Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial
Acciones

Extorsiones: ¿un cáncer sin cura?

Ilustración Gabo
Glenda Sanchez
09 de febrero, 2024

Durante más de 20 años, las extorsiones han provocado el cierre de negocios, abandono de viviendas por represalias, pagos ilegales por día –de hasta Q1,000–, problemas psicológicos en las víctimas y muertes (atacan a las víctimas por resistirse a pagar).   

Uno de los casos que citó el Ministerio Público (MP) es el de una familia que perdió su abarrotería, casa y su entorno en 2009. Huyeron de la zona 6 para refugiarse en otro municipio. Vivieron en una covacha y poco a poco empezaron a construir su residencia. Hasta la fecha no superan el trauma.   

En perspectiva. Expertos reconocen que las instituciones responsables han implementado estrategias para atacar este delito, entre ellas la creación de División Nacional contra el Desarrollo Criminal de las Pandillas (DIPANDA), la Fiscalía de Sección Contra las Extorsiones, juzgado y tribunal especializado en extorsiones.   

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER
  • A pesar de los esfuerzos, el flagelo sigue enraizado; ha evolucionado, eso sí. Las nuevas autoridades estudian las estrategias para controlar el delito. Hablan de requisas, traslados o aislamientos y controles en la Dirección General del Sistema Penitenciario. Sin embargo, la población está desesperada. 
  • Un estudio reciente del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) reveló que en 2004 las extorsiones eran dirigidas por líderes de las pandillas: Barrio 18 y Mara Salvatrucha. Nueve años después (2015) surgieron “los imitadores” (fingen ser pandilleros para atacar a sus víctimas).  Hay más participación de mujeres y adolescentes. 
  • En el mismo documento se menciona que en 2023 las denuncias por extorsión fueron 18,096, unas 3,371 más que el año anterior. La tasa aumentó 18 puntos: pasó de 84.8 (2022) a 102.8 (2023).   

Ahora qué. Las autoridades de Gobernación dicen estar conscientes de que el problema es complejo, que ha evolucionado y que se deben implementar acciones estratégicas integrales. Además, uno de sus retos es atacar las extorsiones que dirigen la Maras 18 y Salvatrucha, muchas tienen relación con ataques armados contra ciudadanos que se niegan a pagar las cuotas y la rivalidad entre pandilleros.    

  • Le apuestan a la prevención del delito, capacitación del fenómeno a todos los agentes, la depuración de la PNC, fortalecimiento de la Inspectoría General, bloqueadores de señal en cárceles y equipo tecnológico que detecte objetos extraños en el cuerpo y encomiendas.   
  • También a la reubicación de los cabecillas de las pandillas, pero en las mismas cárceles, porque al aislarlos a otros centros, en ocasiones, los jueces han ordenado que regresen y no se cumple con el objetivo.   
  • Entre las primeras acciones están las requisas en los centros carcelarios Canadá, en Escuintla; Granja Modelo de Rehabilitación Penal Pavón, Fraijanes y El Boquerón en Santa Rosa. El resultado ha sido el aislamiento de 39 reos vinculados de dirigir extorsiones, incautación de licor, marihuana, cables y otros.  
  • Además, la reciente creación del Grupo Especial contra las Extorsiones (GECE), un equipo de 400 agentes de policía y 200 motocicletas, destinados para realizar patrullajes en áreas rojas y afectadas por las extorsiones.  

Sí, pero. Algunas de las medidas tienen similitud con las acciones implementadas en administraciones pasadas. Novedades pocas. Sin embargo, hay que destacar que dentro del equipo de Gobernación se encuentra Claudia Palencia, exfiscal adjunta de la Fiscalía contra las Extorsiones, y David Estuardo Custodio Boteo, exjefe de DIPANDA; ambos conocen el fenómeno. Palencia fue nombrada viceministra de Seguridad y Custodio Boteo director de la PNC.   

  • Expertos del CIEN y de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES) coinciden que las medidas de Gobernación están bien. “El abordaje debe ser integral, los desafíos son muchos. La problemática se conoce desde hace años, en mi opinión lo que hace falta es voluntad política para implementar acciones”, comenta Gustavo García, investigador de ASIES.  
  • Sugieren analizar las iniciativas de ley relacionadas con las extorsiones, evaluar nuevas estrategias para judicializar los casos e identificar las dificultades en la investigación y también implementar campañas de información para evitar que las personas se vuelvan víctimas o coautores de una extorsión.  

Conclusión. El presidente Bernardo Arévalo tiene claro que las extorsiones afectan a todos los sectores y por ello asegura que priorizan las medidas para atacar el flagelo. “Los extorsionistas son agentes del miedo, impiden el desarrollo de los pueblos y limitan las libertades y derechos de los ciudadanos”, manifestó.  

  • La PNC ha identificado 36 células de la Mara Salvatrucha y 23 grupos del Barrio 18, dos de sus las clicas son nuevas. Sospechan que los integrantes son salvadoreños que huyeron por las acciones de El Salvador.   
  • El asedio de las maras debe abordarse de manera integral; coordinar estrategias interinstitucionales que abarquen desde la prevención, acercamiento con las comunidades para recobrar la confianza de la Policía y programas de rehabilitación, entre otros.