss-pisa-chiquimula-condenan-a-12-yabsuelven-a-9-implicados/.  Entrelos condenados están Max Quirin y Julio Suarez.  

            Inmediatamenteapelaron la sentencia pues ambos son inocentes y la sentencia condenatoria másparece una “safada de bulto” para quedar bien con la CICIG y el público ya queno hay pruebas contra Max ni contra Julio.  Mary O´Grady fue más atrevida y contundente en su artículo del WSJ:  “Después de 10 años en Guatemala,Cicig ha logrado pocas condenas y necesita cueros cabelludos para complacer losgustos de Mr. Leahy.  Estáapostando a que la prisión indefinida convenza a gente inocente de confesaralgo que no cometieron y firmar declaración de culpabilidad para salir.”

            Laapelación sigue su curso y aún no sabemos el resultado de la misma.  Lo que sí sabemos es que Max Quirinha solicitado otra vez la medida sustitutiva. En dos semanas será la audiencia y esperemos que esta vez si se laotorguen.  La medida no impideque siga el caso, sólo permite que el acusado esté en prisión domiciliar.  

            Estoy seguro que Max y Julio son inocentes.  Y lamento que sufran esta injusticia.  No puede uno admirar a quien administra la justicia si lo hace con revanchismo sin basarse en el debido proceso.  En este caso, ni la CICIG ni la fiscal Thelma Aldana ni los jueces han sido justos con estos acusados.   El daño moral y psicológico es enorme.  Las pérdidas de las vidas de los médicos son irreparables.  Todo esto caerá sobre sus conciencias.  La justicia debe basarse en evidencias y no en política ni ideología.  Lamentablemente en Guatemala lo primero sigue faltando y lo segundo está demás.


República es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER