Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Joe Biden confundió al presidente de Egipto con el de México

Durante una rueda de prensa, el presidente estadounidense confundió a AMLO con el presidente egipcio. Este incidente aumentó las dudas sobre su capacidad cognitiva.

Joe Biden confundió al presidente de Egipto con el de México (Fotografía: Perú 21)
Alicia Utrera
09 de febrero, 2024

Joe Biden, el presidente de Estados Unidos de 81 años, ha generado controversia tras confundir al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con su homólogo egipcio, Abdelfatah al-Sisi. Este error avivó el debate sobre la idoneidad de Biden para el cargo debido a sus recientes despistes y olvidos, poniendo en el foco sus capacidades cognitivas.

Lo que se debe saber. La confusión ocurrió en un momento delicado para Biden, justo cuando se defendía de las críticas sobre su estado mental y sus frecuentes lapsus.

  • Este último suceso ha tenido lugar en la Casa Blanca, durante una rueda de prensa en la que Biden intentaba disipar las dudas sobre su salud y capacidad para gobernar, asegurando estar en perfecto estado y ser plenamente consciente de sus acciones.
  • Sin embargo, este no es el único motivo de preocupación en torno a la figura de Biden. Recientemente, se han levantado cuestionamientos sobre su memoria y estado de salud tras una investigación relacionada con documentos oficiales de su época como vicepresidente encontrados en su residencia y oficina. Robert Hur, fiscal especial, ha insinuado que el presidente podría estar experimentando episodios de pérdida de memoria, evidenciando vacilaciones al recordar fechas importantes de su vida y carrera política.
  • La situación se agrava con las declaraciones de Biden ante los medios, donde afirmó conocer bien sus intenciones y capacidades, destacando su experiencia y conocimiento a pesar de su edad. Este incidente ha reavivado las especulaciones sobre su aptitud para el cargo, especialmente en un contexto de críticas y análisis sobre su rendimiento y la percepción pública de su figura presidencial.