Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

La pirámide de los cuidados de la piel, esto es lo que debes saber

Tal y como su nombre lo indica la pirámide de los cuidados de la piel se refiere a los pasos que se deben seguir al momento de cuidar la piel. 

No todas las pieles son iguales, por lo que los cuidados que se debe prestar a cada piel deben ser acordes a sus peculiaridades. Fotografía de Shiny Diamond obtenida en https://www.pexels.com/ y utilizada con fines ilustrativos.
Edgar Quiñónez
07 de septiembre, 2022

La pirámide de los cuidados de la piel se fundamenta en tres niveles, el primero de ellos es el que los expertos llaman “proteger”, el segundo escalón es que el consiste en la transformación epidérmica y por último el tercer nivel, el cual se refiere a la optimización de resultados

En la base de la pirámide encontramos “proteger”, pero a qué nos referimos con esto, en esta etapa encontramos la necesidad de una fotoprotección avanzada, con filtros que nos protejan de las diferentes radiaciones solares, antioxidantes frente a los radicales libres generados y enzimas reparadoras del ADN. 

“La piel no solo es un envoltorio, nos ayuda a controlar la temperatura corporal "evita que nos deshidratemos e impide el paso de agentes patógenos (virus y bacterias), toxinas, radiaciones y alérgenos a nuestro interior", cuenta en la introducción de su libro 'Piel sana in corpore sano', la doctora Andrea Combalia. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE

La protección solar es fundamental para cuidar nuestra piel. Infografía utilizada con fines ilustrativos. Transformación de la piel 

Esta es una de las etapas cruciales, pues en este segundo escalón de la pirámide podemos observar los resultados de la exfoliación y renovación celular, esto se logra por medio del uso de hidroxiácidos estos representan una clase de compuestos que han sido ampliamente utilizado en formulaciones cosméticas y terapéuticas con el fin de lograr una variedad de efectos beneficiosos para la piel.

A ello también se suma la utilización de glicólico, salicílico y retinoides, estos activos consiguen beneficios que se hacen notar en las capas más superficiales de la piel, mejorando así su textura. 

Optimización de la piel 

El último escalón de la pirámide de los cuidados de la piel nos habla de los péptidos y los factores de crecimiento, estos activos estimulan la división celular, la síntesis de componentes dérmicos como el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico para redensificar la piel, reducir las arrugas y la flacidez dérmica. 

¿Cómo cuidar la piel seca en los adultos mayores?

 

Muchas personas mayores sufren de piel seca, a menudo en la parte inferior de las piernas, en los codos y en la parte inferior de los brazos. La piel seca se siente áspera y escamosa. Hay muchas posibles razones por las que la piel se pone seca, tales como:

  • No tomar suficientes líquidos
  • Pasar mucho tiempo afuera en el sol o bronceándose
  • Estar en un lugar con aire muy seco
  • Fumar
  • Sentir estrés
  • Perder las glándulas de sudor y aceite, lo cual es común con la edad

¿Cómo cuidar la piel seca?

Según las investigaciones, el cuidado de la piel seca en adultos mayores debe ser integral e incluir diversas estrategias, como las que veremos a continuación.

Hidratar y humectar

Por una parte, hay que mejorar la ingesta de líquidos, bebiendo al menos 2 litros de agua al día. Aunque esto puede variar con cada persona. Asimismo, se debe incrementar la presencia de frutas y verduras frescas en la dieta.

Por otro lado, se recomienda el uso de productos tópicos (cremas o geles) hidratantes. De preferencia, estos deben aplicarse después del baño para ayudar a conservar la humedad.

Precaución con los productos de higiene

Hay que ser precavidos con los productos de higiene, ya que debido a que la piel seca es sensible, pueden ocurrir algunas reacciones. Por ende, se recomienda evitar soluciones alcalinas, perfumes, colorantes y ciertos químicos, tales como triclosán, parabenos, formaldehídos y oxibenzona.

Evitar el aire frío y seco

Hay que evitar todo aquello que contribuya a que la piel se reseque más. Por tanto, si estamos en un ambiente donde el aire es muy seco, hay que procurarse un humidificador

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE