Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

En tan sólo 13 meses

Betty Marroquin
18 de noviembre, 2021

En enero del 2023 inicia el período electoral formal en Guatemala, que culmina con las elecciones de junio de 2023.  

Por cada candidato de izquierda hay al menos 4 de “derecha”.  Ridículo, es decir poco. El ser candidato se ha vuelto un modus vivendi para algunos.  
Veamos a Roberto González Diaz-Durán, mejor conocido como “Canela” de Creo. En los últimos 15 años y 4 elecciones ha participado si no para Alcalde, para Presidente de la República. Cuando aún no se sabía mucho de él, en el 2007 obtuvo el 30% de los votos corriendo para Alcalde, aunque perdió ante el 37% de Arzú. Del 2007 al 2021 ya se sabe más de este personaje y es evidente que el negocio de ser el eterno candidato le ha resultado rentable. Cómo bien resume su trayectoria este reportaje de República.gt, “Recibe financiamiento, hace campaña, participa y luego desaparece para volver a la siguiente contienda electoral“.  Se auto considera de derecha sólo porque no es comunista, pero sus ideas parecen confusas y parecen tendientes al mercantilismo, no tiene principios ideológicos definidos, y sus acciones caen en el oportunismo.

Julio Hector Estrada también parece que quiere volver a postularse por la Presidencia.  Además de dejar claro en Twitter que también adolece de fundamento ideológico definido y por ende, sus acciones y sus palabras reflejan confusión. Quizás su tiempo de afiliación al Foro Económico Mundial que promueve el Nuevo Orden Mundial no le haya sentado bien ya que no parece comprender que significa soberanía.  Cercano a Cacif por mucho tiempo, ha sido consultor, asesor y director de proyectos que suenan bonito pero cuyos resultados no se ven. Guatemaltecos Mejoremos Guate no ha arrojado grandes resultados.  La economía ha crecido, y se ha reducido la pobreza, no gracias a sus esfuerzos sino a los de todos los que pertenecemos al sector productivo del país. Su paso como Ministro fue mediocre y plagado de deslealtades al país. Muchos títulos, para tan pocos resultados.  Seguro tiene las mejores intenciones, pero parece no tener el empuje y la decisión que se requiere para ocupar la suprema magistratura.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Zury Maité Ríos Sosa ahora de Smith ha pasado su vida entera en política.  De su vida personal no hablaré primero porque es personal y segundo porque ya es ampliamente conocida. Ideológicamente, se considera de derecha porque es anticomunista.  Sin embargo, sus acciones demuestran que es más mercantilista y oportunista que otra cosa. En sus 16 años como diputada es una de las principales autoras de la Ley de Femicidio, una aberración que ha permitido a miles de familias terminar muy mal porque más que proteger a la mujer es usada por las mujeres para castigar a los maridos-novios-jefes o cualquier hombre que les venga en gana. Tengo demasiados ejemplos de esto y lo sostengo. Tampoco tuvo la visión de asesorar a su padre para que cuando fue Presidente del Congreso y su partido estaba en el Ejecutivo hicieran algo para evitar el calvario que sufren nuestros veteranos militares y que sufrió en carne propia el General Ríos Montt en un juicio injusto por un genocidio que jamás sucedió. Sin embargo, Zury es la figura más conocida a nivel nacional de todos los posibles candidatos no comunistas.

Creo que con Zury tendríamos la pena de muerte finalmente implementada, para lo que tendría que tener el coraje de denunciar el Pacto de San José y sacarnos de los nefastos Estatutos de Roma que irónicamente Otto Pérez Molina firmó. Sin esos dos grilletes, se puede hacer mucho por limpiar el país de maras, narco-guerrillas, terroristas y otros criminales, y finalmente dar seguridad a los guatemaltecos. La prioridad de Zury es Zury, y eso es obvio, pero es mejor que las alternativas que tenemos hasta el momento.

Edmond Mulet es el eterno burócrata que no sabe lo que es ser emprendedor, arriesgar su dinero, producir y pagar impuestos.  Tiene cuestionamientos serios de sus tiempos en el mundo de las adopciones, y en su paso por Haití, donde también hay rumores de corrupción y abusos que él decidió ignorar viendo “para el otro lado”. Quiere ser presidente de un país que no entiende.  No es pro familia, pro vida como afirmó con AFI, porque es un globalista probablemente ateo de corazón que cree firmemente en todo lo que dice Antonio Guterres de la ONU.  Ese señor entregaría Guatemala con todo y moña al Nuevo Orden Mundial con tal de que le den un cargo internacional que suene importante, bien pagado y exonerado de impuestos.  Los cerebros que lo apoyan en el sector productivo lo hacen porque es Mulet, y porque es un caballero, muy educado, culto, elegante y refinado.

De Roberto Arzú y Ricardo Sagastume ya escribí en este artículo  y lo único que habría que agregar es que ojalá no sea verdad que Roberto Arzú se piensa unir a Alfonso Portillo con Evelyn Morataya y sus chatías abogangsters porque terminaría de armarse la banda de los descarados.  Portillo es un asesino confeso y ladrón convicto, corrupto que robó al Estado millones y estuvo preso en USA por lavado de dinero. Para el pueblo amnésico que lo ama, y que dicen que quieren combatir la corrupción, es irónico que digan eso y abracen a un criminal mega corrupto sólo porque es un pico de oro con carisma que habla bonito. El tipo es un comanche de corazón, oportunista de profesión, y hampón en la práctica. Cuando dice que les regalará 5 veces más de quintales de fertilizante en los pueblos y la gente aplaude como tonta, no se dan cuenta que se los dará 1 vez por su voto y luego se olvida de ustedes manteniéndolos en la misma pobreza en la que los encontró. 

Mientras los que peleamos por la libertad no unamos fuerzas dejando de lado envidias, egos, protagonismos y mezquindades no saldremos adelante. Y dentro de 18 meses estaremos eligiendo al menos peor para no caer en manos del enfermo mental de Villacorta, de la ignorante de Thelma Cabrera, o de algún otro oportunista cretino o comunista resentido que pretenda dirigir este hermoso país que merece seguir siendo libre, soberano y finalmente ser independiente.  Los partidos de “derecha” deben unirse, acuerpar no más de dos o tres candidatos y dividirse las diputaciones. 

Lastimosamente, mientras a los diputados les paguen por su voto, y éstos deban pagar por su postulación al partido, este merequetengue no se arreglará. Urge un líder sólido, que ame al país, que ya tenga dinero para que no necesite más, que tenga la valentía de tomar decisiones incómodas y plantarse para defender los principios republicanos sobre los cuales se cimienta este país y que no tenga miedo de actuar contundente en donde se necesita. Queremos justicia pronta y cumplida igual para todos, libertad, y un gobierno que en verdad sirva a los guatemaltecos.

A muchos no les gusta Bukele, pero es innegable que ha hecho que respeten a El Salvador y que su gente se sienta orgullosa de ser salvadoreña. Ojalá haya una persona aquí dispuesta a hacer valer nuestros derechos, una a los chapines que somos todos raza humana, y finalmente ponga le de jaque mate a tanto ladrón oportunista parásito del Estado. 

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR