24° GUATEMALA
28/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Emprendimiento: ¿Qué pasa si sube otra vez el salario mínimo?

Braulio Palacios
24 de noviembre, 2018

La tendencia de los últimos años de elevar el umbral del salario mínimo despierta las alarmas en el ecosistema de emprendimiento de Guatemala por los daños colaterales, si se concreta un alza en la paga mínima para el siguiente año.

La discusión para ajustar el salario mínimo en las actividades agrícolas, no agrícolas, y maquila y exportación para 2019, dio inicio en agosto, pero no se vislumbra un acuerdo, por lo cual la decisión final recaería otra vez en el presidente Jimmy Morales.

La última decisión del Ejecutivo, estableció un pago mínimo en el país de aproximadamente US$407 para este año, lo que coloca a Guatemala en el “Top 5” de países de Latinoamérica con los salarios mínimos más altos de la región, según el Banco Mundial.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA

Una decisión similar a la adoptada a finales de 2017, pondría en aprietos a pequeños empresarios, ya que un alza en el salario mínimo, por tercer año consecutivo, significaría para ellos ver limitado el potencial de crecimiento de sus negocios.

Este es el salario mínimo vigente de 2018 para los trabajadores de actividades agrícolas, no agrícolas y de maquila. Fuente: Mintrab

Ramón Parellada, director del Centro de Estudios Económicos Sociales de Guatemala (CEES), indicó que si el salario mínimo decretado por ley se encuentra por encima del salario de mercado causa desempleo, en Guatemala y “en cualquier parte del mundo”.

“Los números no cuadran por ese costo adicional que el Gobierno impone a los empresarios y emprendedores”, señaló el economista al precisar la secuela negativa que tiene sobre el emprendimiento el incrementar el salario mínimo: “Hay un efecto, y se llama desempleo”, destacó.

El Banco Mundial considera que en Latinoamérica la tendencia histórica se caracteriza por un aumento del salario mínimo. Fuente: www.portalinformativoindustrial.com

Decisión política

Cada año hay una nueva incertidumbre cuando inician las discusiones en las comisiones paritarias del salario mínimo, que, ante la carencia de un consenso en esa instancia y en la CNS, pasa la brasa al Ejecutivo, cuya decisión final es cuestionable.

“Es una decisión que se toma con un análisis más político que técnico”, señaló David Casasola, analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), al explicar que cuando aumenta el salario mínimo, se complica la posibilidad de elevar la tasa de empleo formal.

“Es el presidente quien en última instancia toma la decisión sobre el salario mínimo, pero un aumento desproporcionado sacará del mercado a negocios y pone en riesgo que emprendimientos permanezcan en la formalidad”, dijo el analista económico.

El aumento al salario mínimo puede desmotivar a los pequeños negocios, incluso colocarlos en una posición de despido de personal.

Desmotivación

El Monitor Global de Emprendimiento Guatemala 2017-2018 señala que el 43% de los emprendimientos nacionales no generan ningún empleo, pese a que tres de cada cuatro emprendedores esperan generar algún empleo adicional, en los próximos cinco años.

Pablo Cordón, emprendedor y CEO de Ethikos Global, opinó que el aumento a través de disposición por decreto no da la opción de evaluar si los resultados lo ameritan, ya que el incremento llega pese a que hay empresas que pueden no haber tenido “un buen año”.

“DESPEDIR a alguien, SIGNIFICA SABER QUE UNA PERSONA SE QUEDARÁ SIN INGRESOS PARA COMER O PAGAR LOS ESTUDIOS DE SUS HIJOS”: Pablo Cordón, emprendedor.

“Creo que habrá un aumento de nuevo. Ahora toca saber de cuánto será el incremento para 2019”, señaló el emprendedor al exponer que decisiones a nivel político de este tipo desmotivan por completo el deseo de contratar y más bien da lugar a despidos.

Economía gig

Ezzra Israel Orozco, emprendedor y educador financiero, indicó que cuando un alza en el salario mínimo no es producto de un incremento de la producción, afecta los costos y la competitividad del empresario que emprende un nuevo negocio.

“Un alza al salario mínimo desincentiva y por lógica, el instinto empresarial obliga a contratar menos”: Ezzra Orozco, educador financiero.

El promotor de la Ley de Emprendimiento también indica que la adopción de tecnología en la economía empuja a la pérdida de empleos. Y ante un mayor uso de bots, robots o programas informáticos, la economía gig gana más terreno en el mundo del emprendimiento.

“Esta economía esta orientada al pago por resultados. Los emprendedores están buscando más asociaciones y menos relaciones de dependencia. Eso se va a ver más estimulado con un aumento en el salario mínimo”, explicó el exviceministro de Economía sobre el fenómeno mundial.

Las propuestas

Gabriel Aguilera, ministro de Trabajo, señaló el 12 de noviembre que se tiene hasta la próxima semana para que la Comisión Nacional del Salario (CNS) entregue el informe de las comisiones paritarias.

Para 2019, los delegados del sector sindical propone un incremento de Q100 en el salario mínimo, hasta alcanzar los Q190 diarios, mientras el sector empleador plantea que el ajuste responda a una fórmula recomendada por la OIT.

Si la CNS no logra un consenso, tendrá que ser el presidente Jimmy Morales quien decida cuál será el incremento para el siguiente año.

Te sugerimos leer:

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA