20° GUATEMALA
03/07/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Matanza en Texas: Quién era Salvador Ramos, el asesino que actuó en solitario

Salvador Ramos vivía en un ambiente con tensión junto con su madre por los problemas económicos por las que atravesaban, además de una infancia marcada por el "bullying" o acoso escolar. 

Redacción
25 de mayo, 2022

Menos de 24 horas después de la matanza en Texas, EE. UU., las autoridades identificaron al asesino como Salvador Ramos y fueron revelándose testimonios de amigos y conocidos del joven de quien aseguraron que tartamudeaba. 

"Se reían de él en la escuela porque tartamudeaba y seseaba (pronunciaba la "z" o la "c" ante e, i)", se lee en varios medios internacionales que recogieron los testimonios. 

Vivía en un ambiente con tensión junto con su madre por los problemas económicos por las que atravesaban, además de una infancia marcada por el "bullying" o acoso escolar. Ello influyó para que viviera una adolescencia solitaria y violenta, como actuó en solitario para cometer la matanza. Aunque al momento del ataque llevaba chaleco antibalas, el joven fue abatido en el fuego cruzado con las autoridades.  Previo a asesinar a los 19 menores y dos maestras, hirió de gravedad a su abuela. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El peso del "bullying"

Ramos habría comprado el arma con la que cometió el ataque a mediados de mayo, poco después de alcanzar la mayoría de edad, lo que no impidió que la adquiriera legalmente.

Santos Valdez Jr. quien fue su amigo, explicó que se alejó de Salvador "cuando su comportamiento comenzó de deteriorarse". 

Específicamente, cuando se ausentaba durante semanas de clases de secundaria y en una ocasión apareció con cortes en el rostro que aparentemente hizo "por diversión". También pasaba el tiempo disparando pistolas de balines desde un automóvil o arrojando huevos. 

Tales comportamientos violentos hicieron que su compañía se volviera incomoda, aseguraron quienes lo conocieron. 

Otro joven que se identificó como uno de sus mejores amigos, aseguró que el acoso escolar presencial y virtual fue una dificultad para Ramos. 

"Le acosaban mucho", ha declarado al diario estadounidense The Washington Post para añadir: "Era dulce y simpático, solo le faltaba salir del caparazón".

Lo mismo opinó su prima Mia, quien mencionó el peso que ocasionó el "bullying". 

"Cuando se reían de él por su forma de hablar, primero se desentendía y luego le decía a su abuela que no quería ir a la escuela", dijo.

La pésima relación con su madre, consumidora de droga según el testimonio de varios vecinos, tampoco se lo puso fácil. El vecindario asistía con frecuencia a visitas policiales por la violencia que ejercía contra su progenitora. De hecho, se había ido a vivir con su abuela, a la que ha herido mortalmente, solo hace unos meses".

Fotografías y mensajes previos a la matanza

En sus redes sociales, el joven compartió imágenes de sus armas a través de su cuenta de Instagram @salv8dor_, cerrada minutos después de conocerse su identidad.

Las primeras investigaciones permitieron identificar conversaciones virtuales de Santos con la usuaria @epnupues, a quien etiquetó y mostró fotografías de sus rifles antes del tiroteo. La chica posteriormente compartió las imágenes de la conversación que mantuvo con él y luego su perfil apareció como privado. 

Eran dos armas AR-15 y con las que supuestamente cometió el ataque. 

¿Vas a repostear las fotos de armas que subí?”, le preguntó. "¿Qué tienen que ver tus armas conmigo?", contestó ella. Él insistió en que "debería estar ogullosa". "Estoy a punto de...", añadió él y luego ella enfatizó: "¿A punto de qué?. Te lo contaré, respondió el joven.

Al día siguiente, el día de la matanza continuaron los mensajes: "Te voy a escribir en una hora, pero tienes que responder. Es un secretito y te lo voy a contar. Ahora voy a salir a tomar aire”, finalmente escribió. 

Con información de El Mundo y elPeriódico.es

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER