16° GUATEMALA
07/10/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La temperatura del panorama en el Capitolio para el 2024

Poner fin a la agenda del Presidente es lo primero que harán los republicanos, porque presumiblemente eso es por lo que la gente votaría y si son la mayoría, detendrán lo que se está haciendo actualmente.

Melanie Müllers |
03 de mayo, 2022

Los republicanos, con las grandes posibilidades de tener la mayoría en la Cámara y el Senado, ya están evaluando su relación de gobierno con el presidente Joe Biden.

Con los demócratas en la cuerda floja en este momento, el Partido Republicano es cada vez, el más favorito para volver al poder en Washington cambiando la Cámara, y potencialmente también el Senado, en las próximas elecciones intermedias. Algunos republicanos están considerando formas de colaborar con Biden en temas de economía, energía y  tecnología, otros están preparados para mantener sus posturas mientras buscan el premio mayor de retomar la Casa Blanca en el 2024.

El expresidente Donald Trump seguirá tratando de influir en la dirección del partido, criticando a cualquier  líder republicano de la Cámara y del Senado, como a cualquier otra persona que se salga de la línea de su política.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Dada esa dinámica, no hay una agenda unificada para que los votantes examinen este otoño, aparte de un voto positivo o negativo sobre el historial de Biden y los demócratas del Congreso, los resultados de estas próximas elecciones se evidenciará la administración y el liderazgo demócrata en el Congreso.

Por ahora son los demócratas, que se encuentran en la cuerda floja en este momento en Washington, consumiendo el oxígeno del Capitolio mientras luchan por promulgar la agenda del actual Presidente. Pero las divisiones del Partido Republicano sobre si trabajar con Biden, incluso ahora de la minoría, se convertiría en el poder central de la nación si recupera parte o la totalidad del Congreso este otoño. Con esa victoria vendría el trabajo de ordenar la casa y de gobernar realmente, evitando como mínimo los incumplimientos crediticios y los cierres del gobierno.

Así como un trío de senadores conservadores una vez luchó contra el expresidente Barack Obama en todos los frentes, hay un grupo de republicanos en el Senado y la Cámara con ambiciones políticas nacionales que podrían obstaculizar cualquier intento de colaborar con el actual Presidente. Sin mencionar la multitud de republicanos desinteresados ​​en la presidencia que ya están indicando que presionarán para bloquear al actual Presidente en todo momento.

Poner fin a la agenda del Presidente es lo primero que harán los republicanos, porque presumiblemente eso es por lo que la gente votaría y si son la mayoría, detendrán lo que se está haciendo actualmente.

El comercio podría ser la única área potencial de futura cooperación con el actual Presidente, porque no creo que la gente vote por ellos para llegar y no hacer nada. Al tener un gobierno muy dividido el pueblo sabe que se tienen grandes diferencias y es posible que nadie pueda muever la bola como quisieran. Pero..¿Por qué no buscar las cosas en las que están de acuerdo y las hacen?.

Debemos recordar, que «Mitch» McConnell, como líder de la mayoría en el Senado durante los últimos dos años de la administración de Obama, impidió que el Presidente llenara una vacante en la Corte Suprema y redujo al mínimo otras confirmaciones judiciales. McConnell no es necesario que diga cómo manejaría una vacante en la Corte Suprema si surge una en 2023 o 2024, él controla el Senado y los demócratas están seguros de que tampoco dejaría ocupar una para el actual Presidente.

El panorama del Capitolio para el 2024 parece realmente prometedor para el Partido Republicano. Los demócratas deberán defender más escaños que los republicanos y debería ser un año excepcional para ellos. Ninguna de estas dinámicas muestra signos de cambio entre ahora y el 2024, ya sea que Trump desee regresar o no, los republicanos tienen potenciales candidatos que podrían representar a la multitud de “Make America Great Again”.

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER