18° GUATEMALA
27/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
El acueducto era completamente de ladrillo. En ocasiones se necesitaba arreglar los arcos por ser una estructura tan inestable frente a los terremotos.

Los secretos del Acueducto de Pinula en Ciudad de Guatemala

Los arcos de ladrillo que se pueden ver por el Zoológico La Aurora ahora son un monumento, pero hace 235 años era el acueducto que trasladaba agua a los habitantes de la capital.

En Guatemala la mezcla de culturas es lo que ha dado vida a la ciudad. Entre los lugares más importantes en la historia del país se encuentra el Acueducto de Pinula, también conocido como Los Arcos. Este es el punto donde la cultura maya, española, e incluso árabe-romana se juntan en la estructura que, hace 235 años, trasladaba el agua a la ciudad de Guatemala.

La construcción del acueducto inició durante el Siglo XVII bajo orden del arquitecto mayor y fontanero José Bernardo Ramírez, quien era el encargado de la distribución del agua en la ciudad y decidió traer el líquido desde el oriente y poniente, con lo que surgieron los acueductos de Pinula y de Mixco.

Los estudios de Carlos Navarrete del montículo de La Culebra fueron los que ayudaron a decidir que el acueducto de Pinula pasara por encima de este vestigio, el cual se supone también fue utilizado por las culturas pasadas con igual fin.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Al ver el acueducto, se puede trazar la trayectoria del montículo de La Culebra.

Orígenes del acueducto

La propuesta de construir un acueducto como sistema de agua para la ciudad surgió luego del terremoto de 1773, el cual fue la mayor causa del traslado de la capital a la Nueva Guatemala de la Asunción en el Valle de la Ermita. Luego que se realizaran estudios de cuál era la fuente de agua más cercana en la que la capital dependiera, se decidió que el río de Pinula, en el llano de la Culebra, era el indicado como fuente para el acueducto.

El diseño general obtuvo su mayor inspiración en el sistema arábigo-romano traído a Guatemala en la época colonial, replicando estructuras de Antigua Guatemala. El mayor inconveniente con este diseño era que en el montículo la Culebra había llanos que complicaban el flujo de agua. Fue así como se introdujo la idea de construir arcos para que el acueducto fluyera con facilidad.

Para facilitar el proceso de construcción, se decidió que los artesanos que realizaban los ladrillos se trasladaran a la ciudad. Las fábricas se establecieron en los alrededores del montículo de la Culebra y se iban moviendo con la construcción.

Los arcos y el acueducto se adaptaron al montículo de La Culebra.

La construcción del acueducto, que terminó en 1786, con un sistema de arquería llegó a ser aceptado luego de varias consideraciones de seguridad y presupuesto. La construcción inició en El Cambray y llegaba hasta el final de la calle real de Pamplona. Los arcos llegaron a ser cruciales, ya que aumentaban la velocidad del agua, así teniendo un mejor flujo y llegando a su destino final con igual velocidad con la que iniciaba.

Los arcos y canales elevados eran hechos de ladrillo y mampostería. Conducían el agua hacia las 52 cajas donde se almacenaba el líquido para luego ser distribuida a fuentes y rebalses. Sistemas más pequeños de tuberías de barro distribuían el agua a lavaderos públicos y casas de habitación.

Las dimensiones finales fueron las siguientes: las taujías que conducían el agua hacia una presa triangular de 12 varas de largo por tres varas de cimiento, dos varas de alto y seis varas de ancho. El canal estaba sellado por una capa de mortero de unos 60 metros de ancho y 0.80 metros de altura. El Acueducto de Pinula llegó a tener una longitud aproximada de 8 kilómetros.

El acueducto tenía origen en El Cambray, donde obtenía agua del rio de San José Pinula.

La ciudad llegó a depender del sistema de acueductos hasta que, durante el gobierno del general Jorge Ubico, se construyó la planta y pozo de Santa Luisa en el año 1938. Por esta época también empezaron a surgir empresas privadas de abastecimiento de agua, las cuales brindaban servicios a quienes deseaban tener un sistema privado de agua en vez de utilizar el del acueducto.

El acueducto por los años

Mientras el Acueducto de Pinula estaba en uso, llegó a convertirse en el lugar predeterminado para los duelos que ocurrían en la Ciudad, ya fueran entre individuos o grupos políticos.

Entre los conflictos se encuentra el enfrentamiento entre el general Rafael Carrera y el Mariscal Serapio Cruz, también conocido como Tata Lapo. Cruz había planeado realizar un golpe de estado, por lo que Carrera, quien era el presidente, lo retó a un duelo frente a los arcos. Cuando llegó el día, Cruz le dio a conocer que eran rumores y decidieron unir fuerzas para combatir a los liberales en El Salvador.

La serie de terremotos que iniciaron el 17 de noviembre de 1917 causaron que varias estructuras, desde el área de Amatitlán hasta la ciudad, se desestabilizaran. Entre los edificios destruidos se encontraban varios que daban soporte al acueducto, por lo que por un tiempo se le tuvo que dar soporte al canal con tablas de madera para continuar con su uso. En ocasiones se demolieron partes del acueducto para construir calles, pero luego que se declaró como un monumento, se ha protegido como Patrimonio Cultural de Guatemala.

Por los terremotos, en varias ocasiones se tuvieron que hacer partes de madera porque el acueducto se derrumbaba.

Debido a que la parte urbana de la ciudad se fue trasladando hacia el sur, el acueducto fue lentamente perdiendo su uso y llegó a desmantelarse de manera progresiva.

En la actualidad el acueducto serpentea por el Bulevar Liberación, rodeando los pasos desnivel y puentes, el reloj de Flores, y los jardines con fuentes de agua.

Gran parte del acueducto que se mantiene en pie se puede ver por el Zoológico La Aurora, por la entrada hacia la Avenida Hincapié que da a la Plaza Berlín, en el departamento Táctico del Ejército, y también por la salida y entrada al Aeropuerto La Aurora.

El Acueducto de Pinula ahora sirve como monumento por donde se puede pasar con el auto.

Por acuerdo del Ministerio de Educación, el 12 de junio de 1970 el acueducto fue declarado Monumento Histórico del Período Hispánico. A partir de 1986, los restos del montículo prehispánico y del acueducto colonial llegaron a ser protegidos legalmente por el Estado. Al Acueducto de Pinula también se le llegó a considerar la construcción prehispánica más grande de Mesoamérica por varios años.