20° GUATEMALA
26/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

¿Cómo detectar las noticias falsas en redes sociales?

María Inés Rivera
10 de septiembre, 2020

El pasado miércoles 9 de septiembre se llevó a cabo el webinar ¿cómo detectar las noticias falsas en redes sociales? El webinar contó con la participación de Luis Carlos Díaz como panelista. Díaz es periodista y ciber-activista. Ha dado clases y conferencias en más de 20 países sobre comunicación digital.

Es autor de dos publicaciones y coautor de 5 más sobre tecnologías y política. Por otro lado, ha trabajado en programas de capacitación de periodistas y organizaciones sociales en casi toda América.

Además, Luis Carlos Díaz es el presidente del capítulo venezolano de Internet Society. Es considerado por la Amnistía Internacional desde marzo del 2019 como “prisionero de conciencia y sigue luchando por lograr su libertad plena.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE

Por último 2020 recibió junto a su esposa, Naky Soto, el premio Sophie Scholl de la embajada de Alemania por su trabajo por los valores democráticos en Venezuela.

Las noticias falsas ¿cómo defenderte?

Díaz inició la conversación haciendo referencia a que no existe una receta mágica para luchar en contra de las mentiras de las noticias falsas. La forma en que las falsedades, los rumores, la desinformación se abren camino en la opinión pública es algo que está en constante evolución.

El fenómeno de noticias falsas ya no está diseñado para engañar a toda la población, sino a los sectores que sean más manipulables o aquellos que necesites contener, afirmó Díaz.

Los laboratorios de noticias falsas trabajan con muchos disparadores psicológicos para hacer que la gente caiga ante ellos. Según el especialista, estamos ante algo que evoluciona y se debe ir aprendiendo como audiencia, a tener un mejor método para aproximarse a la información.

Por otro lado, el experto señaló, que no todo lo que veamos será falso, sino que de ahora en adelante hay que ir caminando con pasos seguros para saber en quién podemos confiar en redes y así convertirnos en generadores de información confiable pero, ¿cómo hacerlo?

Información falsa generada de forma espontánea

El experto empezó afirmando que en muchas ocasiones existe desinformación, sin embargo, esta se genera cuando los estados no rinden cuentas, cuando hay opacidad en las cifras, cuando no hay organismos de comunicación eficientes o un periodista no ha narrado lo que ocurre en el lugar de los hechos.

Estos vacíos de información ocasionan que hayan personas que de forma espontánea compartan información que no necesariamente fue trabajada.

Díaz resaltó que lo que separa a un periodista de un ciudadano común es el método para procesar la información. Para un ciudadano, por ejemplo, existe la libere expresión, puede decir lo que guste y sobre esto generará información.

Por otro lado, cuando existen vacíos de información en los que no se sabe que está pasando, empiezan a surgir voces que llenan el vacío con las versiones propias, versiones con información no confirmada.

Con la llegada del internet se acabó el consumir información como producto terminado, afirmó Díaz.

Antes el ciudadano tenía un ecosistema de medios, prensa, radio y televisión que le iban informando lo que pasaba. Lo importante era que detrás de estos medios sí existía una estructura que procesaba la información que da a conocer.

En conclusión, el especialista hizo énfasis que dentro de las redes sociales hay una mezcla de actores que producen información de distinto tipo, pero no se sabe si en la preparación estamos ante un producto terminado. Es decir, se puede consumir información que no esta completa, dijo el ciber-activista.

Hay noticias falsas que se genera de manera pagada, de manera interesada

Detrás de la noticia de generación falsas hay partidos políticos, empresas, think tanks, organismos de inteligencia y agencias de publicidad. El fenómeno se da por cualquier persona que reciba financiamiento político para generar información falsa.

Estos aparatos o generadores de información falsa generalmente están en manos del gobierno según el experto. Por otro lado, en otros casos, dependen de actores menos visibles.

El experto señaló que dentro de las noticias falsas, la información se va segmentando a un público específico. Es decir, se manipula a un segmento que es fácilmente manipulable.

Esto es más sofisticado de lo que se cree, se hacen noticias falsas para que se promocionen para un grupo exacto de personas.

Luis Carlos Díaz.

En internet hay un fenómeno: el filtro social.

Díaz afirma que en la actualidad no existe fidelidad sobre un medio de comunicación. La información llega a partir de la selección de contenido que hacen nuestros amigos en redes sociales.

Por otro lado, ahora se genera un acceso a la información por fragmentos, es decir, accedemos a la información por lo que nuestros amigos comparten.

Esto significa dos cosas en opinión del experto:

Primero, para los periodistas existe un reto en la actualidad de cómo llegarle a la gente.

Segundo, nos estamos encerrando como audiencia, vivimos en una burbuja de cosas que nos dan la razón, porque nos rodeamos de gente que piensa como nosotros.

¿Cómo definir hoy que son las noticias falsas?

Primero, según Díaz, debemos respetar las especificidades, ante un escenario de conmoción social debemos respetar la especialidad de los periodistas que trabajan en fuentes especializadas.

Segundo, debemos buscar a expertos en distintas áreas, si las fuentes oficiales no dicen nada, no hay porqué replicar las noticias.

Por último, es importante identificar voceros autorizados para ciertos temas. Nosotros mismos podemos convertirnos en voceros de temas si somos especializados en los mismos, afirmó el experto.

Las noticias falsas revelan la pobreza institucional

Díaz resaltó que las noticias falsas nos revelan una pobreza institucional importante. En América Latina, por ejemplo, muchas de las noticias falsas tienen cabida porque tenemos una baja institucionalidad o baja confianza institucional.

Esto quiere decir que si existen líderes políticos que no rinden cuentas, que no permiten ser interpelados o que no son transparentes, aumenta la desconfianza y percepción de la corrupción. Las noticias falsas que se tejen alrededor de esas personas se hacen eco porque son posibles, ya que esas personas no muestran quienes son en realidad.

Mientras menos cuentas se rindan y menos datos abiertos se tenga más posibilidades tienen los que trabajan en noticias falsas para imponer lo que quieran.

El periodismo en medio de las noticias falsas

En medio de esta situación surgen periodistas y medios de comunicación como personas urgentes y necesarias para atender esto.

En opinión de Díaz, hay periodistas que reaccionan a las noticias falsas que aparecen en redes sociales. Existen dos aspectos respecto a esto:

  1. Lo positivo: en el momento en que redacciones de los medios se ponen de acuerdo para hacer cobertura de noticias falsas, todos ganamos porque alguien se encarga de eso. El ciudadano común no tiene tiempo de verificar información, debe acceder a fuentes fidedignas y ya.
  2. Negativo: siempre van a ser más lentos que el hambre de las audiencias digitales. El trabajo de la detección de noticias falsas cuesta trabajo.
    1. La verdad en ocasiones es aburrida, hace que esa información no sea replicada, mientras hay noticias más seductoras.
    2. Tenemos que hacer que la verdad sea atractiva, fortaleciendo la relación con las audiencias.

En conclusión del experto, no hay una receta para que los ciudadanos se cuiden de las recetas falsas. Díaz dio algunos consejos para hacerlo:

Primero, podemos generar confianza con la ciudadanía para que ellos sean críticos y sepan dudar de lo que reciben.

Segundo, confiar en los medios, esperando que estos corroboren la información.

Por último, las noticias falsas son parte del ecosistema informativo, pero la manera de confrontarlo es que las personas tengan mejores relaciones entre ellos y con el hecho informativo.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE