Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

24. Formar personas.

Conocer nuestra realidad es esencial para mejorarla. Ojalá que todas las autoridades, pero principalmente el Organismo Ejecutivo y las corporaciones municipales realmente entiendan que es necesaria la formación de las personas...

.
Enrique Búcaro Batres |
11 de enero, 2024
El contenido en la sección de Opinión es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la postura o la línea editorial de República.
 

Un día a la vez. Así deberá gobernar las nuevas autoridades, y digo autoridades electas porque no debemos perder de vista que si bien el Organismo Ejecutivo está en el centro del ojo público, la próxima semana también asumirán los diputados del Congreso de la República y autoridades municipales.  

Muchas personas ya dijeron públicamente lo que creen deberá de hacerse, pero pocos lo hacen sobre datos que sean tanto concretos como creíbles. Ojalá que las nuevas autoridades tomen eso en consideración, y es que aún con las mejores intenciones, es difícil hacer cuando poco se conoce la realidad. En Guatemala existe poca o nula información sobre un sinfín de temas vitales para el desarrollo nacional, como por ejemplo, cuantos empleados tiene todo el Estado (con todo un desglose detallado), cuanto es el ingreso en fondos privativos de todas las instituciones del Estado (siempre con detalle), tiempos y costos para el particular por trámite requerido por el Estado, etc. 

También sería fabuloso que se dieran datos de mercado nacional y sector privado, concretos y pormenorizados, como en los países de primer mundo, pero eso aparte de poner en peligro a muchos ciudadanos honestos y trabajadores, conlleva una coordinación muy compleja con el sector privado y no voy a sugerir tanto. 

Lo anterior lo digo porque sin duda estamos ya en una era donde la información es vital, y ahora con los saltos hacia adelante en inteligencia artificia y todo el procesamiento de datos que ello requiere, será aún más importante tener información, muchísima información, concreta y confiable. Ojalá y que el gobierno no pierda de vista el Instituto Nacional de Estadística y la enorme tarea que es ponerlo a funcionar de manera maravillosa, así como enorme carencia y necesidad de formar más estadísticos y dotarlos de las herramientas necesarias para formar las grandes bases de datos que la realidad exige.  

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Formar estadísticos es vital para todo el país. Tener información confiable haría que todo fuese mucho más sencillo, puesto que es necesario conocer desde cuanta energía eléctrica se consume hasta cuantos puentes, semáforos y kilómetros de calles y carreteras tiene el país (asfaltadas y sin asfaltar). Conocer nuestra realidad es esencial para lograr tener una idea clara de en donde invertir, principalmente, el tiempo y el trabajo de quienes gobiernan.  

Cuatro años de formación constante

El gobierno y muchísimas de las autoridades tienen un tiempo límite de cuatro años para hacer y deshacer, eso es muy poco tiempo y convendría al país que pudieran tomar decisiones mejor y más informadas. Debemos dinamizar la vida para que podamos gozar de una mejor existencia. En los tiempo que vivimos el dato es vital, y nosotros como sociedad nos seguimos negando a brindarnos este recurso vital.  

Conocer nuestra realidad es esencial para mejorarla. Ojalá que todas las autoridades, pero principalmente el Organismo Ejecutivo y las corporaciones municipales realmente entiendan que es necesaria la formación de las personas, y que de entre esa formación son vitales los estadísticos y todo un pequeño ejército que ayude a generar los datos necesarios.  

Es hora de invertir en seguridad, en infraestructura, en mil cosas más, pero no debemos olvidarnos de invertir en la educación y formación de las personas para el beneficio nacional. Cuatro años de formación constante y de inversión fuerte en las personas daría décadas de mejora palpable para el país. Estimado Lector, debemos tener y hacer conciencia de que las remesas un día se terminarán y las ayudas pueden menguar, siendo entonces vital que quienes tenemos la dicha de vivir en este país transformemos para mejor y de forma radical nuestra realidad, comenzando ahora, sin esperar el próximo 14 de enero.     

 

El autor de esta columna es Enrique Búcaro.