Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Análisis: la inesperada victoria del peronismo en la primera vuelta argentina

Ilustración por Gabo®
Rafael Párraga
23 de octubre, 2023

En una jornada sorprendente, Argentina votó por el oficialista Sergio Massa como el principal candidato a presidente, que enfrentará a Javier Milei en un balotaje el 19 de noviembre: la segunda vez dónde hay una segunda vuelta efectiva en la historia de Argentina.

Panorama general. A la hora de cierre, Sergio Massa, de Unión por la Patria (UP, izquierda peronista) fue oficializado como vencedor de esta primera vuelta, con un 36%, seguido Javier Milei, de La Libertad Avanza (LLA, derecha) con 30% y Patricia Bullrich, de Juntos por el Cambio (JxP, centro) con 23%.

  • Las elecciones generales cambiaron con respecto a la tendencia de las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 13 de agosto, dónde Milei dio la sorpresa.

    SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA
  • Milei pasó de ser el tercero en las encuestas, a ser el ganador de las PASO, pero estancándose en las elecciones del 22 de octubre, tras una gran remontada del oficialismo y un desplome de JxC.

  • Con una participación de un 74% —bajo, para un país con voto obligatorio— del padrón electoral, Milei logró mantener sus resultados ante la maquinaria partidista más institucionalizada de América Latina: el histórico peronismo.
     

Entre líneas. La victoria de Massa en primera vuelta no presagia necesariamente, sin embargo, un triunfo en segunda vuelta, debido a un gran porcentaje de voto opositor que podría acercarse a Milei. La ausencia de JxC en segunda vuelta es una oportunidad para Milei de atraer ese 23% de voto antioficialista.

 

  • El resultado es una gran victoria para Massa, evidenciando que, ni la corrupción, ni el estado deplorable de la economía fueron suficientes para acabar políticamente con la candidatura de UP.
     

  • JxC parece haber sufrido el desgaste de la competencia entre Bullrich y Larreta en las primarias, viéndose incapaz de sumar los votos de su opositor en las PASO. Ni UP ni LLA tuvieron contendientes fuertes contra sus candidatos, caso contrario a JxC.
     

  • Esa tendencia demuestra que la fuerza movilizadora del peronismo sigue vigente, a pesar del efecto Milei, que sigue manteniendo posibilidades de ser electo como el próximo presidente de Argentina.
     

Por qué importa. Los resultados ajustados suponen un reto importante para Milei, que tiene que atraer al votante de JxC. No obstante, después de las PASO, el votante de JxC demostró no verse atraído por Bullrich, siguiendo la tendencia de centro-izquierda de Larreta al votar por Massa y Schiaretti de Hacemos por Nuestro País (HNP, centro-izquierda), en vez de por la candidata de su propio partido.
 

  • Es decir, que parte del voto de JxC prefiere mostrar su apatía por Bullrich en votos por UP y HNP en vez de votar por Milei o su propio partido.
     

  • El discurso antioficialista de Bullrich favorece a Milei, sin embargo, los beneficios clientelares de hasta $a 3 billones del oficialismo —el llamado “plan platita"— en las semanas previas a las elecciones demostró ser una buena movida electoral.
     

  • Esto demuestra que la candidatura de UP se ve bastante favorecida por las buenas acciones del gobierno y poco afectada por la amplia sensación de ineptitud del mismo.

 

El balance. La campaña de miedo del peronismo en provincias dónde Milei había arrasado en las PASO sirvió para recortar distancia con respecto a las primarias. La incertidumbre de los efectos que podría tener la presidencia de Milei ha sido una efectiva campaña para recuperar el terreno perdido en las primarias. De igual manera, la maquinaria clientelar del peronismo sigue siendo una poderosa maquinaria electoral.

 

  • El balotaje entre Milei y Massa aparentaría favorecer a Milei. Sin embargo, la amenaza del oficialismo a las provincias de perder los privilegios del Estado benefactor, en un país dónde 7 de cada 10 habitantes dependen del Estado, es un factor imposible de subestimar.
     

  • El voto opositor es mayoritario, pero la campaña de Bullrich ha desprestigiado demasiado a la figura de Milei para poder asegurar un traspaso directo de votos de JxC y HNP hacia LLA. Milei se vería obligado a moderar su propio discurso para apelar al votante centrista de Bullrich.
     

  • Milei logró sostener sus resultados de las PASO, pero ahora tiene el reto de convencer a un público nuevo, sin el apoyo de las gobernaciones de las provincias y con una campaña negra promovida por la maquinaria estatal en su contra.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA