18° GUATEMALA
24/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La crisis en el café y cardamomo, 1ra. parte (video)

Mario Winter
25 de septiembre, 2016

En los últimos años, la economía del país se ha movido en torno a la exportación, procesamiento e impulso del café y cardamomo. Por dar un ejemplo, hablando del café, hay más de 125 mil familias que se convierten en micro productores, con lo que hacen de la cosecha de este grano, su principal ingreso económico.

Si hablamos de esa cantidad de familias y lo multiplicamos por sus integrantes, los datos lanzan que alrededor de un millón de guatemaltecos se sostienen gracias a esta cadena productiva, lo cual se traduce en un pilar importante en la economía del país. Otro dato destacado es que en 20 de los 22 departamentos se produce café; es decir, que alrededor de 204 municipios se benefician de esta actividad.

Si hablamos del cardamomo, Guatemala es líder mundial en exportación, y son 350 mil familias o micro productores quienes cosechan este producto, siendo el sustento de más de un millón de guatemaltecos. En la última cosecha se exportó más de 38 mil toneladas, ingresando alrededor de US$240 millones en divisas.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA

Pero no todo es color de rosa cuando se habla de la producción de estos dos rubros. Nos preguntamos, ¿qué pasaría si ya no existiera financiamiento para los microproductores? o bien, ¿cómo impactaría en la economía del país si los inversionistas ya no compran estos granos?

En la actualidad la cadena productiva de los dos granos afronta diversos problemas que ponen en alto riesgo ambas actividades. En esta primera parte del presente trabajo periodístico, mencionamos tan solo algunas de las dificultades y las posibles consecuencias o escenarios que enmarcan una crisis en la producción del café y cardamomo.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA