Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Coronavirus costaría a las aerolíneas hasta US$113 millones en 2020

AFP
05 de marzo, 2020

Las aerolíneas podrían perder hasta US$113 millones en ingresos en 2020 debido al impacto del nuevo coronavirus, estimó la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

La IATA estimó las pérdidas de ingresos de las compañías aéreas para el transporte de pasajeros entre US$63 millones –si la propagación del virus logra controlarse– hasta US$113 millones si el coronavirus sigue extendiéndose. 

Esta estimación no toma en cuenta las pérdidas de transporte de flete.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

El escenario más crítico supone una reducción de 19 por ciento de los ingresos mundiales del transporte aéreo de pasajeros.

Otras noticias: Ley de ONG entrará en vigencia pese a suspensión, dice Giammattei

“El giro de los acontecimientos como resultado de la COVID-19 es casi sin precedentes”, dijo el titular de la asociación Alexandre de Juniac, tras una reunión en Singapur.

“En apenas dos meses, las perspectivas de la industria en la mayor parte del mundo se han vuelto peores”, agregó.

Según la organización, “desde el punto de vista financiero, sería equivalente a lo que atravesó el sector durante la crisis financiera mundial“. 

Más de tres mil 200 personas en el mundo, de 84 países y territorios, han muerto debido al nuevo coronavirus y 95.000 personas están contaminados.

Te sugerimos leer:

SÍGUENOS EN
Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

Las autoridades indias decidieron este jueves volver a cerrar los centros de educación de Nueva Delhi a partir de mañana debido al deterioro de la calidad del aire, en medio de la presión del Tribunal Supremo por tratar de encontrar una solución a esta crisis en la capital, la más contaminada del mundo. Las escuelas, que ya estuvieron cerradas durante dos semanas en noviembre por el mismo motivo, habían reabierto hace tres días ante el optimismo del gobierno por una ligera mejora de la calidad del aire, que pasó de nuevo la barrera de "muy pobre" a "peligroso". "Habíamos reabierto las escuelas considerando el pronóstico de que la calidad del aire mejoraría. Sin embargo, los niveles de contaminación del aire han aumentado nuevamente y hemos decidido cerrar las escuelas desde el viernes hasta nueva orden", dijo a la prensa el ministro regional para el Medioambiente, Gopal Rai. El índice de calidad del aire (AQI) se mantuvo hoy en la categoría de "peligroso", alcanzando un máximo de 453 AQI en su peor momento, muy próximo al nivel máximo de la escala, que es 500, según la medición del Centro para el Control de la Contaminación indio. Según la compañía suiza AQAir, especializada en medir la calidad del aire, Nueva Delhi es hoy la ciudad más contaminada del mundo, seguida de la ciudad paquistaní de Lahore, y la también india Calcuta. El Tribunal Supremo de la India, que ha interpelado al Gobierno central y regional por casi un mes para pedir acciones, dio hoy un plazo de 24 horas para que se tomen medidas que hagan frente de manera contundente los niveles de toxicidad del aire. "Esperamos una acción seria y real, si no se produce mañana una respuesta, lo haremos nosotros. Le damos 24 horas", dijo al Gobierno el magistrado N.V. Ramana, según la transcripción de la audiencia de hoy difundida por medios especializados. El deterioro alarmante de la calidad del aire de Nueva Delhi es habitual en esta época del año cuando coinciden una serie de factores como la llegada del invierno y la disminución de los vientos que impiden la dispersión de los agentes contaminantes. El aire tóxico de la ciudad es un cóctel de emisiones de vehículos, polvo de la construcción, partículas originadas de la quema de rastrojos en las zonas agrícolas y la quema constante de desechos sólidos de esta ciudad de 20 millones de habitantes. El pronóstico del SAFAR, una entidad estatal para la investigación y previsión de la calidad del aire, prevé que en los próximos tres días "los vientos sean tranquilos y reduzcan la ventilación y provoquen un deterioro de la calidad del aire". Sin embargo, a partir del 6 de diciembre "se espera que los vientos aumenten la dispersión de contaminantes", aunque es probable que el AQI permanezca en la categoría "muy pobre", apuntó.

Las autoridades indias decidieron este jueves volver a cerrar los centros de educación de Nueva Delhi a partir de mañana debido al deterioro de la calidad del aire, en medio de la presión del Tribunal Supremo por tratar de encontrar una solución a esta crisis en la capital, la más contaminada del mundo. Las escuelas, que ya estuvieron cerradas durante dos semanas en noviembre por el mismo motivo, habían reabierto hace tres días ante el optimismo del gobierno por una ligera mejora de la calidad del aire, que pasó de nuevo la barrera de "muy pobre" a "peligroso". "Habíamos reabierto las escuelas considerando el pronóstico de que la calidad del aire mejoraría. Sin embargo, los niveles de contaminación del aire han aumentado nuevamente y hemos decidido cerrar las escuelas desde el viernes hasta nueva orden", dijo a la prensa el ministro regional para el Medioambiente, Gopal Rai. El índice de calidad del aire (AQI) se mantuvo hoy en la categoría de "peligroso", alcanzando un máximo de 453 AQI en su peor momento, muy próximo al nivel máximo de la escala, que es 500, según la medición del Centro para el Control de la Contaminación indio. Según la compañía suiza AQAir, especializada en medir la calidad del aire, Nueva Delhi es hoy la ciudad más contaminada del mundo, seguida de la ciudad paquistaní de Lahore, y la también india Calcuta. El Tribunal Supremo de la India, que ha interpelado al Gobierno central y regional por casi un mes para pedir acciones, dio hoy un plazo de 24 horas para que se tomen medidas que hagan frente de manera contundente los niveles de toxicidad del aire. "Esperamos una acción seria y real, si no se produce mañana una respuesta, lo haremos nosotros. Le damos 24 horas", dijo al Gobierno el magistrado N.V. Ramana, según la transcripción de la audiencia de hoy difundida por medios especializados. El deterioro alarmante de la calidad del aire de Nueva Delhi es habitual en esta época del año cuando coinciden una serie de factores como la llegada del invierno y la disminución de los vientos que impiden la dispersión de los agentes contaminantes. El aire tóxico de la ciudad es un cóctel de emisiones de vehículos, polvo de la construcción, partículas originadas de la quema de rastrojos en las zonas agrícolas y la quema constante de desechos sólidos de esta ciudad de 20 millones de habitantes. El pronóstico del SAFAR, una entidad estatal para la investigación y previsión de la calidad del aire, prevé que en los próximos tres días "los vientos sean tranquilos y reduzcan la ventilación y provoquen un deterioro de la calidad del aire". Sin embargo, a partir del 6 de diciembre "se espera que los vientos aumenten la dispersión de contaminantes", aunque es probable que el AQI permanezca en la categoría "muy pobre", apuntó.

TE PUEDE INTERESAR