Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

A un mes de tomar posesión, Bernardo Arévalo incumple sus promesas

.
Edgar Quiñónez
13 de febrero, 2024

Bernardo Arévalo dijo que realizaría algunas acciones a su llegada al poder. Destaca la promesa de reducirse el salario. También la de remover a Consuelo Porras de su cargo de Fiscal General y Jefa del Ministerio Público y la presencia de los pueblos indígenas en su Gabinete de Gobierno.   

En perspectiva. el 25 de agosto de 2023 Arévalo ganó en segunda vuelta con el 60.9% de los votos y el 15 de enero de este año –debido a la tardanza en el Congreso– fue investido como presidente. De aquel evento ha pasado ya un mes, tiempo en el que ya debió haber cumplido algunas de sus promesas.   

  • Los políticos en Guatemala, como en cualquier parte del mundo, se caracterizan por prometer y no cumplir, y Arévalo no es la excepción. Hace unos siete meses, durante una conferencia de prensa, el presidente dijo que desde el primer día de su mandato haría una reducción considerable de su salario.   
  • “Empecemos por lo primero, me lo preguntaron, lo dije y lo vamos a hacer. El día que yo tome posesión como Presidente de la República, el salario presidencial va a bajar y vamos a hacer una revisión de los salarios públicos sin esperar a que el Congreso diga si lo va a hacer o no”, aseveró. En reiteradas ocasiones se le ha cuestionado y a la fecha no se ha tenido una clara respuesta.   
  • Otra promesa de campaña fue que haría pública su declaración patrimonial. Ahora, desde la presidencia, se desdicen y han informado que no la harán pública. 

Voces. Según Francisco Quesada, analista político e investigador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), “el presidente Bernardo Arévalo continúa lanzando lemas de campaña, pero ha disminuido gradualmente el ambiente de polarización, algo favorable para la población”.   

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA
  • En su momento Arévalo también dijo que, dentro de su Gabinete de Gobierno habría presencia de los pueblos indígenas. Sin embargo, esto no fue así. La ministra de Trabajo y Previsión Social, Miriam Roquel es la única representante de los pueblos.  
  • “En términos generales, Arévalo nombró gente técnica. No hay personas con tachas, pero si con poca experiencia, esto de alguna manera genera expectativa en la población, aun así, los guatemaltecos le están dando el beneficio de la duda a sus funcionarios”, comentó Quesada.   

Lo que sigue. Otra de las promesas que hizo el mandatario, es rescatar a Guatemala de la corrupción. “Lo que parece ser simplemente el desenlace de un proceso político de cambios formales en las instituciones es en realidad el punto de partida para una transformación que ha empezado en cada uno”, dijo durante su discurso la noche del 14 de enero en la Plaza de la Constitución.   

  • De hecho, en septiembre de 2023 Arévalo solicitó a la Corte Suprema de Justicia la destitución de la fiscal general y jefa del Ministerio Público, Consuelo Porras, acusándola de orquestar un “golpe de Estado” para evitar que él llegara al poder. En aquel momento incluso convocó a sus simpatizantes a que lo acompañaran a interponer un amparo.   

Voces I. Para Jahir Dabroy, investigador en temas sociopolíticos locales y nacionales de Guatemala, un mes es muy poco tiempo para evaluar o emitir un juicio respecto al Gobierno de Bernardo Arévalo y sus promesas de campaña.   

  • “Yo creería que esta conversación sería mucho más prudente si la tuviéramos después de 6 meses de gestión. Un mes es muy poco porque tanto él como su equipo de ministros, secretarios y subsecretarios están llegando en buena medida a conocer nuevas estructuras que han ido desarrollándose dentro de cada uno de los entramados de la administración pública”, dijo Dabroy.   
  • En cuanto a las promesas, por ejemplo, lo que dijo del salario, para el analista son temas que surgen del calor electoral principalmente por las condiciones en las que Arévalo llegó al poder.   

Panorama general. En un ambiente de tensiones y controversia, el pasado 15 de enero, Bernardo Arévalo se convirtió en el 52 presidente de Guatemala. De manera inesperada, pasó a segunda vuelta.   

  • Pero el 1 de julio pasado, nueve partidos políticos impugnaron los resultados, por lo que la Corte de Constitucionalidad ordenó al Tribunal Supremo Electoral una revisión de los resultados. Ante lo ocurrido, la Organización de los Estados Americanos envió observadores internacionales para observar la revisión.    
  • El 10 de julio, la Corte Suprema de Justicia oficializó los resultados de la primera vuelta presidencial. Pero el panorama cambió cuando el 12 de julio el Ministerio Público solicitó la suspensión de la personalidad jurídica del partido Movimiento Semilla.      

Conclusión. Los ojos de la población están puestos sobre Bernardo Arévalo, hay quienes han depositado su confianza ciegamente en él. Habrá que esperar; solo el tiempo dirá si cumple o no con lo prometido.  Hasta ahora, no lo ha hecho. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA