22° GUATEMALA
20/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Migrantes
Migrantes
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Huelga de estibadores corta paso de mercancías entre Bolivia y Argentina

Redacción República
18 de noviembre, 2013

Una huelga de estibadores cortaba desde este lunes por tiempo indeterminado un paso fronterizo de intenso tráfico comercial entre Bolivia y Argentina, informó una fuente del sector en Villazón, 900 km al sur de La Paz.

‘Esta es una medida de carácter indefinido que hemos asumido desde la mañana de hoy para tener facilidades para el ingreso de mercadería’ desde el poblado argentino de La Quiaca hacia Villazón, dijo la dirigenta del sector Elizabeth Alvizu de Tuco.

Con el corte del puente internacional y la ribera boliviana del río Villazón ‘no entran ni salen personas ni vehículos’, agregó un reporte de radio Panamericana desde el lugar.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

Las autoridades aduaneras de ambos países habían adoptado diversas medidas para regular el comercio bilateral y, especialmente, evitar el contrabando de productos alimenticios, principalmente fruta y harina, desde Argentina, una práctica habitual en la zona.

‘Hay un impuesto a la fruta que (por las nuevas regulaciones) el comerciante no va a poder documentar por falta de clasificación’, explicó Tuco.

Los estibadores ‘queremos solucionar este problema por la (vía de los mecanismos de) integración, se ha pedido en las reuniones del comité de frontera que exista lo que es la integración de la policía, de la aduana, de migraciones’, agregó Tuco, a la vez presidenta del Comité Cívico de Villazón.

Tuco trabajó como ‘pasera’ (estibadora) en el puente internacional desde los 7 años de edad.

A pesar de que el contrabando está penado por ley, los estibadores buscan la forma de traficar en la frontera en pequeñas cantidades, las mismas que luego son embolsadas en Villazón y despachadas a mercados de La Paz y el resto del país.

Aunque no hay datos oficiales, las autoridades tienen registrado un intenso transporte legal e ilegal de productos de todo tipo, desde alimentos hasta electrodomésticos, a bordo de vehículos o trenes de carga.

Bolivia y Argentina comparten una frontera común de 773 km, donde existen al menos otros dos pasos comerciales y de pasajeros.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR