17° GUATEMALA
29/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

AMA aprueba sanciones más duras y elige a Reedie como presidente

Redacción República
15 de noviembre, 2013

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) puso este viernes las bases de su lucha contra los tramposos aprobando sanciones más duras, antes de elegir al británico Craig Reedie como próximo presidente, durante la conferencia sobre el dopaje en el deporte, en Johannesburgo (Sudáfrica).

Esta tercera versión del código mundial, que se aplicará a partir del 1 de enero de 2015, incluye grandes cambios en la escala de las sanciones, pasando de dos a cuatro años la duración de la suspensión para primeras infracciones, a no ser que se pruebe que no había intencionalidad.

Si el primer código, que entró en vigor en 2004, instauró una sanción casi única de dos años por la primera infracción y una suspensión de por vida en caso de reincidencia, este baremo mostró ciertas dosis de injusticias al meter en el mismo saco a deportistas descubiertos por consumo de cánnabis y a atletas que recurrían al EPO para buscar mejores resultados.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE DEPORTES

El Código, revisado una primera vez en 2009, afinaba en cuanto a las sanciones teniendo en cuenta ‘circunstancias atenuantes’ o ‘agravantes’.

La versión 2015 tendrá como efecto descartar a un condenado por dopaje de los siguientes Juegos Olímpicos.

Para la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), ‘cuatro años debe ser percibida como una pena mínima y no máxima’, expresando su temor de que el castigo sea fácilmente reducido.

La IAAF estima que será suficiente a los atletas con convencer a las instancias antidopaje que no tenían la intención de doparse, sin aportar pruebas.

El atletismo teme que estas nuevas disposiciones ‘servirán solo para hacer los procesos más complicados y costosos en tiempo y dinero’.

El código 2015 incluye otras novedades. Permitirá a la AMA que se interese más por el entorno del deportista, como los médicos y los entrenadores, que incitan o ayudan a los deportistas a doparse.

También amplía el poder de la AMA, que podrá llevar ella misma las investigaciones en los países que cierran los ojos en los casos de presunto dopaje, cuando hasta ahora solo podía declarar que un país no aplicaba los principios del código.

Poco después de esta adopción del nuevo código, el británico Craig Reedie, de 72 años, fue elegido por aclamación presidente del organismo.

Reedie, uno de los vicepresidentes del Comité Olímpico Internacional (COI), sucede al exministro australiano John Fahey, que concluirá el segundo de sus dos mandatos de tres años a finales de 2013

‘Felicito a Sir Craig tras el respaldo unánime que acaba de recibir’, dijo Fahey después de que los miembros del organismo aprobaran el nombramiento del británico con aplausos.

El escocés había sido designado por el COI como el candidato del movimiento deportivo en agosto y era el único en liza.

Como el anterior presidente de la AMA había salido de la política, el siguiente tenía que surgir del movimiento deportivo, en nombre de la alternancia entre los dos componentes de la institución cuya sede está en Montreal.

Exjugador de bádminton, Craig Reedie ocupó diversas funciones en las instituciones deportivas. Fue presidente del Comité Olímpico Británico cuando Londres logró la organización de los Juegos de 2012, en julio de 2005.

Desde la fundación de la AMA en 1999, tras el escándalo Festina del Tour de Francia de 1998, Craig Reedie pertenecía al comité ejecutivo del organismo y presidía también el comité de finanzas y administración.

‘Para mí, han sido catorce años de gestación’, declaró el británico, que será el tercer presidente de la AMA.

En nombre de la misma alternancia, la vicepresidencia de la AMA recayó en Makhenkesi Stofile, exministro de Deportes de Sudáfrica, ahora embajador en Alemania, en sustitución del sueco Arne Ljungqvist, todavía presidente de la Comisión médica del COI.

El movimiento deportivo cuenta con este nuevo presidente para imponer un cambio de orientación de la agencia.

El desafío de las federaciones internacionales es fuerte con respecto a la AMA, a la que acusan de dar demasiadas lecciones pero de implicarse poco en los programas antidopaje.


SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE DEPORTES