Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Nayib Bukele y el falso Singapur: la estrategia de propaganda de un Estado policial en El Salvador

Nayib Bukele y el falso Singapur. Ilustración: Gabriel López.
Por: Glenda Sánchez y Rafael Párraga
13 de agosto, 2023

Desde su debut en política en 2012, Nayib Bukele, ha acaparado siempre los focos mediáticos. Quien en su momento era conocido como un líder progresista de la izquierda, se ha convertido en un presidente conservador y autoritario, liderando un modelo de Estado policial millennial que utiliza la mano dura como herramienta propagandística.

Hemeroteca. En más de una ocasión, el presidente Bukele ha mencionado en sus redes sociales el deseo de aplicar un modelo como el de Singapur. La gran perla de Asia, Singapur, es el ejemplo a seguir de un país que consiguió un milagro económico a través de un programa de libertad de mercado y represión política. Sin embargo, Bukele se ha enfocado en solamente el aspecto de la represión, ignorando las claves que hicieron de Singapur el país que es hoy en día.

  • En la década de los 60, Lee Kuan Yew (LKY) inició un proyecto político que buscaba convertir a una isla plagada de pobreza, de solo 728.6 km² –268.4 km² menos que Ciudad de Guatemala— en una potencia económica.
  • La política de LKY consistió en un modelo represivo que buscó eliminar la corrupción; apostar fuertemente por la salud; la educación; el libre mercado, y la seguridad.

    SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA
  • Después de 30 años de régimen, LKY dejó un país próspero y ejemplar, poniendo de moda la idea de mano dura y milagros económicos.

En perspectiva. No sorprende que Bukele se inspire en el caso Singapur para sacar de la pobreza al país más pequeño de Centroamérica, enfocándose especialmente en el aspecto de seguridad.

  • En sus palabras, “El Salvador se ha convertido en el país más seguro del mundo” (sic), haciendo referencia a las estrategias implementadas para erradicar la violencia de las pandillas en ese país: el “Plan Control Territorial”.
  • En sus palabras, el modelo se centra en el “Plan Control Territorial, el régimen de excepción y las modificaciones de leyes penales para que los pandilleros no fueran favorecidos y quedaran en libertad al poco tiempo”.
  • Mientras que la situación del país en materia de seguridad ha mejorado, el presidente ha dedicado escasos recursos a mejorar los otros aspectos que sí se tomaron en cuenta en Singapur, alejando a El Salvador de ese exitoso modelo.

Los datos. Bukele apuesta todo a la cartera de seguridad, poniéndola como prioridad por encima de rubros como salud y educación. Actualmente, cincuenta y ocho mil pandilleros están en la cárcel tras ser detenidos durante el régimen de excepción. En el proceso, sin embargo, se ha capturado a inocentes y opositores, violando sus garantías procesales.

  • Los homicidios han bajado a dos por cada cien mil habitantes y se construyó una mega cárcel para albergar a unas cuarenta mil personas, ​​resguardada por 600 soldados y 250 policías, por un costo de $70 millones.

  • Sin embargo, las carteras de salud y educación han pasado a un segundo plano, recibiendo hasta $533 y $163.3 millones menos que seguridad, respectivamente.

  • A su vez, ha acuerpado a miembros de su gobierno involucrados en casos de corrupción, entre ellos, su jefa de gabinete. Hasta 12 funcionarios de su gobierno han sido señalados por Estados Unidos en casos de corrupción, quedando todos en la impunidad en El Salvador.

En el radar. El discurso de la política de seguridad es un atractivo para candidatos a cargos públicos en Centroamérica. Sin ir muy lejos, en Guatemala, en la primera vuelta electoral, algunos ofrecieron implementar la política de Bukele para combatir las pandillas.

  • “Yo voy a implementar las estrategias del presidente Nayib Bukele, que sabemos que están funcionando”, declaró Sandra Torres, candidata de la UNE.

  • Zury Ríos, excandidata por el partido Valor, manifestó: “Guatemala  ha visto morir decenas de miles de nuestros hermanos; sin embargo, nuestro país vecino, El Salvador, lleva aproximadamente 152 días sin reporte de homicidios”. ¿Qué es lo que están haciendo?, controlando las cárceles, asignar el presupuesto adecuado al Ejército y la Policía”.

Entre líneas. La estrategia de seguridad de El Salvador es uno de los casos de política pública más exitosos en términos de aceptación popular. Bukele es el presidente con mayor aprobación de América Latina, a pesar de que el país no ha tenido un crecimiento económico importante, ni ha sido capaz de atraer inversión extranjera, además de debacles financieras como el uso de fondos públicos para comprar criptomonedas.

  • Bukele identificó el descontento de los salvadoreños con los gobiernos anteriores, especialmente en materia de seguridad, y apostó todas sus fichas en esa cartera.
  • La desatención en otros aspectos valiosos para el crecimiento del país evidencia la instrumentalización de la seguridad como herramienta de propaganda, utilizando su popularidad para perpetuarse en el poder.
  • Lejos de convertirse en Singapur, El Salvador ha instaurado un Estado policial, que respalda abusos como su reelección inconstitucional, debido al apoyo obtenido por sus políticas de seguridad.
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA