14° GUATEMALA
04/02/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

Un ingrediente clave en toda situación de supervivencia es la actitud

Melanie Müllers
24 de marzo, 2021

El Curso de Supervivencia Kaibil, asemeja una situación de “supervivencia” en la que fuimos inmersos en un medio desconocido y adverso, en el que tuvimos que subsistir con los recursos que proporciona el lugar, manteniendo las condiciones físicas y psicológicas necesarias para sobrevivir. Un accidente aéreo, en el mar, quedarse aislado durante alguna caminata a un volcán o en la selva son situaciones probables en la vida de cualquier civil. Considero importante aprender supervivencia para poder afrontar ese tipo de situaciones para tener más posibilidades de éxito en el caso de algún infortuito. La parte teórica aparece en todos los manuales de supervivencia y se refiere a un conjunto de conocimientos y técnicas necesarias para sobrevivir: construcción de refugios, obtención de agua y alimentos, medios de orientación y posicionamiento, etc. La preparación teórica es necesaria, pero no suficiente para salir airoso de una situación de supervivencia. Un ingrediente clave en toda situación de supervivencia es la actitud del superviviente, como lo es aceptar inmediatamente la realidad de la nueva situación y reaccionar de manera adecuada. De hecho, personas bien entrenadas han muerto por perder la calma y no ser capaz de poner en práctica dicho entrenamiento. Por tanto, se necesita una preparación psicológica adecuada, basada en una actitud positiva del individuo y en su deseo de sobrevivir.

La capacidad del ser humano de adaptarse a las nuevas situaciones y circunstancias cambiantes de su entorno normal es limitada. Es importante para todo superviviente conocer cuál es su capacidad de adaptación y evaluar sus aptitudes para la supervivencia, lo que le permitirá detectar sus puntos débiles y desarrollar aquellas habilidades necesarias para sobrevivir. A lo largo de nuestra vida hemos tenido que enfrentarnos con situaciones que han puesto a prueba nuestra resistencia y límites emocionales: grandes esfuerzos físicos, pérdida de personas queridas, engaños, decepciones, rupturas sentimentales… Debemos analizar estas situaciones objetivamente, ser consciente de qué sentimos, cómo nos afectaron y reaccionamos ante ellas, para aprender de la experiencia y fortalecer nuestro espíritu para seguir adelante siempre.

En el curso de Supervivencia Kaibil aprendí que la voluntad de resistir y sobrevivir es posiblemente el factor más importante de la supervivencia. La historia está repleta de ejemplos que muestran que la mente y la voluntad tienen la capacidad de exigirle al cuerpo más de lo que éste puede resistir. A menudo, la fatiga que sufre un superviviente es una falsa señal que no se debe al agotamiento real de su capacidad de resistencia, sino a factores emocionales como la desesperanza o la frustración que pueden llevarnos al abandono y a la derrota. Es fundamental poseer una moral  fuerte que nos permita enfrentarnos sin desfallecer a la desesperación, la tristeza, la angustia, el dolor, el hambre o la fatiga; sensaciones y sentimientos éstos que, como dijimos anteriormente, poseen un fuerte componente para la supervivencia. Muchas gracias al Ejercito de Guatemala, en especial a todo el equipo de la Brigada de Fuerzas Especiales en Poptún por tan maravillosa experiencia de vida, a mis 42 cuases, cada uno pudo afrontar sus desafíos, seguramente será casi imposible volver a juntarnos todos en la vida, gracias infinitas por tanto aprendizaje, caminamos, vencimos miedos, vimos estrellas, competimos, nos sumergimos en la Poza de San Pedro muchas veces, nos morimos de frío, superamos límites, dormimos cinco horas máximo toda la semana, aprendimos técnicas de defensa, nos lanzamos en el rappel, etc.  A mis cuases Pamela Morataya y Elena Yec por hacerme siempre ganas en todo. A mis amigos que me apoyaron y me siguieron durante todo momento, se les quiere. Si avanzo, sígueme, Si me detengo, aprémiame, Si retrocedo, mátame. ¡KAIBIL!

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER
SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER