20° GUATEMALA
28/11/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Niño lanzado de puente por pandilleros se encuentra en estado crítico

Redacción República
18 de junio, 2015

Un menor de edad, quien apenas tiene doce años, fue lanzado por pandilleros desde el puente Belice por oponerse a cometer un crimen.

En información preliminar, se tiene conocimiento de que los mareros lo presionaron para que le disparara a un piloto de bus, pero él se negó y la venganza provocó que fuera lanzado desde el puente en mención luego de permanecer secuestrado desde el lunes.

En este momento, el niño se debate entre la vida y la muerte en el Hospital General San Juan de Dios, su salud se deteriora y según personal de ese centro asistencial, permanece entubado y tiene trauma en el abdomen.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Se sabe que le practicarán una tomografía y tiene altas probabilidades de ser sometido a una cirugía de urgencia. Durante la revisión practicada se descubrió que tiene estigmas de haber permanecido en el agua durante un lapso considerable y está en shock.

Aunado a lo anterior, en el hospital no hay dobutamina (utilizada para tratar la insuficiencia cardíaca y choque cardiogénico), situación que pone en evidencia las carencias de medicinas en ese centro asistencial.

Jorge Pinot, supervisor de Hospitales en el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPYAS), reconoció la ausencia de ese medicamento y precisó que en el nosocomio cuentan con epinefrina y otra amina que cubre las necesidades de la dobutamina.

“Son insumos específicamente para el uso en cuidado crítico, la epinefrina nos cubre las necesidades y sí podemos hacer que los otros hospitales le presten al San Juan de Dios ese medicamento”. También precisó que esa situación mañana se normaliza porque están haciendo una compra centralizada.

Carencia de sangre en la red de hospitales

Otra situación que impactó en el sistema hospitalario fue una baja en la disposición de unidades de sangre debido a que “se traspapeló una orden de compra” y esta no fue entregada en el tiempo prudencial.

Se intentó conocer la versión de Myriam Juárez, responsable del Programa Nacional de Medicina Transfusional y Bancos de Sangre pero no fue posible localizarla por la vía telefónica “porque no está en su lugar”, según quien atendió las llamadas o “permanece ocupada”.

Se tiene conocimiento que la falta de este insumo impactó los hospitales de Escuintla y Huehuetenango cuyo personal no habría podido reaccionar ante una emergencia de gran magnitud como un accidente u otra tragedia de este tipo, explica personal del ministerio en mención.

Pinot afirma que en ningún momento se dejó de abastecer y mañana se empieza a liberar el insumo. “Sí disminuye pero es principalmente porque de los hospitales que tenían sangre tamizada se distribuyó a la red de hospitales”, refirió.

“No se dejó de tener y se redistribuyó”, explicó el médico, quien comenta que es necesario hacer pruebas a las muestras que llegan de las unidades en todo el país para determinar que no tengan enfermedades como hepatitis b y c o el Virus de Inmunodeficiencia Adquiridad (VIH) que se puedan transmitir en las transfusiones.

“Hubo retraso en la adquisición de los reactivos para correr el tamizaje”, finalizó.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER