Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Argentina anhela enviar más KM0 a Centroamérica

Arte: Angie Guerra
Braulio Palacios
13 de febrero, 2024

La cadena automotriz rioplatense puede producir al año 1,3M de unidades sin opera al 100% de su capacidad instalada. Las razones son diversas, pero una preocupación palpable es como ampliar el volumen de ventas. Es entonces, cuando salen a relucir los países de Centroamérica.

En perspectiva. En el marco de la participación del presidente Javier Milei en la 54.ª Reunión del Foro de Davos, se conoció que la canciller Diana Mondino avanzó en conversaciones para ampliar las exportaciones de autos con destino a América Central.

  • Mondino se reunió con su par de Costa Rica, Arnoldo André Tinoco. Tildó a ese país como “socio importante con una cooperación bilateral que presenta nuevas oportunidades”.
  • Ambos destacaron que, aunque el comercio favorece a Buenos Aires, existe potencial para incrementarlo y diversificarlo. Especialmente, en sectores como el automotor, en el que la cancillería bonarense pisa el acelerador para exportar pick-ups.
  • Parte de la estrategia es también la posibilidad de ensamblar autos para reexportarlos. Ejemplo: aprovechar la capacidad instalada de fabricantes de equipos eléctricos en Honduras.

 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA

En el radar. La importación de automóviles a nuestros mercados no es nueva; existen registros. En 2022, recibimos 1 de cada 10 autos y fuimos el segundo mayor comprador, según un anuario de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), de Argentina.

  • Para ser más específicos, América Central tuvo una cuota del 10,1% en las compras. Cabe aclarar que aquí añaden a Curazao, República Dominicana, Puerto Rico y Bahamas.
  • Con esas cifras, es notoria la ilusión que salgan más autos —principalmente pick-ups— hacia los hogares o flotas de empresas centroamericanas. Hace dos años se vendieron 32,462 unidades de las marcas Ford, Toyota y Volkswagen.
  • El mayor importador de autos argentinos es Brasil, con el 62,8%. En 2022, se exportaron 202,406. En los últimos años, ha ganado protagonismo es Colombia, con una cuota por encima del 5%.

 

Entre líneas. La “hoja de ruta” —sin tiempos definidos— tiene claro que los países tienen mercados “chicos” con marcas asiáticas ya instaladas. Argentina es un productor mundial de pick-ups. Con la venta de apenas 1,500 unidades al año, El Salvador o Guatemala representan un gran potencial para aumentar las ventas.

  • “Para nosotros, El Salvador es un mercado interesante. Si bien los niveles de importación son bajos, entendemos que puede ser una puerta de entrada para otros países del istmo”, explican fuentes de su industria.
  • Por marca a nivel regional, del total de vehículos tipo automóvil que circulan en nuestra zona, un 55% corresponde a Toyota, Hyundai, Nissan y Honda. Asimismo, cerca del 30% de las unidades tipo automóvil correspondían a Mitsubishi, Mazda, Chevrolet, Ford, Suzuki, Volkswagen y Kia.
  • El Salvador, según un informe sectorial, muestra un “negocio cíclico y muy frágil frente a las crisis internacionales”. Guatemala está dominada por las marcas asiáticas y predomina la compra de autos usados, si bien está creciendo la importación de los KM0.

 

Fisgón histórico. El objetivo de exportar más vehículos se ha evidenciado en la última década. En 2018, un equipo de productores y funcionarios visitaron El Salvador, Guatemala y Honduras.

  • Sin embargo, cualquier plan para exportar necesitaría un acuerdo de fabricantes globales y distribuidores locales. Con pocas excepciones, todas las marcas de vehículos fabricados en Argentina están disponibles en todo el istmo.
  • Incluso, durante la presidencia de Bolsonaro y Macri, en una Cumbre de Mercosur, se rechazaron los avances en negociaciones con Centroamérica para la exportación. La postura importunó en Casa Rosada.
  • “Brasil se opone a dejarnos negociar solos con Centroamérica. Dicen que (la negociación automotriz) tiene que ser como Mercosur”, señalaron desde el Gobierno. Ese año (2019) Adefa, junto a Toyota, Volkswagen y Peugeot, dialogaron con el sector importador costarricense y dominicano. “Son compradores potenciales y es el segundo tramo de la gira, después de la visita a Honduras, El Salvador y Guatemala el año pasado (2018)”, sostuvieron.

 

Balance. En 2023, se vendieron 54,711 vehículos nuevos en Guatemala, lo que representó un 18% más que en 2022, según la Asociación de Importadores y Distribuidores de Vehículos Automotores (Aidva).

  • Las preferencias de los guatemaltecos siguen siendo los pick-ups, no solo para uso exclusivo de trabajo. En esta categoría, durante el año pasado, se vendieron más de 19,000, un número que debería guiñar a los fabricantes argentinos.
  • El director Ejecutivo de Aidva, Jean Pierre Devaux, es muy neutro sobre la llegada de pick-ups argentinos. Eso sí, los fabricantes tienen a su favor ser del continente e idioma, lo que facilitaría la comercialización y negociación.
  • “El guiño que me menciona creo que es más para Japón o Tailandia. Los vehículos importados vienen de muchas partes del mundo, aunque la tecnología es de la casa matriz. En Guatemala, la predilección por lo argentino dependerá de que el carro esté bien producido y el importador pueda cumplir con la garantía”, concluyó.

 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA