Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

No me apetece la mojarra que anda ofreciendo la Vice

Redacción República
21 de marzo, 2015

El clima nos tiene en jaque. Ya empezaba yo a guardar los suéteres y a sacar las chancletas cuando vino un nuevo frente frío. Es un clima esquizofrénico, no queda otra que vestirse en capas como cebollitas. Un día de estos hasta el paraguas habrá que sacar, !en plena Semana Santa!

Pero entremos en materia cual lavanderas en lavadero municipal (qué lugares de encuentro eran esos, las redes sociales de las señoras de antaño, solo que había que llevar varias bolas de jabón para estar toda la tarde).

Como les dije un par de semanas atrás, la Vice se tiró al agua vestida de buza para salvar al lago de Amatitlán. Pero al final las cosas se pusieron más turbias que ese mismo cuerpo de agua. La misteriosa fórmula mágica, que entre otras cosas contiene té verde, ha sido denunciada como una farsa que no sirve. O sea que esos Q137 millones que NOS costaría irían a parar a la basura, bueno, al vertedero.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Pero la vice re bonita, defendiendo lo indefendible, pide “el beneficio de la duda” para la fórmula y para su inventor. Esta tan segura que dijo que nos invitará, antes de irse de su puesto, a comer una mojarra cuando el lago esté limpio. La verdad… ¡yo paso! No creo que algo que no tenga ni siquiera patente ni registro sanitario pueda solucionar tantos años de contaminación. ¿Han visto el color de las aguas? No se me apetece una mojarra radioactiva remojada con té de limón.

Me da gusto que la opinión pública no se deje engañar y esté desenmascarando esta gran tranza. Casualmente todos los procedimientos de licitación, como han dado a conocer los medios de comunicación, fueron arreglados para que solo pudiera ofertar esa empresa israelí con su fórmula de “plantitas y otras cosas naturales”.

Pero mientras unos siguen bajo los reflectores, como la vice, otros hacen graciosamente mutis. ¿No se han dado cuenta que el ministro de gobernación ha estado algo desaparecido? ¿qué se traerá entre manos? Tal vez es de los que no tienen planes de lanzarse a la carrera electoral, porque si así fuera andaría robando cámara y regalando cosas (como la descarada de la diputada que se cree Barbie regalando cosas con dinero del Estado).

En cambio don Mauricio anda cabizbajo (algunos dicen que le entristece que los alcaldes del interior no lo respeten). Pero, eso sí, se nota que come sus cinco tiempos al día y puras proteínas combinadas con carbohidratos porque está bien galanote. Una foto que le tomaron hace poco lo presenta con una figura que nada tiene que envidiar a la de Luis Miguel de hoy.

El que se pone el poncho y sombrero del pueblo es el Presi, todo para hacerse buena imagen según él. Pero no lo logra, sobre todo con su campaña de “¿sabías que antes habían niños desnutridos y nadie hacía nada?”, que la verdad es tan ofensiva como la que hicieron en la campaña electoral en 2011. ¿Se acuerdan? Prometían que en el gobierno del mano dura se podría andar con joyas y computadoras en plena zona 1. Bitch please.

La única que le creyó todo eso, fue la ministra de educación. Ella oyó en la radio “¿sabías que antes asaltaban en la zona 1 y nadie hacía nada?”, y se tragó el cuento que 3 años después todo es diferente. Así que allá fue la señora con su mejor cadena de oro a la catedral y al salir ¡cuaz! que se la arrebataron. No me alegro, claro, pero fue una cucharada de su misma medicina. ¿Y si los funcionarios dejan de creer que la gente es tonta y se cree sus mentiras, muy feo?

Otro asunto que apesta, como las mojarras que anda ofreciendo la vice, es el negocio de la plaza baktun en el aeropuerto. Es una tranza turbia cual lago con cianobacteria que se viene fraguando desde la época de Berger. Han estado involucradas cada firmita del mismo partido oficial y similares, ya no se puede confiar en nadie.

Parece que para los que van para afuera, es el momento de hacer los negocios que les asegurarán una vida sin trabajo pero sí muchos lujos. Allá andan avorazados viendo cómo arreglan las cosas a su conveniencia.

Les pongo otro ejemplo. Me contaron que una de las intenciones del partido de la corbata roja de re lanzar la Ley de Inversión y Empleo, además de usarla de tema para la campaña anticipada ilegal, es que tanto Sipi como el Clark Kent a la tortrix pudieran meter sus tentáculos en ella. Usando como base la ley propuesta anteriormente, que ya tiene enmiendas y ajustes, se aseguraron que las empresas relacionadas con el turismo tengan privilegios fiscales porque allí piensan usar sus milloncitos “bien habidos”.

Lo peor, es que disfrazada de una ley bien intencionada, lo más seguro es que la alianza malévola roja-naranja trate de darle viaje y aprobarla sin que nos demos ni cuenta, como pasó con el Presupuesto de este año que dejó a todos chiflando en la loma. Pasó cual vendaval con impuestos nuevos incluidos.

Hay que ponerle ojo a todo esto y hacer valer nuestra auditoria ciudadana. !Pilas!