Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Cerca de un año atípico y cerca de otro similar

Antonio Melgar
24 de diciembre, 2020

Estamos cerca del fin de año y vale la pena recapitular lo que como sociedad hemos sufrido durante 2020, así podemos recordar muchas cosas como la pandemia de COVID-19 que nos dejó momentos duros y claro consecuencias con las que viviremos por siempre. 

A lo anterior añado que la pandemia no ha terminado y que es probable que parte de lo que vivamos ahora, lo tendremos que ver también en 2021. 

No podemos actuar irresponsablemente como si todo se acabó. No es tiempo aún y ahora es cuando debemos reforzar las medidas. Quedémonos en casa un tiempo más. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Este es un año que seguro pasará a la historia como uno de los más atípicos y con condiciones cada vez más complejas y claro con las secuencias que esas situaciones nos llevan a pensar que la democracia en el país sigue débil y que las instituciones que son la fuerza de esa democracia están deterioradas.

La nueva normalidad llevará un reto grande en donde la institucionalidad del país, también lleva consigo una fuerte carga. No olvidemos la debilidad que sufren los organismos del estado porque tenemos una Corte Suprema de Justicia y Salas de Apelación que todavía no conocen Magistrados que sustituyan a los actuales.

Vemos una Corte de Constitucionalidad que tiene que elegir por parte de la Asamblea del Colegio de Abogados a un titular y un suplente que estarán en el cargo sólo algunos meses, si no es impugnada la elección y llevada a un tema más de retardo, pero con razones de fondo. 

Tampoco podemos perder de vista las elecciones de Estados Unidos en donde el virtual ganador Joe Biden, ratificó su triunfo en el colegio electoral aunque en el actual presidente Donald Trump no ha aceptado su derrota.

Lo anterior lo menciono porque lo que ocurra en EE.UU., impacta en el país y sin duda el próximo año veremos los efectos de los cambios que se están dando en la política estadounidense.

Al gobierno ahora le toca que reformular esta situación en el fin de conservar la estabilidad democrática y sobre todo poner atención a las verdaderas necesidades de país como la salud, educación y seguridad.

Pensemos que 2021 será un año que puede dar lo mejor de nosotros y buscar un camino de progreso y de decisiones que sí lleven a desarrollar el país, pero nosotros como ciudadanía todavía tenemos responsabilidades innegables en las que no es concebible quedarnos como espectadores. 

Volver a la normalidad no es opción. Hay que exigir un mejor futuro para todos, pero eso sólo se logra con responsabilidad y conciencia.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR