Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Muere uno de los médicos que advirtió sobre el coronavirus

Luis Gonzalez
06 de febrero, 2020

Li Wenliang, el médico chino que advirtió sin éxito a otros colegas sobre el coronavirus, murió después de contraer la infección en Wuhan.

De acuerdo con medios internacionales, el oftalmólogo falleció por el virus este jueves, lo cual ha conmocionado a la comunidad científica.

Li Wenliang se convirtió en un símbolo en China por ser uno de los primeros médicos que se atrevió a alertar sobre el coronavirus, pero fue reprendido por las autoridades policiales que le acusaron de difamación.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El profesional, de 34 años, pasó por la unidad de cuidados intensivos de un centro sanitario de Wuhan tras contraer la enfermedad, y ahora ha trascendido su deceso.

https://twitter.com/globaltimesnews/status/1225428566931718144?s=20

Se contagió sin saberlo

El médico se contagió del virus, sin saberlo, cuando atendía a un paciente infectado.

El 10 de enero Li Wenliang empezó a presentar síntomas de la enfermedad como tos y fiebre. Y el 1 de febrero dio positivo de coronavirus.

El coronavirus ya ha causado la muerte de 560 personas en China y también sigue sumando otras víctimas mortales en otras naciones.

La enfermedad puso en alerta al mundo y entidades como la Organización Mundial de la Salud (OMS), que pronto emitieron las alertas para que todas las naciones establecieran cordones de seguridad sanitaria.

No atendieron su llamado

El médico Li Wenliang tuvo conocimiento del virus el 30 de diciembre. En ese momento escribió algunas consideraciones a estudiantes de medicina, pero pronto su texto se extendió en redes sociales.

Esta comunicación le costó ser citado por la Policía que lo señaló de difamación y le prohibió no volver a enviar mensajes relacionados.

Sin embargo, al pasar los días y conocerse que su alerta era verdad y que los posibles efectos eran graves, las autoridades reconocieron que se cometió un error.

Ello porque si en vez de detenerlo se hubiese atendido su advertencia, se habrían evitado mayores consecuencias como las que se registran en China y otros país a donde se extendió el coronavirus.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR