22° GUATEMALA
18/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Migrantes
Migrantes
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Por qué importa que Irak haya recuperado Mosul, califato de EI

Allan Martinez
09 de julio, 2017

Hace tres años EI tomó el control de la ciudad de Mosul y fue aquí donde el grupo militante extremista proclamó su llamado “califato”. El anuncio fue hecho por el primer ministro iraquí Haider al-Abadi tras una cruenta batalla contra el autodenominado Estado Islámico (EI) que duró nueve meses.

En octubre de 2016 -y con apoyo aéreo de Estados Unidos y sus aliados- las tropas iraquíes iniciaron una campaña militar para liberar la ciudad.

A la lucha también se unieron combatientes kurdos, tribus árabe-sunitas y militantes chiitas. Según organizaciones de ayuda, unas 900.000 personas fueron desplazadas de la ciudad desde 2014, casi la mitad de la población que existía antes de la guerra. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Antes de la guerra Mosul, con sus casi 2 millones de habitantes, era una de las ciudades más diversas de Irak, con una población de árabes, kurdos, asirios, turcomanos y muchas otras minorías religiosas.

Era la rica capital petrolera de la provincia de Nínive, en el norte de Irak.

Pero en junio de 2014, la ciudad fue invadida por EI, y fue aquí donde el grupo extremista envió un mensaje que conmocionó al mundo. 

Pero cuando entraron a Mosul, entre 10.000 y 30.000 soldados y fuerzas de seguridad iraquíes depusieron sus armas y huyeron frente a lo que se calcula eran unos 800 extremistas.

Desde entonces, EI destrozó la autoridad del Estado en la región, estableció un régimen brutal que condujo a un éxodo masivo de habitantes e impuso su autoridad persiguiendo a minorías y matando a opositores.

¿Qué significa perder Mosul?

Su pérdida le arrebata a los islamistas muchas de sus principales rutas de abastecimiento desde Irak a Siria, donde el grupo también mantiene una fuerte presencia.

La pérdida de Mosul si bien es geográfica no va a debilitar al Estado Islámico. El grupo ha demostrado sus habilidades para reclutar seguidores y organizar ataques alrededor del mundo.

“Hay cada vez más evidencia de que EI se está transformando en una insurgencia de largo plazo en Irak y Siria, y también se está desarrollando como un movimiento de alcance mundial”.

“Por eso”, asegura el experto, “no debemos apresurarnos a declarar la derrota del grupo yihadista”.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR