Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Deportes
Deportes

Los recortes amenazan las misiones humanitarias del Ejército de EEUU

Redacción República
17 de noviembre, 2013

Los recortes en el presupuesto podrían comprometer la capacidad del ejército de Estados Unidos para emprender operaciones militares humanitarias similares a la llevada a cabo en Filipinas tras el tifón de la semana pasada, afirmaron el sábado unos altos funcionarios del gobierno y de las fuerzas armadas.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, se dijo preocupado por los efectos de los recortes presupuestarios sobre las futuras capacidades operacionales del Ejército y su posibilidad de hacer frente a crisis.

El Pentágono, que en 2012 debió afrontar recortes automáticos de 37.000 millones de dólares en su presupuesto al no haberse llegado en el Congreso a un acuerdo sobre el techo de la deuda, deberá en 2014 sufrir nuevas reducciones, esta vez de 52.000 millones de dólares, un 10% de su presupuesto global, que afectarán fundamentalmente los rubros de entrenamiento y mantenimiento de equipos.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

El resultado de estos recortes es ‘una pérdida desproporcionada de la capacidad operativa en los próximos años’, dijo Hagel durante una rueda de prensa sobre temas de defensa desarrollada en Simi Valley (California).

El Ejército sólo dispone de ‘dos brigadas de combate activas de 43 listas y disponibles para llevar a cabo una operación de combate de alta intensidad’, dijo el secretario de Defensa, que hizo mención también a una reducción en el 25% de los ejercicios anuales de la Fuerza Aérea.

El jefe del cuerpo de Marines, el general James Amos, afirmó a su vez en la misma conferencia su temor de que las futuras misiones humanitarias del ejército se vean disminuidas debido a la carencia de medios para llevarlas a cabo.

La Armada estadounidense desplegó cerca de una decena de barcos frente a las costas de Filipinas, incluido un portaaviones, mientras más de 600 marines desembarcaron en las zonas afectadas por el tifón y serán reforzados con otros mil en los próximos días, señaló el cuerpo de élite del ejército.

‘Pienso que nuestros problemas provendrán de nuestra capacidad o no de contar con fondos suficientes para desplegar los barcos’, señaló, e indicó que el presupuesto para entrenamientos con estos fines ya está siendo recortado.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR