Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Vitamina B12: para qué sirve y en qué alimentos la puedes encontrar

La vitamina B12 es necesaria para el desarrollo, la mielinización y el funcionamiento del sistema nervioso central; formación saludable de glóbulos rojos; y la síntesis de ADN.

Fotografía utilizada con fines ilustrativos de Andy y obtenida de https://www.pexels.com/
Edgar Quiñónez
18 de abril, 2022

Según el médico Alberto Sanagustín, la vitamina B12 funciona como cofactor de dos enzimas, la metionina sintasa y la L-metilmalonil-CoA mutasa. La metionina sintasa cataliza la conversión de homocisteína en el aminoácido esencial metionina.

La metionina es necesaria para la formación de S-adenosilmetionina, un donante de metilo universal para casi 100 sustratos diferentes, incluidos ADN, ARN, proteínas y lípidos. L-metilmalonil-CoA mutasa convierte L-metilmalonil-CoA en succinil-CoA en el metabolismo del propionato, un ácido graso de cadena corta.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE

En qué alimentos se puede encontrar

La vitamina B12 está presente de forma natural en los alimentos de origen animal, incluidos el pescado, la carne, las aves, los huevos y los productos lácteos. Además, los cereales para el desayuno fortificados y las levaduras nutricionales fortificadas son fuentes fácilmente disponibles de vitamina B12 que tienen una alta biodisponibilidad.

El nivel promedio de vitamina B12 en la leche materna de mujeres con ingestas de vitamina B12 por encima de la dosis diaria recomendada es de 0,44 mcg/l. La Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. especifica que las fórmulas infantiles vendidas en los Estados Unidos deben proporcionar al menos 0,15 mcg de vitamina B12 por 100 kcal.

La biodisponibilidad estimada de la vitamina B12 de los alimentos varía según la dosis de vitamina B12 porque la absorción disminuye drásticamente cuando se excede la capacidad del factor intrínseco (a 1–2 mcg de vitamina B12).

La biodisponibilidad también varía según el tipo de fuente de alimento. Por ejemplo, la biodisponibilidad de la vitamina B12 parece ser unas tres veces mayor en los productos lácteos que en la carne, el pescado y las aves, y la biodisponibilidad de la vitamina B12 de los suplementos dietéticos es aproximadamente un 50% mayor que la de las fuentes alimentarias.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE