Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Correa dispuesto a permitir más explotación petrolera y minera en Ecuador

Redacción República
13 de septiembre, 2013

El presidente Rafael Correa dijo el viernes que autorizará toda la explotación petrolera y minera que sea posible en Ecuador con el fin de financiar su lucha contra la pobreza, tras recibir el respaldo de líderes amazónicos.

El mandatario aseguró que no dará marcha atrás en su decisión de permitir la extracción petrolera en el Parque Nacional Yasuní, una reserva mundial de la biósfera ubicada en la Amazonía, pese al rechazo de sectores indígenas y ecologistas.

‘No vamos a matar de hambre a nuestra gente para suplir la irresponsabilidad de los contaminadores globales. Vamos a explotar no sólo el (bloque petrolero) ITT, sino todos los recursos que pueda dar nuestra tierra con la máxima responsabilidad ambiental y social, para superar lo más rápidamente la pobreza’, proclamó Correa.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

El mandatario habló ante una nutrida concentración de alcaldes, indígenas y habitantes de la Amazonía que viajaron hasta Quito para ofrecer su respaldo a la actividad petrolera en el parque amazónico de casi un millón de hectáreas.

Correa anunció el 15 de agosto su decisión de explotar los depósitos de crudo en el Yasuní, calculados en 920 millones de barriles, tras fracasar una campaña para evitar la extracción -y las consecuentes emisiones contaminantes- a cambio de un millonario aporte internacional.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y grupos ecologistas pidieron que la decisión sea sometida a referendo -cuya convocatoria está siendo analizada por la justicia-, y han realizado varias marchas en contra de la explotación en la reserva ecológica.

Desde hace décadas operan empresas como la española Repsol en el Yasuní, pero los que se oponen a los planes de Correa temen que el aumento de la actividad genere graves daños ambientales y ponga en riesgo la vida de las comunidades nativas en aislamiento voluntario.

‘El Yasuní continuará viviendo pero tendremos recursos, ojalá Dios mediante, para empezar la lucha decisiva para erradicar la pobreza’, afirmó el mandatario.

Correa, que sólo aguarda la luz verde del Congreso -de mayoría oficialista- para dar inicio a los trabajos, prometió un mínimo impacto ambiental y ya anticipó que el llamado bloque ITT estará a cargo de la petrolera estatal.

El gobierno espera ingresos adicionales por 19.200 millones de dólares, lo que equivale al 58% del presupuesto de 2013.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR