25° GUATEMALA
26/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Rescate para una nueva vida

Redacción República
15 de marzo, 2014

Golfo es uno de los caninos encontrado en total abandono en una de las calles de la ciudad, quien encontró el cariño de una familia que decidió adoptarlo sin importarle su apariencia tan delgada, con poco pelo y su cuerpo cubierto de sarna, una enfermedad inflamatoria que se produce en la piel de los perros a causa de un parásito microscópico. 

La familia que lo adoptó le brindó los cuidados necesarios para que Golfo pudiera recuperarse de su enfermedad y poco a poco ser transformado en un perro lleno de vida y de mucho amor. 
Golfo no hubiera tenido la oportunidad de encontrar una familia si no existieran agrupaciones que se dedican al rescate y protección de los animales víctimas de maltratos y abandono. 
En Guatemala hay varias organizaciones que promueven, por medio de las adopciones, el amor hacia las mascotas, esos seres de cuatro patas que alegran la vida de muchas personas. Una de ellas es la Asociación de Amigos de los Animales (AMA), organización sin fines de lucro que tiene 16 años de promover la adopción de mascotas que fueron rescatadas de las calles. 
Suzanne Rivera directora de Ama, cuenta que el amor por los animales fue la razón por la que en 1998 tres familias coincidieron en que hacía falta en Guatemala una asociación en pro de los animales, por lo que decidieron crear la Asociación de Amigos de los Animales. 
Rivera recuerda que en esa época apenas se podía tener acceso a internet lo que dificultó poder obtener mayor información para hacer investigaciones sobre el tema del cuidado adecuado de los animales después de ser rescatados. Sin embargo desde un principio decidieron constituir legalmente la asociación para solventar las necesidades de los animales que rescataban. 
La falta de cultura en Guatemala sobre la adopción de mascotas rescatadas de las calles fue difícil para lograr avances, dice Suzanne, ya que cuenta que hasta el sexto año de haberse creado Ama fue que pudieron hacer planes concretos para realizar los programas de adopciones. 
La Asociación de Amigos de los Animales (Ama) rescata de las calles tanto a perros como a gatos que se encuentran en total abandono y con un maltrato excesivo. 
Precisamente, un ejemplo es Golfo, el perro rescatado por Ama, organización que logró que el canino pudiera ser adoptado. Para Suzanne Rivera es una satisfacción ver el cambio positivo de Golfo y dice que la llena de alegría darse cuenta el agradecimiento de la mascota, porque cada vez que sus amos lo llevan a las actividades que realizan, reconoce a los miembros de la asociación, quienes cuidaron de él antes de ser adoptado y les muestra su cariño, a pesar que han pasado más de 10 años desde aquél día que fue dado en adopción. Enfatiza que historias como las de Golfo son muchas. 
La directora de Ama indica que la asociación es financiada por donaciones de personas particulares, pero que también cuentan con el apoyo de algunos patrocinadores, quienes les brindan ayuda con productos como shampoo y concentrado para las mascotas cuando ya son adoptadas. 
Cuando alguien reporta el hallazgo de un canino o felino en condiciones de extremo maltrato o abandono, Ama solicita que la persona que lo encuentra pueda darle un hogar temporal mientras la mascota es adoptada, ya que todavía no cuentan con un lugar adecuado para resguardarlos, pero se ofrecen a pagar todos los servicios de veterinaria que el perro o gato necesite. 
Según indica Suzanne Rivera, las personas que quieren adoptar a una de las mascotas deben llenar un formulario para que los miembros de la asociación evalúen si cuentan con las características necesarias para tener una mascota, entre ellas responsabilidad para cuidarla. 
Cuando la Asociación de Amigos de los Animales participa en las ferias de adopciones que realiza la municipalidad de la ciudad capital, su intención principal es llevar a los perros y gatos para que las personas interesadas en adoptar los conozcan, y al mismo tiempo se asesoren sobre el tema de adopción. 
Suzanne Rivera explica que la entrega de la mascota se hace solamente cuando la persona interesada llena los requisitos y hace la solicitud de adopción directamente al comunicarse a la asociación, ya que ellos realizan el seguimiento respectivo para verificar que el perro o gato adoptado se encuentre en buenas condiciones. 
Al momento de adoptar, cuenta Suzanne, las familias se inclinan más por los caninos que por los felinos, piensa que se debe a un prejuicio injustificado hacia los gatos por el mito de que transmiten enfermedades y por creer que son menos aseados que los perros, algo que es erróneo, afirma Rivera. 
Esa conclusión la confirma Elizabeth Martínez, directora de Comunidad Gatuna, otra organización no lucrativa en pro del bienestar felino. Ya que indica que debido a la falta información acerca de los gatos es que socialmente son más aceptados como mascotas lo perros. 
Explica que incluso no cuentan con apoyo de patrocinadores porque lamentablemente por tratarse de gatos cuesta encontrar personas interesadas en querer apoyar, pero que con la ayuda de sus fans y los bazares que los miembros de la organización realizan cada 15 días en pasos y pedales de la avenida Simeón Cañas, zona 2, han logrado obtener recursos económicos, como resultado del producto para gato que compran en el extranjero y ponen a la venta en dicho lugar. 
El dinero recaudado es utilizado para financiar los gastos médicos que requieren los gatos cuando son rescatados, así como las castraciones que realizan, indica Elizabeth. 
La directora de Comunidad Gatuna cuenta que la organización fue creada hace tres años por la necesidad de querer dar una mejor vida a los felinos que son discriminados y que su principal objetivo es promover el amor por los gatos. 
También promueven que las personas brinden un hogar temporal a los gatos cuando son rescatados ya que solos no se dan abasto. De igual forma les proporcionan el recurso económico para los cuidados. 
Martínez cuenta que Comunidad Gatuna rescata a los gatos recién nacidos que son abandonados así como a los que han sido atropellados y necesitan atención médica. Los miembros de la organización cuidan de ellos hasta encontrar una familia que quiera adoptarlos, según explica. 
También para la adopción de gatos se debe llenar un formulario para determinar que la persona interesada cuente con las características para la adopción. Además proporcionan asesorías sobre el cuidado de gatos y dan el seguimiento para confirmar que el felino esté bien cuidado, explica Elizabeth Martínez. 
La intención de Ama y Comunidad Gatuna es concientizar a las personas para que en lugar de comprar una mascota mejor adopten. Pero es necesario que los ciudadanos se sensibilicen para ser parte de las manos que ayuden a rescatar a todos aquellos perros y gatos que son maltratados y abandonados en las calles. 
Como estas organizaciones en pro de las mascotas han surgido otras, pero hace falta gente que apoye este tipo de obras que se promueven en nuestro país, esas que ayudan a alguien más y dejan huella.
SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR