17° GUATEMALA
02/12/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Prepararos para una recesión?

Lo relevante en estos casos es estar preparados por si ocurre una depresión económica. Les comparto unos criterios a tomar en cuenta para esta preparación.

Crisis económica
Carlos Dumois |
11 de noviembre, 2022

Es mejor estar bien preparados que atinarle al pronóstico.

Las opiniones de expertos, analistas y empresarios sobre la posibilidad de una recesión son ahora muy diversas. Algunos aseguran que en el 2023 tendremos una severa crisis económica. Otros piensan que habrá una caída leve con una rápida recuperación. Otros más creen que son bajas las probabilidades de una contracción próxima.

La historia nos dice que los Estados Unidos viven una recesión cada 6 o 7 años. No todas son acentuadas, pero en todas el entorno económico se enrarece y se deteriora. La economía de México, y de otros países latinoamericanos, son muy sensibles a lo que ocurre en la Unión Americana. Si sucede una desaceleración de la economía estadounidense, nos va afectar sin duda.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

No pretendo convertirne en analista económico ni dar mi opinión sobre las probabilidades de ocurrencia de una recesión. Dejemos eso para los adivinadores y apostadores. Lo relevante en estos casos es estar preparados por si ocurre una depresión económica. Les comparto unos criterios a tomar en cuenta para esta preparación.

Gestión del flujo. Ya hemos escuchado la máxima de la sobrevivencia de los negocios: ¡Cash is king! Sabenos que las empresas no quiebran por falta de rentabilidad, sino por falta de liquidez. Podemos prepararnos administrando a detalle nuestra tesorería y nuestro capital de trabajo, previendo los faltantes de efectivo, cuidando al detalle los gastos, los inventarios, el crédito a clientes y el pago a proveedores.    

Afinar el enfoque competitivo. En tiempos de ajustes financiero no podemos distraernos atendiendo clientes mediocres. Nos toca concentrarnos en los clientes más confiables y valiosos, ofreciendo nuestros productos y servicios más diferenciados y rentables, transmitiendo mensajes muy claros y potentes, concentrándonos en nuestros mejores negocios.

Opciones de diversificación. Si vamos a lanzar nuevos productos o atacar nuevos mercados, no es momento de hacerlo con planes de recuperación tardíos ni con fuertes inversiones. Los intentos de diversificar negocios en estos tiempos tienen que ser muy medidos, muy a la segura, corriendo riesgos que estemos seguros de poder solventar sin riesgos financieros, aún en caso de que salga todo mal.

Plan de Negocio ajustado. Nuestras proyecciones financieras en tiempos de incertidumbre económica debemos hacerlas con criterios muy conservadores. No es momento de planear con números alegres. Antes al contrario, nuestros presupuestos deben hacerse bien amarrados, con cifras muy confiables, con amplio margen de maniobra. Ya vendrán momentos de ser agresivos otra vez en nuestros proyectos de crecimiento.

Evaluar los riesgos del negocio. Si en estos últimos años henos aprendido a revisar los riesgos financieros continuamente, tal vez en tiempos recesivos convenga hacerlo diariamente. Cualquier cambio en el mercado o en la economía que pueda afectarnos debe ser monitoreado y tomado en cuenta en la administración financiera.

Asegurar el financiamiento por adelantado. Aún cuando no necesitemos adquirir deuda en este momento, no sabemos cómo se vaya a poner la cosa en nuestra industria y en nuestros mercados. Más vale contar con válvulas de escape y tener recursos disponibles en líneas de crédito revolventes para situaciones imprevistas.

Cuidar a los colaboradores. Nuestra gente es crucial para el éxito de los negocios, especialmente durante situaciones de estrechez. Ellos se estresan tanto o más que nosotros, la contracción también puede afectar su economía. Es importante mantenerles informados de cualquier cambio que llegue a dañar sus finanzas. Será oportuno prepararles para ser más flexibles y prudentes en su trabajo y su propia economía.

Fortalecer relaciones con clientes, aliados y proveedores clave. En estos tiempos es relevante dedicar tiempo personal a mantener una comunicación estrecha con nuestros mejores socios comerciales. Tenemos que asegurar que mantendremos la fidelidad, sobre todo de los que hacen la diferencia para nuestra empresa.

No sabemos si habrá una desaceleración económica el próximo año, pero más vale estar bien preparados.

 

 

c_dumois@cedem.com.mx

http://www.cedem.com.mx

Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

 

* “Dueñez® es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER