24° GUATEMALA
20/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Migrantes
Migrantes
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Exministro Acisclo Valladares Urruela se entrega en EE.UU.

Glenda Sanchez
11 de noviembre, 2020

El exministro de Economía, Acisclo Valladares Urruela, se puso a disposición en juzgado en Estados Unidos (EE.UU.). El exfuncionario es señalado de lavado de dinero de más de US$10 millones provenientes del narcotráfico.

El exfuncionario está vinculado al caso Red, Poder, Corrupción y Lavado en Guatemala, donde existen una orden de captura en su contra. En Estados Unidos es señalado de lavado de dinero.

El exministro Valladares Urruela se entregó el 22 de octubre y se presentó ante la jueza Alicia Otazo Reyes, de la Corte del Distrito Sur de Florida, Estados Unidos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El exfuncionario pagó una fianza de US$500 mil para quedar con arresto domiciliario.

Acerca de esta información, el Ministerio Público de Guatemala informó que aún no tienen detalles de la entrega de Valladares Urruela en Estados Unidos.

Documento oficial de Estado Unidos.

Los acusación contra Valladares en EE. UU.

El Buró Federal de Investigaciones​ del Departamento de Justicia de Estados Unidos lleva el caso. La agencia de estadounidense señaló a Valladares Urruela, por sospechas de que ayudó a lavar dinero del narcotráfico.

Según la Fiscalía de EE.UU., se presume que el exministro ayudó a blanquear unos US$10 millones provenientes de narcotráfico y actividades ilícitas.

La información del Departamento de Justicia indica que el exfuncionario utilizó los ingresos del narcotráfico y otros fondos para sobornar a políticos vinculados con corrupción.

Los fiscales indican que durante “una conspiración de cuatro años, Valladares Urruela permitió el tráfico ilegal de drogas. Creó una demanda de efectivo no rastreable, efectivo que usó para sobornar a políticos corruptos guatemaltecos”.

Ariana Fajardo Orshan, Fiscal Federal para el Distrito Sur de Florida, Robert E. Bornstein, Agente Especial Interino a Cargo, FBI, División Criminal de la Oficina de Campo de Washington, y Kevin W. Carter, Agente Especial a Cargo, DEA, División de Campo de Miami, hicieron el anuncio.

“Los presuntos conspiradores de Valladares Urruela incluyeron a un importante narcotraficante, un político corrupto guatemalteco y un empleado corrupto del banco guatemalteco”.

“El empleado del banco era el conducto entre quienes tenían el dinero del narcotraficante y el político corrupto y la persona que lo necesitaba (Valladares Urruela)”, señaló el FBI.

Acceso con mecanismos bancarios

Además, detalló que “maximizando el acceso y la familiaridad de los empleados con los mecanismos bancarios, ejecutaron un sofisticado esquema de lavado”.

El lavado se dio mediante “intercambios ilegales de dinero entre partes en diferentes países. Se hizo por medio de “transacciones espejo que no dejaron rastros de papel”.

Asimismo, “el desarrollo de oportunidades de inversión fraudulentas que produjeron ganancias financieras falsas. Además, sirvieron para crear documentos falsos para hacer que las ganancias obtenidas parezcan legítimas”.

También se especificó que la conspiración de lavado de dinero duró de 2014 a 2018.

”El empleado del banco obtuvo un corte de las diversas transacciones financieras”, asegura el Departamento de Seguridad.

Intercambio de dinero

Las autoridades sospechan que el “narcotraficante y el político corrupto intercambiaron su dinero por lo que parecían ser ganancias legítimas, junto con rastros de papeles”.

Esto permitió a “los delincuentes disfrutar de su dinero abierta y públicamente. También les permitió mover dinero a otros lugares en secreto, incluso a diferentes lugares de América del Sur”.

“Valladares Urruela recibió regularmente mochilas, bolsos de lona y maletines llenos de dinero e imposible de rastrear”, indicó EE. UU.

Se agregó que el exministro “sabía que provenía del narcotráfico y la corrupción y lo usó para sobornar a políticos guatemaltecos”, según la declaración jurada.

Parte del dinero del supuesto plan de Valladares Urruela con sus cómplices, pasó por medio de cuentas bancarias estadounidenses.

Al menos “dos compañías de Miami presuntamente ayudaron a los conspiradores a trasladar dinero a Sudamérica”.

Vínculos desafortunados

“Este caso demuestra los desafortunados vínculos que a veces existen en los países de América Central y del Sur, entre narcotraficantes, empresarios y políticos corruptos”, dijo la fiscal federal Ariana Fajardo Orshan.

“Aunque Miami sirve de puente entre los Estados Unidos y nuestros vecinos del sur, los narcotraficantes, los funcionarios corruptos y su dinero sucio no son bienvenidos en nuestro distrito”, indicó la funcionaria.

“El Departamento de Justicia de los Estados Unidos respalda a sus socios encargados de hacer cumplir la ley en los países vecinos en la lucha contra el lavado de dinero y el narcotráfico”, enfatizó.

“Esta investigación demuestra que el FBI y nuestros socios no se detendrán en las fronteras para identificar y localizar criminales”, dijo Robert E. Bornstein.

Bornstein, es un agente especial interino a cargo de la División Criminal de la Oficina de Campo de Washington del FBI.

El agente agregó:”El FBI continuará trabajando con nuestros socios extranjeros y nacionales para llevar ante la justicia a Asisclo Valladares Urruela. Y a otros que perpetúan el desafortunado vínculo del narcotráfico y la corrupción política que a veces existe”.

“Ninguna persona está nunca por encima de la ley”, dijo Kevin W. Carter, agente especial de la División de Campo de Miami de la DEA.

“Se espera que los funcionarios gubernamentales, tanto extranjeros como nacionales, obedezcan las leyes. Cuando existe corrupción, envenena el bienestar de las naciones. Casi siempre involucra otros tipos de delitos”, subrayó Carter.

“La División de Campo de la DEA Miami siempre apoyará para combatir el tráfico de drogas y todas las demás actividades criminales que lo acompañan”, manifestó el funcionario.

“Los cargos en una denuncia penal son meramente acusaciones. El acusado se presume inocente a menos que se pruebe su culpabilidad en un tribunal de justicia“, concluye el documento.


SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR