Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Agosto Negro y Los Pasaco: Un pasado de secuestros y asesinatos

Henry Pocasangre
10 de noviembre, 2018

Secuestros, asesinatos, torturas y la masiva fuga de reos de prisiones de “alta seguridad”, marcan una época violenta, dominada por las más sanguinarias bandas criminales que han operado en Guatemala.

A partir de los años de 1990 y hasta la primera década del 2000, el país estuvo acechado por grupos criminales que secuestraban, exigían millonarios rescates y asesinaban a las víctimas.

Grupos como los pasaco, el general, agosto negro, el indio y el canguro, alarmaron a la población por los crímenes que perpetraron.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Un nombre sobresale de estos grupos al margen de la ley: Rigoberto Antonio Morales Barrientos, conocido en el mundo delictivo con el alias de Rigorrico.

Morales Barrientos pasó de ser agente de la Guardia de Hacienda -cuerpo policial de carácter civil- a cabecilla de asaltantes y dirigir grupos de secuestradores.

Fue en 1997 cuando el nombre de Rigorrico surgió por primera vez. Tenía una orden de captura por integrar la banda los Nicas. Uno de los miembros de ese grupo era su hermano, Víctor Manuel, que fue condenado a 12 años de cárcel junto con otras personas.

En 1998 el nombre de Rigorrico apareció de nuevo. Esa vez vinculado con la banda Agosto Negro, un grupo de asaltabancos y secuestradores que operaba en el suroccidente del país.

Morales Barrientos es la pieza clave para entender la participación de cuatro personas que en su momento eran cómplices de los crímenes en dos bandas distintas –Agosto Negro y Los Pasaco-.

Se trata de Julio García Palacios, Isaías López Castillo, Marco Tulio López y Luis Humberto Arana Sarceño.

Son cuatro condenados por secuestro que declaran como testigos en el caso de supuestas ejecuciones extrajudiciales contra el exministro de Gobernación, Carlos Vielmann, el ex subdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), Stu Velásco y seis personas más.

  • Deberías leer:

Agosto Negro

Agosto Negro se dio a conocer por el robo de Q1 millón en una agencia bancaria de Quetzaltenango y por el secuestro y asesinato de Danita González Plank, hija de Daniel González, quien fue candidato a la vicepresidencia con el Partido Libertador Progresista.

Rigorrico fue detenido en enero de 1998 con otras seis personas. Todos fueron trasladados a una cárcel preventiva en Quetzaltenango, de donde se fugaron en mayo del mismo año.

Cinco meses después fue recapturado, cuando se realizaba el rescate del empresario Edin Javier Bailey Beltetón, quien había sido raptado junto con su esposa, un mes antes.

Morales Barrientos fue condenado por el primer caso en 1999 -el secuestro y asesinato de González Plank-. Durante la audiencia dijo que era agricultor y sus ingresos mensuales no superaban los Q800.

En la sentencia, el tribunal lo condenó a 30 años de prisión por tenencia, uso de armas y por robo agravado. Sin embargo, por el rapto y la muerte de González Plank fue absuelto, ya que hubo una “ineficiente investigación”, según los jueces.

Banda organizada

Luego de ser sentenciado, Rigorrico y sus cómplices, en prisión planificaron un nuevo escape.

Los titulares de los medios de comunicación del 18 de junio del 2001, anunciaban la “fuga masiva” de 78 reos de la Cárcel de Alta Seguridad Canadá. Rigorrico era uno de ellos.

Titular de Prensa Libre del 18 de agosto del 2001. (Foto: Hemeroteca Nacional)

Para salir de prisión utilizaron fusiles AK-47 y subametralladoras Uzi. Un custodio, un reo y una agente de la PNC fueron asesinados.

En septiembre del mismo año, las fuerzas de seguridad recapturaron a Rigorrico en la colonia Carolingia, zona 6 de Mixco.

Para el 2004, la PNC tenía como responsable a la banda Agosto Negro de al menos seis secuestros en Quetzaltenango, Mixco, Sacatepéquez y la capitaln

Así se fugaron los reos de la cárcel El Infiernito, integrantes de varias bandas de secuestradores como Agosto Negro y Los Pasaco. (Hemeroteca Nacional, diario Prensa Libre)

Los Pasaco

Dos años antes del surgimiento de Agosto Negro, apareció una banda criminal conocida como Los Pasaco, su nombre surge de Pasaco, Jutiapa, de donde eran algunos de sus integrantes.

Esta estructura también estaba ligada a Rigorrico. Se dio a conocer en Guatemala y el mundo por el secuestro y muerte de Isabel Bonifasi de Botrán.

Su dinámica delictiva era secuestro, tortura, cobro de rescate y asesinato de las víctimas. La muerte de Bonifasi es de las más recordadas. Una mujer de 71 años proveniente de una de las familias más reconocidas en el sector empresarial.

Los Pasaco solicitaron US$3 millones para liberar a la mujer. Tres meses después del rapto hubo un fuerte operativo en un centro comercial donde fue capturado un secuestrador, quien reveló la ubicación de Bonifasi, en Villa Nueva.

Los policías encontraron en el inmueble el cadáver de la mujer con signos de desnutrición y estrangulamiento y marcas que apuntaron a que estuvo atada de pies y manos todo el tiempo.

las autoridades de ese momento dijeron que a la banda se le atribuían, hasta entonces, 18 secuestros.

Dos de los capturados fueron Luis Amilcar Cetino Pérez y Tomás Cerrate Hernández, condenados a la pena de muerte y ejecutados frente a las cámaras en televisión nacional. Esta fue la última vez que se aplicó la pena de muerte en el país.

Titular de Prensa Libre sobre la fuga de reos relacionados con bandas de secuestradores. (Foto: Hemeroteca Nacional)

Los cabecillas de la banda libraron la muerte al escapar de prisión un tiempo antes. El primero, Elver Gabriel Alvarado, asaltó un camión en el que llevaron alimentos al penal.

Fernando Palacios Luna salió por la puerta principal del reclusorio vestido de policía, luego de pagar Q1 millón en sobornos. Nadie lo detuvo en su fuga.

Los nexos

Las cuatro personas que ahora son testigos del Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), figuran en la listas de nombres reportados en las capturas y posteriores fugas de prisión.

Son identificados como operadores de bandas creadas y coordinadas por alias Rigorrico.

Julio Oswaldo García Palacios fue detenido a finales de 1996, junto con otros integrantes de Los Pasaco, cuando tenían retenido a un menor. Un juez ordenó 50 años de prisión, se fugó dos veces de la prisión.

Isaías López Castillo era parte de Los Pasaco y Agosto Negro. La justicia ordenó pena de muerte, aunque al final le fue conmutada a 50 años. Está relacionado con el asesinato del finquero Jesús Briz Lorenti.

Marco Tulio López López también participó en las dos bandas. Cumple una condena de 50 años de cárcel por secuestro y asesinato. Escapó dos veces de la cárcel junto con Rigorrico.

Luis Humberto Arana Sarceño era activo en Agosto Negro. Tene una pena de 50 años por secuestro. También escapó dos veces de un penal.

  • Deberías leer este artículo: