Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Guatemaltecos tienen un mes para decidir los próximos cuatro años

Redacción República
25 de septiembre, 2015

Estamos exactamente a un mes a partir de este día para decidir quién dirigirá los destinos de la nación tras la mayor crisis institucional a la que se enfrentó el país, la cual provocó la renuncia del binomio presidencial electo en 2011.

La Exprimera Dama de la Nación Sandra Torres, oriunda de Melchor de Mencos, Petén, busca la presidencia con la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), partido fundado en 2002 por su exesposo Álvaro Colom Caballeros. En la primera vuelta presidencial esa agrupación obtuvo 948 mil 809 votos (el 19.75 por ciento) y el compañero de fórmula de la candidata es el empresario Mario Leal.

En el caso del Frente de Convergencia Nacional (FCN)-Nación que funciona desde 2008, postula a Jimmy Morales a la presidencia y al exrector de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) Jafeth Cabrera para la vicepresidencia.

Análisis semanal de Calibre Político, noticias sobre el Congreso de la República, noticias de temas políticos nacionales y más. Recíbelo en tu mail cada semana

El político enfatizó en que la alianza será con el pueblo y no con otro partido, aunque también se habla sobre los acercamientos de esa cúpula partidaria con militares y recientemente, provocó polémica el encuentro que se concretó con ex miembros de la Patrullas de Autodefensa Civil (PAC), que solicitaron un incremento del presupuesto previsto para el programa Bosques y Agua para la Concordia del próximo año.

En el caso de Torres sí habla de alianzas con líderes comunitarios aunque remarcó que las diferencias con Manuel Baldizón de Libertad Democrática Renovada (Lider) son irreconciliables.

Armando Arrollo, director financiero del TSE, informó que Q198 millones serán destinados para concretar la segunda vuelta, y para ello hay 7.5 millones de ciudadanos inscritos en el padrón electoral.

Sin embargo, la presente campaña luce atípica en varios sentidos. Para iniciar, se disputa en varios aspectos a través de las redes sociales y los candidatos debido a la presión social que originó la crisis se ven obligados a cumplir con algunas cuestiones como hacer público sus planes de Gobierno y, posiblemente en el corto plazo, entregarían sus declaraciones patrimoniales, situación que antaño no ocurría.

Otro aspecto que llama la atención es que los candidatos manejan campañas más discretas en comparación con los comicios recientes. El analista José Ernesto Duarte comentó que esto se debe a las críticas sobre los gastos incurridos en campaña política y la molestia existente hacia la clase política tradicional.

En redes sociales y en círculos políticos se demanda que los candidatos hagan públicos los nombres de quienes los acompañarán en el Gobierno en caso de ganar. Ambos coinciden en que su equipo será integrado por notables. Respecto a alianzas ambos han sido cuidadosos y evitan cualquier relación con el partido de Baldizón.

“Los candidatos cambiaron las formas de hacer política, por ejemplo hubo escasa presencia de estos en los medios televisivos antes de la primera vuelta, y definitivamente la segunda no es la excepción”, dijo. También agregó que los mecanismos existentes hacen más fácil la fiscalización de los candidatos y estos se cuidan las espaldas para evitar posibles señalamientos de corrupción.

“Lo recomendable es que dejen de hacer publicidad de canciones o regalos y que sean concretos en sus planes de gobierno y den a conocer los nombres de los funcionarios que los acompañarían en el Gabinete”, precisó Duarte.

Hugo Novales, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), describió que en esta campaña vemos menor presencia mediática de los candidatos y un menor gasto en campaña. “Esta campaña ha sido atípica, tenemos menor exposición mediática de los candidatos y una reducción en el gasto de campaña. Como indicador, está claro que en 2011 tres partidos (UNE-GANA, PP, LIDER) sobrepasaron el techo de gastos, sólo en medios de comunicación”, explicó el experto.

Añadió que en 2015 únicamente LIDER sobrepasó el techo de gastos de campaña. “Hay tres explicaciones a simple vista, sin negar que puedan existir otras”, expuso. “Una, existe mayor vigilancia del TSE, ilustrada por las sanciones que impuso en 2014 por campaña anticipada. Esto hizo que los partidos fueran más cuidadosos”.

En segundo lugar, describe la presencia y mayor actividad de la CICIG, que presentó causas penales relacionadas con financiamiento partidario. “Esto inhibe a financistas y candidatos de gastar en campaña” y  citó la incertidumbre sobre la participación y los resultados. Al no haber un claro primer lugar, meses antes de la campaña (porque Baldizón bajaba en las encuestas y había incertidumbre sobre la participación de Barquín), los financistas reaccionaron con cautela, no están dispuestos a “invertir” con incertidumbre.

Ausencia mediática

La falta de exposición también incide en la apertura de los candidatos a los medios de comunicación. Antes de la primera vuelta se gestionaron entrevistas con los políticos y sólo Morales acudió a República.gt. En el caso de Torres no ha acudido al medio para explicar su plan de Gobierno.

En conclusión, los fenómenos de la primera vuelta se manifiestan en la segunda. “Sin embargo, el antivoto que tiene Sandra Torres y las desafortunadas intervenciones de Jimmy Morales, además de las críticas hacia su círculo cercano, motivan a los candidatos a mantener perfil bajo, mientras encuentran mensajes alternativos para comunicar”, concluyó el analista.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR