18° GUATEMALA
06/10/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Permanente esperanza: el regreso a las aulas

La esperanza que se retorne al aula físico desde el inicio del año escolar 2022 como está establecido en los calendarios oficiales, es patente. 

Diana Brown |
20 de diciembre, 2021

A escasas tres semanas del inicio del año escolar 2022 para el sector de educación privada, y un mes adicional para educación del sector público, varias inquietudes se presentan, y afectan a la esperanza, la expectativa, de gozar del retorno a la educación presencial en la modalidad hibrida.

Primera inquietud, el comportamiento de COVID, y su nueva variante Omicron, y cómo afectará a la población guatemalteca. Segunda, aparentemente, y de acuerdo con noticias internacionales, la vacuna puede ser efectiva contra esta variante, y de acuerdo con las estadísticas oficiales ofrecidas, el proceso local de vacunación es continuo, siendo dependiente a la disponibilidad del biológico; ¿que sucede si no hay?  Tercera, el expediente vigente para poder abrir las aulas en un centro educativo, ingresando el trámite detallado de los protocolos instalados en la infraestructura y procedimientos, incluyendo visitas oculares de Ministerio de Educación y Ministerio de Salud, su proceso de aprobación fue ofrecido once días hábiles; la realidad es que toma meses; y el proceso es igual para todos los sectores. Incluye la observación del acceso a agua, la implementación de los aforos, y otras dinámicas, ¿Se está desarrollando? Cuarta, ¿Habrá una revisión del Tablero de Alerta Sanitario? Actualmente para educación, aún está vigente que los colores rojo y naranja del “semáforo” sufren las mismas limitaciones, cierre de las aulas, aunque toda la actividad nacional, comercial y demás, continua en marcha. Únicamente la educación se encuentra limitada, vedada, a pesar de cumplir con fuertes protocolos establecidos por ambos ministerios.

En el intento de resolver estas inquietudes, y prever las soluciones para agilizar el urgente retorno a las aulas, se comenta: es imposible predecir la llegada de las variantes de Covid, y se asegura que es inevitable. En un esfuerzo continuo de la vacunación, se afirma con ella que existe un nivel de menor severidad de la enfermedad, nunca se blinda su contagio. Lo que mitiga el contagio, es el puntual respeto al cumplimiento de los ampliamente conocidos protocolos, sobre todo el uso de la mascarilla y el distanciamiento físico, el buen uso de los aforos, y las burbujas, dinámicas que antes de la llegada de las vacunes, protegieron a la población escolar en los centros educativos que lograron finalizar el tramite de apertura, 130 de aproximadamente de los 5000 centros educativos privados. Los posibles contagios que hubo se controlaron por el aislamiento de burbujas, así asegurando el bienestar de los demás estudiantes presentes y la continuidad de las aulas abiertas. Es ejemplo del exitoso control que puede ser replicado dentro de todo el sistema educativo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Indistintamente de los sectores del sistema educativo, público, privado, por cooperativa o municipal, si los protocolos se aplican puntualmente, la apertura es posible. Pero ¿Qué hacer con un tramite que puede durar hasta tres meses o más, cuando se esta a la puerta del inicio del año escolar? Los centros educativos del de todo el sistema educativo deben pasar por el mismo procedimiento como indica el Acuerdo Ministerial 69-2021.

El Acuerdo Ministerial 300-2020 estableció el original tablero de alerta sanitaria, que inexplicablemente fue modificado para la educación (AM 69-2021). Como lo indica su numeración, se emitió durante el primer año de la pandemia, cuando el conocimiento fue incipiente. Actualmente, hay mas información en cómo poder prevenir un contagio que se debe considerar en el tablero. De igual manera, si las demás actividades nacionales no cesan, tampoco deben cesar las clases presenciales/hibridas; la ausencia de la experiencia escolar ha afectado existencialmente a la salud socio emocional de los estudiantes que no solo frena el desarrollo integral de la persona, filtra negativamente la posibilidad de algún aprendizaje, pues las emociones canalizan y complementan el proceso del aprendizaje.

 El acceso físico a las aulas es voluntario; el padre de familia lo debe solicitar. Los centros educativos de cualquier sector que no cumplan con los protocolos no podrán abrir hasta cumplir con ellos.  

La esperanza que se retorne al aula físico desde el inicio del año escolar 2022 como está establecido en los calendarios oficiales, es patente. Las dinámicas procedimentales de aprobación se encuentran en paso lento, dificultando la apertura si todavía siguen vigentes las mismas normas. La necesaria agilización de los análisis y visitas es urgente para todos los sectores del sistema escolar para así asegurar que desde el primer día establecido, se dé un retorno a las aulas presenciales.

 

¡La educación es prioridad nacional!

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER