19° GUATEMALA
22/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Capturan a padre que violó y embarazó a su hija, luego mató a recién nacido

Viviana Mutz
15 de abril, 2021

No bastándole violar a su hija, un padre mató y enterró al bebé que procreó con la menor, en la aldea Tres Ríos, de Playa Grande, Ixcán, Quiché.

Como pudo y armada de valor, la adolescente de 15 años, corrió la madrugada de este jueves hacia la estación de la Policía Nacional Civil (PNC), donde suplicó que la protegieran de su padre.

Allí, la menor contó la vida tortuosa que llevaba hace más de un año y que se agravó tras el nacimiento del bebé y su posterior muerte.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El padre y presunto responsable fue capturado e identificado como Crisantos Tiul Choc, de 40 años, de edad.

Padre entierra a su hijo en una vivienda

Según el testimonio que recogió la PNC, el padre de la menor la violaba de forma continúa y la embarazó. No obstante, 22 días después de dar a luz al pequeño, el hombre se lo arrebató.

Posteriormente, optó por asfixiarlo hasta darle muerte. Luego lo enterró en una vivienda del lugar. Fue hasta hoy que la adolescente de 15 años se armó de valor y lo denunció.

De enero a marzo de 2021, el monitorio del Observatorio en Salud Sexual y Reproductiva (Osar) informó el Registro Nacional de las Personas (Renap) contabilizaba 18 mil 334 nacimientos en madres de entre 15 y 19 años.

Campañas de denuncia no llegan al área rural

Mirna Montenegro, quien lidera el Osar, dijo que lo ocurrido a la menor es solo el reflejo de que las campañas de denuncia contra la violencia sexual no llegan al área rural.

Este caso seguramente se conoce después de muchos años de violencia“, afirma. Esto, “porque las violaciones contra las menores inician desde que son muy pequeñas, de 7 u 8 años y solo se descubren con los embarazos”, explicó Montenegro.

Añadió que las víctimas están bajo una relación de poder, ya que los principales agresores son parte del círculo familiar.

Insistió en la urgencia de trabajar desde los hogares y que sean los mismos parientes de las víctimas quienes rompan el silencio. “Alguien debió ver lo que ocurría en este caso, la escuela, la comunidad, los vecinos…”, puntualizó.


SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER