Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

El tratamiento de aguas y desechos sólidos: un punto de consenso nacional e internacional

.
Nicholas Virzi |
24 de enero, 2024
El contenido en la sección de Opinión es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la postura o la línea editorial de República.
 

Un tema que debería ser considerado digno de diálogo nacional e internacional para con Guatemala es el del tratamiento de aguas y la gestión de desechos sólidos. En este tema, el sector privado formal debería de jugar un papel fundamental, para propagar las mejores prácticas internacionalmente reconocidas en estos temas a nivel nacional.

Según el Banco Mundial, en el tema de la productividad del agua el promedio de la región de Latinoamérica y el Caribe solo alcanza el 68% de la cifra que se reporta para Guatemala (20.9). Guatemala supera el promedio de la región en el tema de la productividad del agua. La productividad del agua la mide el Banco Mundial en términos del PIB en dólares constantes de 2015 por metro cúbico de extracción total de agua dulce.

Sin embargo, no se pueden negar los retos y desafíos que existen. Por eso la importancia de un verdadero, auténtico diálogo nacional e internacional sobre este tema. En Guatemala, la tasa de mortalidad atribuida al agua contaminada, al saneamiento inseguro y a la falta de higiene es 15.3 por cada 100 mil habitantes. Esto es más que el doble que la tasa para la región de Latinoamérica y el Caribe (6.5), según datos del Banco Mundial.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Hay empresas privadas capaces y dispuestas de trabajar con las autoridades gubernamentales apropiadas en el tratamiento de aguas residuales.

“El agua contaminada tiene efectos perjudiciales severas para la salud humana. Contamos con un modelo de inversión para construir, operar y mantener las plantas de tratamiento de aguas residuales y agua potable con soluciones inteligentes.”-- Ing. Joseph Daniel Mooney, Director de Dutch Clean Tech.

Asimismo, la cooperación internacional ha puesto atención al tema. USAID financia I-WASH (por sus siglas en inglés) que tiene un enfoque holístico que mejora la gobernanza del agua y la rendición de cuentas en todos los niveles de gobierno: central, municipal y local.

El tratamiento de agua y la gestión de desechos sólidos son temas críticos en países en vías de desarrollo como Guatemala por varias razones.

Primero, es un tema de salud pública. El acceso a agua potable segura es fundamental para prevenir enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera, la diarrea y otras infecciones. El tratamiento adecuado del agua reduce significativamente la propagación de enfermedades.

La disposición inadecuada de desechos sólidos lleva a la contaminación del agua y del suelo, lo que aumenta el riesgo de enfermedades. La gestión adecuada de desechos sólidos, incluida la recolección y eliminación segura, es esencial para mantener un entorno saludable.

La contaminación del agua y del suelo afecta a los cultivos y la producción de alimentos. Un tratamiento inadecuado de los desechos sólidos contamina los recursos hídricos utilizados en la irrigación. Esto compromete la calidad de los bienes agrícolas producidos a pequeña escala y la seguridad alimentaria.

Todo esto tiene un impacto económico. Los altos costos asociados con la atención médica (para quienes tienen acceso) y la pérdida de productividad debido a enfermedades afectan negativamente a la economía. A final de cuentas, el acceso a agua limpia y la gestión adecuada de los desechos son componentes clave para la industrialización sana y el progreso nacional que conlleva. Ambos factores contribuyen a la calidad de vida de las comunidades. Además, el tratamiento adecuado de los desechos sólidos puede fomentar la reutilización y el reciclaje.

Abordar de manera efectiva el tratamiento de agua y la gestión de desechos sólidos es esencial para garantizar la salud, la seguridad y el bienestar de las comunidades.

El rol de las mujeres

El tratamiento de agua y la gestión adecuada de desechos sólidos tienen una importancia particular para las mujeres en países como Guatemala. Basta con tratar algunos de los factores.

En temas de salud materna e infantil, las mujeres, especialmente las embarazadas y las madres lactantes, son más susceptibles a enfermedades transmitidas por el agua. El acceso a agua potable segura y saneamiento adecuado es crucial para garantizar la salud de las mujeres durante el embarazo y para proteger la salud de los niños pequeños.

Además, está el tema de la carga de trabajo. Según @Onumujeresgt:

“Hacerse cargo del agua impide que muchas mujeres y niñas puedan trabajar o estudiar. Las más perjudicadas son las de escasos recursos y las que viven en zonas marginadas.”

En comunidades rurales suelen ser las mujeres las responsables de la recolección de agua. Si el acceso al agua está lejos o si el agua no es segura, las mujeres enfrentan largos viajes diarios. Esto consume tiempo y energía que podrían dedicar a otras actividades, como el cuidado de los niños, la educación o el trabajo remunerado.

Todo esto afecta el potencial de la industrialización y, por ende, el desarrollo. Cuando las mujeres dedican menos tiempo a la recolección de agua o a la gestión de desechos, pueden participar más en actividades como la educación, el trabajo remunerado o la creación de pequeñas empresas.

En resumen, el tratamiento de agua y la gestión de desechos sólidos no solo son temas esenciales para la industrialización, la salud y el bienestar general de las comunidades, sino que también tienen un impacto directo en la vida diaria.

Los consensos y acuerdos básicos siempre son posibles. Es cuestión de prioridades y voluntad política. Un coordinado esfuerzo entre el sector privado, el sector público, la sociedad civil y la cooperación internacional sería de mucho beneficio para el desarrollo nacional.

 

El autor de esta columna es el Doctor Nicholas Virzi.