Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

La peligrosa permisión de las democracias con las dictaduras/Narcoestados

Hoy, Venezuela la más notoria y publicitada dictadura/narcoestado con Nicolas Maduro con orden de captura internacional con recompensa de 15 millones de dólares como miembro del “cartel de los soles” grupo narco al que pertenece gran parte de su régimen...

.
Carlos Sánchez Berzaín |
22 de enero, 2024
El contenido en la sección de Opinión es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la postura o la línea editorial de República.
 

La realidad objetiva y la prueba plena demuestran que los pueblos de Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua están sometidos por dictaduras que han convertido esos países en narcoestados, con su organización trasnacional el “socialismo del siglo 21”. Los gobiernos democráticos están en la obligación de cesar la peligrosa permisión que tienen con las dictaduras/narcoestados que son la mayor amenaza a la seguridad y el desarrollo de las Américas. 

Dictadura es “el régimen que por la fuerza o violencia concentra todo el poder en  una persona o en un grupo u organización y reprime los derechos humanos y las libertades individuales”.  Narcoestado es “el país cuyas instituciones políticas se encuentran influenciadas de manera importante por el poder y las riquezas del narcotráfico, cuyos dirigentes desempeñan simultáneamente cargos como funcionarios gubernamentales y miembros de las redes del tráfico de drogas narcóticas ilegales, amparados por su potestades de gobierno”.  La explosiva mezcla de estos dos conceptos criminales es la dictadura/narcoestado que es “el régimen de crimen organizado que detenta el poder ilegal e ilegítimamente por medio de terrorismo de Estado y cuyos funcionarios son parte del narcotráfico”. 

El socialismo del siglo 21 o castrochavismo tiene jefe y es la dictadura de Cuba, cuya condición de narcoestado data desde el siglo pasado y está ampliamente demostrada y documentada con la probada asociación de Fidel Castro con los narcotraficantes Pablo Escobar de Colombia y Roberto Suarez de Bolivia desde “comienzos de la década de los ochenta” iniciadas por el “embajador de Cuba en Colombia Fernando Ravelo” cumpliendo instrucciones directas de la dictadura.  La dictadura castrista trató de encubrir a Fidel y Raúl Castro con el fusilamiento del Gral. Ochoa, Cnl. de la Guardia, Cap. Martínez Valdez y My Padrón Trujillo el 13 de julio de 1989 por orden de un tribunal militar de la dictada, y lo que logró fue producir más prueba de la dictadura/narcoestado.  

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER
Recientemente, Infobae ha documentado el libro del “ex narcotraficante Carlos Lehder” ratificando la conexión directa de Raúl Castro como gobernante de Cuba con el Cartel de Medellín y los negocios de tráfico de cocaína con el Frente Sandinista de Liberación Nacional del dictador Daniel Ortega de Nicaragua. 

Desde la Primera Cumbre de las Américas de 1994 el narcotráfico fue sostenidamente derrotado en la región con reducciones drásticas de los cultivos de coca ilegal en Colombia, Perú y Bolivia, con desarticulación de carteles, derrota de guerrillas narcos como el MRTA y Sendero Luminoso en Perú, el Plan Colombia, encarcelamiento y extradición de narcotraficantes, señalamiento y sanción de gobiernos vinculados o financiados por el narcotráfico como el caso “ presidente Ernesto Samper Proceso 8000” en Colombia, intercambio de información intergubernamental y más, llegando al año 2000 con la Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada internacional o Convención de Palermo.  

Los éxitos de la lucha contra el narcotráfico y el crimen fueron frenados en las Américas con la aparición del movimiento liderado por Hugo Chávez basado en la dictadura de Cuba creando el “socialismo del siglo 21 o castrochavismo” que estableció dictaduras en Venezuela con Chávez/Maduro, en Bolivia con Morales/Arce, en Ecuador con Correa y en Nicaragua con Ortega/Murillo, reivindicando todos la naturaleza del “narcotráfico como arma de lucha antiimperialista”.  Así desarrollaron lo que son las dictaduras/narcoestados del socialismo del siglo 21, que usando la política exterior de los países que someten y de los gobiernos que financian e imponen como México/López Obrador, Chile/Boric, Colombia/Petro y Brasil/Lula, desprestigian la lucha contra el narcotráfico, piden la legalización de las drogas, exaltan de los derechos de los criminales a costa de los de la gente y alientan  la persecución de quienes ofrecieron éxito en  la lucha contra el crimen.  

La dictadura más notoria "Venezuela"

Hoy, Venezuela la más notoria y publicitada dictadura/narcoestado con Nicolas Maduro con orden de captura internacional con recompensa de 15 millones de dólares como miembro del “cartel de los soles” grupo narco al que pertenece gran parte de su régimen. Bolivia con las federaciones de productores de coca/cocaína convertidas en partido político el Movimiento al Socialismo MAS base del régimen, es además centro de entrenamiento, protección y reidentificación de narcotraficantes buscados internacionalmente.

Nicaragua con Ortega/Murillo en evidencia con la última incautación de una tonelada de cocaína enviada de Nicaragua a Rusia, incautada en San Petersburgo sin que se sepa ni quien envió ni quien era el destinatario. 

La dictadura de Cuba al mando del socialismo del siglo 21 opera la guerra hibrida contra Ecuador para tratar de recuperarlo como narcoestado, promueve la legitimación del crimen en Colombia con las FARC y el ELN y en toda la región, pero también es base de envió de cocaína como lo prueba la incautación en Panamá de “401 kilos de cocaína procedentes de Cuba con destino a Bélgica” en abril de 2016 (14yMedio), de “46 maletines con 1.517 paquetes de sustancias ilícitas…procedente de Cuba con destino final a Turquía” en mayo de 2019 (Infobae)…Cuba exporta cocaína!! 

*Abogado y Politólogo. Director del Interamerican Institute for Democracy 

www.carlossanchezberzain.com 
El autor de esta columna es Carlos Sanchez Berzain.