17° GUATEMALA
12/08/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Qué transportes serán los vencedores tras el Covid-19?

Sandra Vi
29 de abril, 2020

Mientras el Covid-19 avanza, la movilidad sufre una parálisis parcial por causa de las medidas de contención que estableció el Gobierno de Guatemala.

Y una de las principales víctimas de la cuarentena es el transporte urbano y extraurbano, por ser un medio de uso de miles de personas, y posible fuente de propagación del virus.

En Guatemala cerca de tres millones de habitantes utilizan el transporte público y unos dos millones lo usa en la capital. Pero al reactivar el transporte a ¿qué retos se enfrentará Guatemala?

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

¿Acaso se usará menos el transporte público?, ¿los guatemaltecos se inclinarán por el uso de los automóviles y motocicletas?, ¿será posible que la falta de confianza en el trasporte público cause que los guatemaltecos se cambien a la movilidad privada?

En dos ruedas al trabajo

La falta de confianza en el transporte público por contagios de coronavirus podría aumentar el deseo de viajar en un espacio protegido, como el vehículo privado, motocicleta o bicicleta.

Para César Amézquita, gerente dela Asociación de Importadores de Motocicletas (Asim), el uso de la motocicleta se ha incrementado en el territorio guatemalteco, debido a las disposiciones del gobierno de Guatemala.

“Actualmente se encuentra suspendido el trasporte público, y esto ha generado que muchas personas evalúen comprar una motocicleta para seguir asistiendo a sus centros de trabajo”, señaló.

Además recordó que las motocicletas son un medio de trasporte ágil y de bajo consumo de combustible. Lo que permitirá a las personas acortar tiempos en el tráfico que se está generando previo al toque de queda.

Según Amézquita, este año por el coronavirus la economía de los guatemaltecos podría llegar a un punto de estabilidad en tres a cuatro meses después de que se permita laborar y movilizarse sin restricciones.

A pedalazo para el trabajo

Sin embargo en esta época de pandemia la bicicleta podrían ser una opción eficiente de transporte. Aunque por el momento solo se cuenta con 40 kilómetros de ciclovías en la capital de Guatemala, y estas no se conectan.

Roberto González, quién antes de la pandemia utilizaba la bicicleta para ir a trabajar, dice que en algunas ocasiones, estuvo a punto de ser arrollado por buses, vehículos, camiones, pero sobre todo por motoristas.

“Algunos conductores de carros te bocinan, pero los motoristas no respetan y tampoco las señales de tránsito”, cuenta González.

González cree que usar la bicicleta como medio de transporte para el trabajo y no de recreación, puede servir para evitar más contagios de coronavirus en el país. Aunque considera que las ocho ciclovías en la capital son insuficientes.

Medio de transporte preferido

Expertos consideran que la vuelta a la normalidad va ser gradual y complicada. Y que en un futuro cercano habrá un crecimiento en el parque vehícular.

Por ejemplo, la industria automovilística en China está viviendo un giro de 180 grados, según el estudio de la consultora de mercados Ipsos, sobre la intención de compra de carros tras el Covid-19.

El estudio revela que en China podría dispararse la compra de vehículos, por la sencilla razón de que los usuarios no quieren desplazarse en transporte público por miedo a nuevos contagios.

La encuesta reveló que antes del coronavirus sólo el 34 por ciento de la población en China se decantaba por el uso del automóvil privado.

Sin embargo, la pandemia ha hecho que este número se eleve hasta el 66 por ciento.

Este temor causado por posibles contagios de coronavirus ha hecho que el 72 por ciento de los encuestados se decidan a adquirir un automóvil nuevo, y un 66 por ciento muestra su intención de realizar la compra en los próximos seis meses.

En Guatemala

Pero en Guatemala estas cifras podrían ser diferente. Axel Barillas, gerente de Mercadeo Corporativo de Grupo Cofiño, considera que en el país la recuperación de las ventas de los carros será gradual.

“Debemos tomar en cuenta que la economía China es mucho más fuerte que la nuestra, por lo que no se espera el mismo ritmo”.

También dice que hay que tomar en cuenta la escasez de vehículos que habrá, debido al cierre temporal de plantas de producción a nivel mundial.

Considera que otro factor importante a tomar en cuenta, es la asignación de vehículos para nuestro país por parte de las diferentes fábricas.

Además explica que en Guatemala “se estima que el mercado de vehículos se afectará en un 40 por ciento anual. En un mercado de aproximadamente treinta mil unidades en años normales“.

Explica que es difícil calcular cuál será el porcentaje de guatemaltecos que podrán adquirir un vehículo, porque hay muchas variables que analizar.

Pero que el tipo de vehículo que tendrá más demanda en Guatemala será el de trabajo o comercial.

Y que el vehículo liviano puede tener una fuerte demanda cuando se normalice la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Retos del transporte

En Guatemala el Transmetro mueve a unas 415 mil personas, el Transurbano a casi a 270 mil. Y aproximadamente 390 mil pasajeros se movilizan en los buses rojos.

Mientras que el transporte extraurbano es utilizado por un millón y medio de pasajeros.

“Sin duda movilizar a casi 5 millones de personas en transporte público, en esta época, significará un gran reto para los empresarios y las municipalidades” dijo el Presidente de la Asociación de propietarios de autobuses urbanos de Guatemala (Asopagua), Edwin Amaya.

Además comentó que una de las medidas que es posible que la Asociación implemente después del confinamiento, es disminuir la cantidad de pasajeros en las unidades.”Es posible que cada unidad en promedio traslade a 30 personas en promedio”.

Por otra parte, la Municipalidad de Guatemala informó que esperará a que el Gobierno dé los lineamientos para la reactivación del servicio del Transmetro. Todas las paradas del Transmetro ya poseen líneas de distanciamiento, explican las autoridades.

En marzo la comuna informó que las unidades de Transmetro trasladarían únicamente a 100 pasajeros en cada vagón. Pero ya no se implementó porque el servicio fue suspendido.

Servicio extraurbano

Según Itiel Ordoñez Castillo, Presidente de la Coordinadora nacional del transporte extraurbano de pasajeros (Conatep) al finalizar el confinamiento, uno de los retos a los que se podrían enfrentar es que los usuarios no respeten el distanciamiento mínimo en las paradas específicas de cada unidad.

También considera que es necesario que se establezcan otras paradas para regular la cantidad de pasajeros, en cada una de ellas.

Cree que una de las medidas para evitar los contagios y propagación del virus en las terminales de buses es la coordinación con las Municipalidades para que se realicen cambios en la infraestructura y en los reglamentos para evitar aglomeraciones.

El representante de la Conatep considera que a mediano plazo es imposible implementar un sistema de pago electrónico en las unidades. Porque por el Estado de Calamidad han tenido pérdidas y no cuentan con capital para invertir en este tipo de sistemas.

Por el momento en Guatemala el Transurbano es el único transporte público de la Ciudad que cuenta con el sistema de pago a través de una tarjeta con sistema de identificación automática.

Los cambios en Latinoamérica

En el informe “Las implicaciones para la movilidad sostenible”, realizado por el Proyecto de Transporte Urbano Sostenible, estas acciones podrían cambiar para siempre en el transporte público latinoamericano.

  • Pago electrónico: En un futuro el dinero no volverá a usarse como medio de pago, debido a que es un medio de transmisión del coronavirus. El servicio público empezará a usar los débitos electrónicos.
  • Pasajeros parados o colgando: Las distancias obligatorias restringirán a los buses a llevar solo a pasajeros sentados, por lo tanto las unidades no podrán ir saturadas de pasajeros.
  • Taxis con conductor aislado: La barrera de separación entre el conductor y los pasajeros podría volverse estándar para taxis y servicios como Uber.
  • Estaciones de buses: La áreas comunes en las terminales de buses podrían desaparecer, por las medidas obligatorias de distanciamiento entre personas.
  • Uso de la bicicleta: Es una opción de solución a los problemas de movilidad. Esta podría cobrar un mayor impulso por a su capacidad de separar personas y aliviar la cargas del transporte.
  • Transportes saturados: Las imágenes de los empujones en los servicios de transporte pronto desaparecerán. Las estaciones marcarán el lugar que debe ocupar cada pasajero para evitar las aglomeraciones
  • Trazabiliad: La necesidad de las autoridades para identificar las cadenas de contagio, requerirían sistemas de identificación obligatorios -a través de la tecnología- para conocer quién y en qué momento viajó y pudo ser un transmisor de Covid-19 a los demás usuarios o pasajeros.

Por ahora en la memoria de miles de guatemaltecos quedarán los recuerdos de los días en los que se movilizaban sin temor a un contagio como el del coronavirus para ir al trabajo, centros de estudios, o simplemente para ir a comprar o pasear.

  • Te sugerimos leer

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER