23° GUATEMALA
14/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Cámara de Periodismo rechaza demanda por Q30 millones contra revista semanal

Redacción República
29 de marzo, 2014

La Cámara Guatemalteca de Periodismo emitió un comunicado para expresar su rechazo a la pretensión de seis profesionales que firmaron un campo pagado en apoyo del candidato Manuel Baldizón, de demandar a la revista Contrapoder por 30 millones de quetzales.

 La entidad de prensa exige que el conflicto se dirima por la vía de un Tribunal de Imprenta, ‘ya que la libertad de expresión es un derecho que no puede conculcarse’. 
La revista había publicado una nota respecto a ese campo pagado en la cual, erradamente, identificó a los supuestos firmantes como miembros del Colegio de Abogados e informaba que 7 de ellos, según los números de colegiatura, se encontraban muertos. En la información no se mencionó a los denunciantes sino a los profesionales inscritos en el Colegio de Abogados. 
ContraPoder admitió que se había equivocado y ofreció disculpas de acuerdo a lo que manda la Ley de Libre Emisión del Pensamiento, en las mismas páginas y con los mismos caracteres.
Sin embargo, los seis profesionales que apoyan a Manuel Baldizón se consideraron agraviados y presentaron una demanda penal por delitos de coacción y amenazas, falsedad ideológica y material y exigen Q5 millones cada uno.
 El comunicado dice lo siguiente:
‘LA CÁMARA GUATEMALTECA DE PERIODISMO 
Ante la millonaria demanda promovida por determinadas personas que firmaron un campo pagado en apoyo al Candidato Manuel Baldizón, en contra del semanario CONTRAPODER, hace saber: 
 – Su rechazo contundente a las presiones judiciales contra los medios de comunicación, a través de la judicialización de la libertad de expresión. 
 – Su condena a la manipulación de la opinión pública por parte de grupos o líderes políticos que buscan escapar de sus responsabilidades de transparencia por medio de la distracción mediática. 
 – La censura a la solicitud descabellada de Q30 millones de indemnización, cuando la revista CONTRAPODER aclaró oportuno el error cometido en análisis, este acto únicamente puede obedecer al amedrentamiento a todos los medios a no seguir analizando comunicados que resultan ser parcialmente ciertos. 
 – Que los conflictos que pudieran existir se diriman por la vía correspondiente que se contempla en la legislación: Tribunal de Imprenta. 
 La libertad de expresión es un derecho que no puede conculcarse. Quienes desean participar en política o liderar el país no pueden comenzar por sesgar opiniones, imponer criterios ni generar presiones. 
Exhortamos a todos a observar el Estado de Derecho, el imperio de la ley y abandonar estrategias de miedo, presión o coacción. 
Sin libertad de expresión, sencillamente no hay libertad.’
SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER