20° GUATEMALA
18/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Migrantes
Migrantes
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Brasil exporta todavía más carne de vaca y codicia nuevos mercados

Redacción República
19 de octubre, 2013

Brasil, primer exportador mundial de carne de vaca, registra un fuerte aumento de sus ventas este año y cuenta con negociaciones comerciales inminentes para conquistar nuevos mercados, especialmente los asiáticos.

‘En acumulado entre enero y septiembre, el volumen de exportaciones aumentó un 19,4% en relación al mismo período del año pasado’, indicó el jueves en un comunicado la Asociación Brasileña de las Industrias Exportadoras de Carne (Abiec). ‘En total, las ventas al extranjero alcanzaron 1.085 millones de toneladas hasta una facturación de 4.800 millones de dólares’, precisó.

El crecimiento de este año se explica en parte por la tasa de cambio. ‘El real débil ayudó a Brasil a exportar’, señaló el viernes a la AFP Fernando Sampaio, director ejecutivo de la Abiec. ‘Pero Brasil posee otros factores de competitividad y puede responder a una demanda en pleno crecimiento, especialmente en Asia’, añadió.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

Hoy el gigante sudamericano, responsable del 20% de las exportaciones mundiales de carne vacuna, seguido de cerca por India, exporta en primer lugar hacia Hong Kong, por delante de Rusia y la Unión Europea.

‘Esta tendencia al aumento de las exportaciones brasileñas debería prolongarse al menos durante un año’, estima Fernando Iglesias, analista de mercado para Safras e Mercado. ‘Con las exigencias cada vez mayores de los exportadores, la vaca brasileña ha llegado a niveles de calidad muy elevados y nada hace pensar que los países vayan a cerrar sus fronteras’, continuó.

La interrogante sanitaria

El principal desafío para el país-continente continúa siendo la cuestión sanitaria, un argumento que los países utilizan para rechazar las importaciones de carne brasileña.

Así en diciembre varios países pusieron un embargo de la carne brasileña, tras el anuncio de un caso aislado de Encefalopatía espongiforme bovina (ESB, o enfermedad de las vacas locas) en el estado de Paraná.

La Organización Mundial de la Salud Animal confirmó después el estatus de ‘riesgo insignificante’ para esta enfermedad en Brasil.

Moscú flexibilizó sus restricciones al autorizar a seis mataderos brasileños a retomar sus envíos hacia Rusia el 11 de octubre.

Brasilia prevé tratar el tema con el Comité Sanitario de la OMC la semana próxima para exigir que se levante el embargo de China, Japón y Sudáfrica.

‘Estos tres mercados no representan más que el 1,5% de las exportaciones totales pero es una cuestión de principio y de imagen’, expresó Fernando Sampaio. ‘Los ingresos de la población china aumentan y nuestras exportaciones hacia Pekín iban en fuerte aumento antes del embargo’, dijo.

Carne halal para Indonesia

Gracias a que sus mataderos respetan también el rito halal, Brasil exporta igualmente decenas de miles de toneladas de carne de vaca hacia países musulmanes como Egipto, Irán o Argelia, respectivamente el quinto, octavo y décimo comprador de la carne brasileña.

‘Nuestro objetivo ahora es Indonesia’, un país con una población de 245 millones de habitantes, afirmó el director ejecutivo de Abiec. ‘Pero su legislación prohíbe toda importación que proviene de un país afectado por la fiebre aftosa, lo que ocurre todavía en algunas regiones de Brasil’, indicó.

‘Las negociaciones internacionales son lentas y exigen todavía contrapartidas’, advirtió Fernando Iglesias. ‘No va a ser fácil abrir nuevos mercados que representen volúmenes significativos’, dijo.

También advierte frente al aumento de los precios de la carne de vaca en el mercado internacional: ‘las exportaciones aumentan más deprisa que la producción, un alza de 12% solamente durante el período. En septiembre, la arroba, una medida de 14,68 kilogramos de carne, superaba los 112 reales (unos 52 dólares) frente a 107 reales (49,5 dólares) antes’.

Según la Abiec, la crianza en Brasil es mayoritariamente extensiva, en pastos acusados de dañar las sabanas del centro del país y los bosques amazónicos.

Sin embargo, de los 40 millones de reses de ganado que pasan por el matadero cada año, un 10% son criados de forma intensiva durante una parte de su vida, es decir, confinados en inmensos establos y alimentados con soja, transgénica en un 92% en Brasil.


SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR