21° GUATEMALA
02/12/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La histórica estabilidad económica y financiera observada en Guatemala

La acostumbrada prosapia de la Junta Monetaria, el Banco de Guatemala y la Superintendencia de Bancos, entidades que forman parte del Sistema de Banca Central, merece un reconocimiento especial dentro del contexto económico y financiero del país. 

EBG
17 de enero, 2022

En efecto, la crisis del 2008 y la del 2020 han reafirmado esta opinión, toda vez que estos hechos provocaron grandes distorciones  mundiales, pero en Guatemala estas fueron de magnitudes considerablemente menores; por consiguiente, es justo reconocer la labor que estos entes han venido realizando en la historia reciente.

Sobre la inflación

Desde el punto de vista económico debemos necesariamente mencionar el comportamiento de las variables macro.  La inflación  desde el año 1997 de un solo digito y  en los últimos 10  años menor al 6%. El tipo de cambio que es la envidia de la región, refleja una volatilidad anual menor al 1%, apoyado por las  remesas internacionales y las reservas  monetarias, ambas con tendencia al alza, esta última supera un año de importaciones, siendo el estándar internacional al menos  3 meses. En cuanto a las remesas internacionales hay que destacar que estas representan más del 14% del Producto Interno Bruto del país, se estima que sirven para la supervivencia de más de 6 millones de guatemaltecos, evidenciando un esfuerzo estoico por parte de nuestros migrantes.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE FINANZAS

Las  tasas de interés  muestran un comportamiento estable, la ponderada activa en moneda nacional desde enero de 2004 no supera el 14%, en tanto que la pasiva desde marzo de 2003 es inferior al 5%, comportamientos similares en cuanto a la estabilidad, se observan en las tasas pasivas en moneda extranjera.

La Junta Monetaria y el Banco de Guatemala a través de su Política Monetaria, han coadyuvado con el Ministerio de Finanzas Públicas para  mantener el déficit  fiscal a un nivel razonable, excepto en el 2020 como resultado de la pandemia, desde el 2012 este no es superior al 2.5% del PIB; asimismo,  un endeudamiento que oscila entre el 24% al 31% respecto al PIB, siendo el estándar internacional en esta materia, una relación que no supere el 40%, por lo que el país evidencia un nivel razonable de deuda.

Respecto al crecimiento económico, en el 2020 Guatemala tuvo una pequeña contracción, siendo según Fitch Rating  la segunda más pequeña de las Américas afirmando esta agencia de calificación que el país posee una política fiscal y monetaria conservadora. En el año 2009 con motivo de la crisis económica y financiera mundial, también la economía demostró su resiliencia, toda vez que, a pesar de que hubo un decrecimiento mundial de 0.8%, Guatemala fue uno de los 4 países de Latinoamérica que creció y el único de Centroamérica. No obstante lo anterior, es un indicador que se debe mejorar para reducir la pobreza, al menos se necesita de 10 años continuos con un crecimiento mayor al 6% aunque hay quienes dicen que debe ser de dos dígitos, de lo cual el país está muy lejos de lograrlo en el corto y mediano plazo, se necesitan muchos cambios políticos y estructurales para alcanzarlo.

 

Balanza Comercial

También hay tarea pendiente en la Balanza Comercial, los términos de intercambio son negativos alrededor del 48%, históricamente ha sido así, de hecho en los últimos 41 años solo en 1986 se tuvo un superávit en el comercio exterior; en consecuencia, se debe trabajar grandemente para al menos reducir la brecha negativa, la cual cada año se ha ido incrementando, quizá con el aumento del precio de algunos commodities como el azúcar y el café y la disminución del precio del petróleo, principal producto de importación, que según los contratos a futuros tenderá levemente a disminuir, con ello, esa brecha ahora existente se podría reducir a niveles más razonables.

En cuanto al ámbito financiero, el sistema bancario es  relevante en el contexto de la economía nacional específicamente en el PIB, prueba de ello es la estrecha correlación existente entre ambos, aspecto que se puede ilustrar a través del Coeficiente de Correlación de Pearson el cual es superior al 96%.

En el análisis de los Sistemas Bancarios Latinoamericanos , Guatemala también presenta un panorama favorable. Desde el año 1976, 19 países de la región  han tenido en total 32 crisis  financieras  y solo Guatemala, Cuba y Honduras no han tenido. En ese sentido, es del caso aclarar que en nuestro país ha habido quiebras bancarias, pero no crisis.  Desde la vigencia del marco legal actual, se han cerrado 3 bancos, todos los depositantes han recuperado sus depósitos.  Inversionistas han perdido su dinero en entidades fuera de plaza o en offshore no supervisadas, esto porque no están dentro del anillo de seguridad bancaria. Cabe comentar que en uno de los cierres bancarios, la Superintendencia de Bancos fue invitada a foros internacionales a exponer el manejo de dicha quiebra, como un caso de éxito.

Índice Internacional Doing Business

El índice Internacional Doing Business, estudio realizado por el Banco Mundial y la Corporación Internacional de Finanzas (IFC),  que es una herramienta para evaluar y comparar la facilidad o dificultad de hacer negocios en un país y  evalúa el impacto que tiene la legislación e institucionalidad en la creación, operación y expansión de empresas, en el año 2020, califica a Guatemala en el puesto 96 de 190 países calificados; empero, el indicador relacionado con el crédito bancario y las facilidades en su obtención, son los mejores  calificados para el país, están en el puesto 22, dentro de las naciones calificadas.

Por su parte, el  Informe de Competitividad Global, emitido por el World Economic Forum, considerado  el más importante acerca de los factores que inciden sobre el crecimiento y la competitividad económica, mide el grado de competitividad en los países tomando en cuenta 12 pilares y 141 indicadores, cada uno relacionado al nivel de desarrollo alcanzado por cada nación.

Guatemala  al año 2019 ocupa el puesto 98 de 141 países evaluados; sin embargo, es destacable que 2 de las 3  puntuaciones más altas son el GAP crediticio (1 del mundo), la eficiencia financiera relacionado con la solidez bancaria (11 del mundo) y otros bien calificados también están relacionados con el sector bancario, tal el caso de  la disponibilidad de los servicios financieros  y los bajos costos de dichos servicios.

Gestión supervisora de la Superintendencia de Bancos

La buena percepción de nuestro sistema bancario ha sido posible gracias al marco legal y normativo que ha promovido la Superintendencia de Bancos y la gestión supervisora llevada a cabo históricamente  por  esta  entidad.

No obstante, como corolario, hay que comentar que la Superintendencia de Bancos, sus empleados y ex empleados, han sido  tomados como un blanco al cual se quiere atacar con fines mediáticos,  por la  anterior administración del  Ministerio Público y algunos de los colaboradores cercanos de la misma han continuado aplicando criterios fatuos y parciales, infringiendo de forma flagrante el segundo párrafo del artículo 1º. de la Ley Orgánica del Ministerio Público.

Toda vez que no han actuado con  objetividad, imparcialidad y con apego al principio de legalidad, en los términos que la ley establece, soslayando muchos preceptos legales, por ejemplo, lo establecido en el artículo 2. de la Ley de Supervisión Financiera que exime de responsabilidad a la Superintendencia de Bancos a  sus autoridades, funcionarios o personal por la gestión que realicen las entidades sometidas a su supervisión y peor aún como lo han pretendido aplicar, en organizaciones  que ni siquiera son supervisadas; en consecuencia, por dichos actos seguramente tendrán que asumir responsabilidades legales posteriormente, puesto que han iniciado juicios que son la génesis para la Superintendencia de Bancos, pero con la posición adoptada por esta de ver a sus empleados y exempleados de una manera fútil.

Esta situación constituirá una práctica continuada que hace más vulnerables a las actuales y futuras autoridades, de manera que, la institucionalidad y legalidad se defiende por justicia y el no hacerlo hoy, mañana se puede revertir la pasividad de no defender a la institución y a los involucrados en estas injusticias, dada las violaciones de ley por parte de algunos del órgano que promueve la persecución penal, de tal forma que aún es tiempo de asumir un papel estoico para preservar la institucionalidad de tan histórica y exitosa institución y la solvencia moral de sus empleados y exempleados que como se sabe es una característica que identifica a esta entidad, de hecho es un requisito para optar a una plaza; por lo tanto, como dijo Montesquieu, “una injusticia hecha al individuo es una amenaza hecha a toda la sociedad”.

 

 

[1] Diario de Centro América del 12/05/2021 entrevista a Daniel Pulido, analista principal de la Calificadora de Riesgo Fitch Ratings.

[1] Según el FMI se considera  una crisis bancaria cuando la mayor parte de capital de la banca se pierde y hay algunas corridas de depósitos.

 

Luis Türk, MBA Magna Cum Laude

Docente de la Escuela Bancaria de Guatemala, Contador Público y Auditor, Consultor y Asesor en operaciones de Banca, Finanzas, Riesgos y Modelos de medición

 

Docente de Maestría en Universidades y Escuelas de Negocios en las áreas académicas siguientes:

- Finanzas

- Inversión de portafolios

- Riesgos Financieros y

- Contabilidad y Auditoría

 

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE FINANZAS