14° GUATEMALA
25/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Decretan Estado de Sitio en tres municipios de Izabal y dos de Alta Verapaz

Luis Gonzalez
19 de julio, 2020

El Gobierno decretó Estado de Sitio en El Estor, Livingston y Morales, en Izabal, y en Panzós y Santa Catalina La Tinta, de Alta Verapaz, de acuerdo con el Decreto 13-2020, publicado en el Diario de Centro América

De acuerdo con las autoridades, la restricción de libertades es para llevar a cabo investigaciones contra personas y grupos criminales que han atacado a las autoridades y a las personas de estos municipios.

Durante los últimos meses en estos lugares diversas organizaciones han denunciado acciones como invasiones, destrucción de la propiedad privada, ataque a las fuerzas de seguridad y la instalación de puestos para extorsionar.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Por ello, el Gobierno estableció el Estado de Sitio que tendrá una vigencia de 30 días y deberá ser aprobado por el Congreso de la República.

Invasiones en 1 mil 800 propiedades

Decenas de propietarios de terrenos invadidos en Alta Verapaz, Izabal y otros departamentos, se quejan de la ingobernabilidad en estas áreas. Los afectados denuncian impunidad y falta de acción del Gobierno para combatir las usurpaciones de propiedades.

Los invasores, en contubernio con oenegés manejadas por el crimen organizado, han tomado las fincas para destruir las plantaciones, saquear bodegas y todo lo que encuentran de valor.

Los afectados han denunciado a los responsables de estas usurpaciones y existen órdenes de captura y resoluciones judiciales para desalojos, pero no se han concretado.

La Fundación Turcios Lima, dirigida por el exguerrillero Julio César Macías es una de las oenegés que encabeza las usurpaciones. Macías, también conocido con el alias de Comandante César Montes, es prófugo de la justicia.

También el Comité Campesino del Altiplano (CCDA), dirigido por el exdiputado y también exguerrillero, Leocadio Juracán, promueve las invasiones en el área.

El Comité Campesino del Altiplano es dirigido por el exdiputado y exguerrillero Leocadio Juracán.

Acabaron con las plantaciones

Víctor Suárez, un empresario y dirigente del sector privado industrial, también lamentó lo ocurrido en su propiedad.

Hace 25 años vio una oportunidad para introducir en Guatemala una siembra que podría generar nuevas fuentes de empleo. Viajó a Alta Verapaz y halló el sitio en el área conocida como Cobilguitz. Inició la producción de tallos de palmito para exportación y hubo más fuentes de empleo.

La producción, luego de más de dos décadas de trabajo, generó trabajo para 200 familias que tenían todas las prestaciones de ley por sus labores y, sobre todo, disfrutaban de libertad y paz social.

Pero un grupo de invasores irrumpió en la finca Agropalmito y terminó con todo. De 1 millón 400 mil plantas, Suárez calculó que solo quedan unas 85 mil. Se dejaron de exportar unos Q30 millones, indicó el empresario.

  • Deberías leer:

Ingobernabilidad aumenta en Alta Verapaz, denuncian afectados

La pandemia no detiene las invasiones en El Estor

Ausencia del Estado y sin ley

La falta de acción contra los usurpadores ha motivado a otros grupos a continuar violando la ley. Las autoridades supuestamente temen acercarse al área porque los invasores están armados con fusiles y otras armas.

A partir de estas invasiones han pasado tres ministros de Gobernación y a ninguno le ha interesado la ingobernabilidad en la región, se denuncia. Cubilguitz es un área estratégica para la movilización en todo el norte de Guatemala.

Se presume que estos grupos de invasores, con otras oenegés, tienen vínculos con el narcotráfico y buscan liberar esta región para controlar el paso de droga hacia México. Establecer un corredor para este tipo de crímenes y otras ilegalidades.

No hay duda que son grupos ligados al crimen organizado por la capacidad de organización y las armas en su poder, explican los afectados.

El área de Cubilguitz es estratégica para el crimen organizado.

La Asociación para la Defensa de la Propiedad Privada (Acdepro), en su III Informe presentado el martes 14 de julio, justo el día en que los usurpadores tomaban otro terreno en Izabal, denunció más acciones ilegales.

En su informe, la entidad destacó este caso y la impunidad con que operan estos grupos apoyados por oenegés como el Comité de Unidad Campesina (CUC), y la Fundación Turcios Lima, dirigida por el exguerrillero Julio César Macías, alias “César Montes”.

Además, en la conferencia virtual participaron representantes de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), que dieron detalles de la invasión de la finca Medio Monte, en Palín, Escuintla.

Los invasores de la finca La Cabaña no permitieron el paso de los trabajadores de la finca.

Repudio a nueva invasión

Luego de la invasión ocurrida el 14 de julio en la finca La Cabaña, ubicada en el Estor, Izabal, arrendada por la empresa NaturAceites, la Policía se presentó para consignar a los responsables de agredir a uno de los empleados.

Esta nueva usurpación ocurrió en medio de la emergencia causada por el coronavirus Covid-19, situación aprovechada por los grupos criminales que ven un Estado enfocado en combatir la pandemia, señala Acdepro.

“La invasión registrada se suma a una serie de acciones violentas de grupos vinculados con oenegés y el crimen organizado, que operan con impunidad, en medio de la ausencia de certeza jurídica que existe en el Estado de Guatemala”, señaló Carlos Torrebiarte, vicepresidente de Acdepro.

“Durante las últimas tres semanas cuatro fincas fueron invadidas, lo que refleja la ingobernabilidad en el área del Polochic”, enfatizó Héctor Herrera, Gerente de Sostenibilidad de NaturAceites.

“La ingobernabilidad no es exclusiva a la invasión de propiedad privada y tala de bosque, sino que es generalizada. Durante el 2020 se han registrado más de 50 días de bloqueos en El Estor, los cuales han asfixiado el área”, agregó Herrera.

Alrededor de 1 mil 800 fincas y terrenos están usurpados en el país y 428 están en el área del Polochic.

Las invasiones son encabezadas por asociaciones civiles, oenegés, fundaciones y crimen organizado. La estructuras ilegales tienen interés en controlar de Izabal a Huehuetenango para el cometer sus fechorías, enfatiza Acdepro.

“El problema no es agrario, es del crimen organizado, y los invasores responden a intereses económicos, pues estafan y venden tierras que pertenecen que tienen dueños, talan y venden la madera y roban los bienes, entre muchos ilícitos más”, concluyó el informe de Acdepro.

“El primer paso para reducir las invasiones en el Polochic y en general, es incrementar la presencia de las fuerzas de seguridad, ya que su presencia es mínima. Por tal motivo, representantes de otras dependencias del Estado, aseguran tener temor de operar, pues consideran que no existen garantías mínimas de seguridad”, añadió Herrera.

La Policía intervino en la finca La Montaña para capturar a los agresores.

Bloquean el paso y retienen a policías

Durante el Toque de Queda y el Estado de Calamidad, grupos criminales invadieron el 11 de mayo del 2020, una parte de la finca Chabiland, de El Estor, Izabal, propiedad de NaturAceites.

La Policía se dirigió a la finca a corroborar la denuncia y lo primero que encontró fue a 150 personas que bloqueaban el paso hacia este lugar.

Luego, al llegar a la finca, corroboraron que cortaban las plantaciones de palma de aceite y lotificaban el terreno invadido, pero fueron retenidos. Al final los dejaron en libertad.

La empresa NaturAceites llevó el problema a una mesa de diálogo y ofreció trabajo a los invasores, pero rechazaron la propuesta y siguen en el lugar.

NaturAceites cuenta con orden de Juez para el desalojo con plazo para un mes, pero no se ha realizado por la PNC y MP, violando las órdenes de juez competente.

La importancia económica y social de NaturAceites en la región del Valle del Polochic es extensa. La empresa brinda trabajo a más de 2 mil empleados en planilla, y una cantidad similar en empleos indirectos.

La Usac también sufre por usurpadores


La Universidad de San Carlos de Guatemala también libra una batalla contra invasores de la finca Medio Monte, ubicada en el municipio de Palín, Escuintla.

La propiedad que sirve para estudios experimentales de esa Universidad fue invadida en marzo de 2018, y aunque los abogados han recurrido a todas las instancias legales, no han podido desalojar a los usurpadores.

Recientemente, un grupo de personas intentó invadir otras áreas de la finca de 2.7 caballerías, pero se logró contener, según el abogado César Monterroso, asesor de la Usac.

El abogado señala que los invasores son apoyados por el Comité de Unidad Campesina (CUC). La Usac ya presentó el estudio ancestral de la propiedad de la finca y los usurpadores también lo hicieron, pero “sin ningún respaldo”.

Añadió que los invasores aseguran tener financiamiento de la embajada de Noruega para continuar con el proceso legal.

Grupos ligados al CUC y César Montes

Carlos Torrebiarte, presidente de Acdepro, señaló que aparte del CUC, las invasiones en el Valle del Polochic también son promovidas por otro grupo encabezado por Julio César Macías, alias comandante “César Montes”, quien tiene orden de captura pendiente.

De acuerdo con el analista político Miguel Castillo, la situación en el Valle del Polochic genera más pobreza causada por estos grupos que operan en la “industria de la reclamación” de tierras y empleo.

“Han llegado a actitudes extorsivas que llevaron al cierre de empresas y la ingobernabilidad, al extremo que cierran las vías y exigen dinero para permitir la libre movilidad”, refiere Castillo.

“La zona del Polochic es atractiva para las estructuras que cometen ilícitos, al mismo tiempo es un área desatendida por el Estado”, explicó el analista.

Las invasiones y usurpaciones en fincas de Guatemala, en especial las cercanas a la carretera Transversal del Norte, muestran cierto interés estratégico para el crimen organizado, destacó Acdepro.

“Las usurpaciones siempre están encabezadas por personas conocidas y organizaciones que destruyen y roban, impunemente, la propiedad privada”, enfatizó Carlos Torrebiarte.

“Se puede ver cómo invaden propiedades privadas y públicas para apoderarse de terrenos con igual modo de operación violenta. No es un tema ideológico, sino de cuestiones económicas y crimen organizado”, concluyó Acdepro.

La finca de la Universidad de San Carlos de Guatemala fue invadida en marzo de 2018 por un grupo apoyado por el CUC.
SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR