22° GUATEMALA
24/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Día de gracias a lo chapín

Carolina Castellanos
22 de noviembre, 2019

En Estados Unidos se celebra el Día de Gracias como agradecimiento a las abundantes cosechas que lograron los colonos ingleses cuando llegaron a Estados Unidos.  Cuenta la historia que los indios Wampanoag enseñaron a cosechar maíz, a cazar y otras cosas a los colonos pues éstos morían de hambre. En agradecimiento por una abundante cosecha, los colonos invitaron a los indios a un gran festín.  Ellos llevaron ciervo y otros alimentos y cenaron juntos.

Hay varios aprendizajes de esto.  Uno de ellos es esa unión que hubo, en agradecimiento por haberlos salvado de la hambruna.  Una cena, sin distinciones, aceptando cada uno su cultura, es un ejemplo perfecto de la convivencia. En Guatemala y en otros países donde hay indígenas, unos pocos han querido romper esta convivencia.  Se discriminan y se denigran a sí mismos diciendo que son indígenas rechazados, marginados y pobres.  

No podemos negar que aún hay discriminación en nuestro país, pero que es mínima y que proviene de personas que no valen nada.  Discriminar por raza es deleznable. También reconozco que hay demasiados indígenas que viven en la pobreza. Pero también los hay no indígenas.  Los vividores de la conflictividad dicen que es por su condición de raza que son pobres, pues los gobiernos no llevan desarrollo a donde ellos viven.  Esto es manipular la realidad, por conveniencia (dinero). El abandono de las áreas rurales por parte de los gobiernos de turno es una realidad. Es en esas áreas donde hay más población indígena.  

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Sus costumbres, su idioma y su forma de vida en general, es diferente a la de los no indígenas.  Desde el punto de vista nuestro –ladino- puede parecer erróneo. El machismo es muy fuerte y las mujeres tienen muchos más hijos de los que pueden criar y alimentar, generándose así el ciclo infinito de la pobreza.  ¿Es esto parte de su identidad? Puede ser. Sin embargo, lo que se necesita dista muy lejos de criticar o discriminar. Se requiere educación, desarrollo y generación de emprendimientos para salir de esa pobreza. No soy experta en las culturas indígenas, solo me expreso según lo veo. 

No permitamos que unos pocos arruinen esta convivencia. Esos pocos lo hacen por dinero y poder. Logran la lástima de los “cooperantes” internacionales, la atención de los gobernantes y, consecuentemente, el rechazo de todo un país que desea, sobre todo, vivir en paz.  

Volviendo al título de este artículo, que usted amablemente lee, aprovecho para dar gracias por esa diversidad cultural que hay en nuestra querida Guatemala. Es un orgullo para nosotros tener tantas manifestaciones en trajes, comida, idiomas, que llenan a nuestro país de colores, sabores y paisajes inigualables.  

Celebremos entonces, ¡comiendo un buen chompipe!


SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER