Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Buscan a integrantes de la banda “Los Atracadores de Occidente” por sicariato y robo

La PNC señala a la estructura de robar pequeños negocios donde se realizan operaciones bancarias y coordinar asesinatos.

Foto República: PNC
Glenda Sanchez
18 de mayo, 2022

En los operativos la Policía Nacional Civil (PNC) busca ejecutar 11 órdenes de captura de integrantes de la estructura criminal  “Los Atracadores de Occidente”. Hasta el momento se confirman 7 personas detenidas, aseguró la PNC. 

Jorge Aguilar, vocero de la PNC, informó que la banda se dedica al sicariato, robos a cajas bancarias, robos en locales comerciales, tenencia y traslado de armas. 

Agregó que los 20 operativos, en Quetzaltenango y Totonicapán, son coordinados por la Unidad de Reacción Inmediata del Ministerio Público (MP) y la Policía Nacional Civil (PNC). 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La investigación reveló la participación de varios integrantes de la organización en asesinatos, robos, asociaciones ilícitas, tenencia y traslados de armas de fuego”, explicó el portavoz policial. 

En los allanamientos también se harán cuatro citaciones y un menor será trasladado al Juzgado de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal. Además los investigadores buscan armas de fuego, droga, teléfonos que se usaron para cometer los ilícitos.  

Foto República: PNC

Antecedentes de la investigación 

Aguilar explicó que datos preliminares establecen que el 21 de septiembre del 2021, los sospechosos ingresaron a un local comercial ubicado en Totonicapán, ese día amenazaron a los trabajadores y robaron Q42,100 producto de la venta.

“Los victimarios se dan a la fuga a bordo de un vehículo tipo camioneta. Luego se estableció que los integrantes también participaron en varios robos a cajas o agencias bancarias en esos dos departamentos”, añadió el portavoz. 

Desde ese día a mayo de 2022 los investigadores dieron seguimiento al caso y confirmaron que la banda operaba en Totonicapán, Quetzaltenango.