36° GUATEMALA
23/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Libramiento de cartón

María Dolores Arias
16 de octubre, 2019

El libramiento de Chimaltenango es la receta perfecta de cómo no construir infraestructura vial de forma eficientemente. Ahora bien, si el objetivo es despilfarrar o “desviar” los recursos y aparentar que se hizo “algo” es el ejemplo casi perfecto a seguir.

El libramiento de Chimaltenango que se presentó como  “una obra sin igual en Centroamérica”, actualmente permanece cerrada por el peligro que representa debido la alta probabilidad de más derrumbes.  

Quienes conocen sobre la construcción de carreteras mencionan tres aspectos básicos a considerar en la construcción de cualquier infraestructura.  El primer aspecto, y tal vez el más importante, es el diseño ya que es aquí donde se establecen las características de la obra, se optimizan los trabajos a realizar con el consiguiente uso eficiente de los recursos. Aquí se determinan los movimientos de tierra, que por cierto es de lo más caro, los cortes y taludes, cunetas, peraltes y demás detalles. Algo así como los planos de una construcción. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Este diseño debe ser evaluado y aprobado por una Comisión receptora antes de siquiera considerarse como viable. Entonces, ¿qué empresa o quién realizó los diseños? ¿Cuánto se pagó por este trabajo? ¿Quiénes integraban esa comisión de evaluación? ¿O mejor aún, existió esa comisión? ¿Por qué en esta etapa no se corrigieron las fallas que ahora conocemos?

El segundo aspecto es la construcción del proyecto, pasando por el proceso de adjudicación mediante concurso, donde se supone, que se busca la mejor oferta en relación a la calidad y el precio. Es decir, antes de iniciar la construcción se debió hacer este concurso y las empresas concursantes revisar el diseño para poder calcular los trabajos necesarios. ¿Por qué en esta etapa no surgió la duda con respecto a taludes casi verticales? Por sólo mencionar un aspecto. ¿Tenían toda la información necesaria en el diseño? ¿O existía un diseño detallado? Si conocían el diseño con detalle ¿ninguna empresa se dio cuenta de las fallas en el diseño? ¿O acaso el problema no fue en el diseño sino en la ejecución?

Al adjudicar la construcción del libramiento, inicia el tercer aspecto, la supervisión. Según  los estándares, la empresa supervisora debe ser contratada con anticipación para que revise el diseño y planifique la asignación de personal y equipo para realizar dichas actividades. Aquí surgen las dudas con respecto a ¿quién o qué empresa realizó la supervisión? ¿Existieron observaciones con respecto al diseño? ¿Cuáles fueron las observaciones durante el proceso de construcción? 

El fracaso en la construcción del libramiento de cartón es no sólo de este gobierno, que omitió denunciar las irregularidades del proyecto, sino también de gobiernos anteriores. Desde el anuncio de la obra en julio de 2013, la adjudicación en agosto de 2014 que anunció Sinibaldi, entonces ministro de comunicaciones, por más de Q312 millones. La promulgación de la Ley temporal expropiatoria debido a que no contaban con los derechos de vía necesarios antes de iniciar la construcción, o la inauguración disfrazada de supervisión por parte de Jimmy Morales, las inundaciones meses después de la inauguración,  hasta el actual cierre por derrumbes.

El fracaso en la construcción del libramiento de cartón es la consecuencia de un sistema corrupto con incentivos perversos, donde no hay rendición de cuentas y por consiguiente responsables. ¿Dónde están las investigaciones de la Contraloría? ¿Cuáles son las sanciones para los burócratas que aprobaron las diferentes fases y pagos? ¿Quién va a asumir el costo de corregir los errores de diseño, construcción y supervisión de la obra? 

La construcción del libramiento de cartón nos debería hacer reflexionar con respecto a la forma en que se construye la infraestructura,  a la ineficiencia del gobierno, a la corrupción que permea en casi todas las funciones que ejerce el gobierno. Mientras no haya consecuencias para los responsables en el diseño, adjudicación, construcción y supervisión de la infraestructura pública, seguiremos leyendo noticias de construcciones de cartón que no resisten las primeras lluvias.

@Md30

Facebook.com/Mda30 


SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER